Cine
Cultura 21/01/2021

'Algo bello que quedó atrás': ¿Cómo se le puede explicar la muerte a un niño?

El documental sigue durante un año niños que han perdido a un familiar próximo

María Adell Carmona
1 min
Fotograma d''Algo bello que quedó atrás'

'Algo bello que quedó atrás'

(3,5 estrellas)

Dirección y guion: Katrine Philp. 88 minutos. Dinamarca, 2020. Documental. Disponible en Filmin

Este documental premiado en el festival SxSW tiene una virtud que es también una limitación: su encomiable sencillez está construida a partir de un sistema de decisiones que se intuye riguroso, tanto que a veces echas de menos que la directora se salte lo que parece un conjunto de reglas tomadas a priori y se deje influir más por aquello que revela el rodaje. El tema es apasionante y conmovedor: el documental sigue durante un año a varios niños que han perdido a un familiar próximo –padres, madres – y que van a un centro especial donde les ayudan a gestionar el luto.

La directora Katrine Philp parece emular el documental Hold me tight, let me go, sobre una escuela especializada en niños considerados problemáticos, donde Kim Longinotto seguía las pautas de una aproximación estrictamente observacional al universo filmado. Como en el film de Longinotto, en el de Philp la cámara es invisible, las entrevistas escasas y los protagonistas exclusivamente los niños, y deja en el anonimato a las trabajadoras del centro. Al contrario de aquella película –de estética áspera y en la cual la realidad parecía irrumpir inesperadamente–, Algo bello que quedó atrás muestra un universo controlado, apoyado en una estilizada dirección de fotografía y un uso emotivo de la música. Es un film sobrio y delicado sobre un tema importante, pero a veces tienes la sensación que aquel tío joven, sobrepasado por tener que tener a su cargo a su sobrinito, podría haber tenido algo que explicar.

stats