Economia 10/12/2020

¿Se tendrá que deshacer de WhatsApp e Instagram? Cinco preguntas y respuestas sobre la gran demanda contra Facebook

Un grupo de más de 40 fiscales norteamericanos acusan a la compañía de haber construido un monopolio de las redes sociales

Paula Solanas Alfaro
4 min
Zuckerberg, en la seva compareixença davant del Senat nord-americà, l'abril del 2018

BarcelonaEl golpe judicial más contundente de la historia de Facebook ha tardado dieciséis años. La red social que nació de la ambición de un estudiante de Harvard que nunca se graduó se enfrenta ahora por primera vez a una acusación sin precedentes en los Estados Unidos. Un grupo de más de 40 fiscales presentaron ayer una demanda contra la compañía, a la cual acusan de mantener un "monopolio" a base de decisiones empresariales para aniquilar a la competencia.

¿Qué implica que se haya puesto en marcha este proceso?

Lo que anunció ayer la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, es el primer paso en firme después de una investigación por prácticas monopolítiscas que ya estaba en marcha desde 2019. Ahora estas sospechas se han materializado en forma de demanda conjunta de 48 fiscales generales (hay 50 estados) y la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU.

Estos reguladores federales y estatales hace más de dieciocho meses que analizan la compañía fundada por Mark Zuckerberg y finalmente han trasladado sus conclusiones a un tribunal de Washington. Esto implica que el caso queda en manos de la justicia y, en caso de que estime la demanda, tendrá que valorar si Facebook se ha convertido en un monopolio y, por lo tanto, si se lo tiene que obligar a hacer una reestructuración del negocio. El planteamiento es parecido al que ya se había debatido alrededor de empresas como Amazon, que cada vez lideran más negocios diferentes.

¿Qué empresas forman parte de Facebook?

La investigación se ha centrado principalmente en dos grandes operaciones que han contribuido de manera definitiva a convertir Facebook en un gigante de las redes. En 2012 la empresa compró Instagram por 1.000 millones de dólares, cuando esta plataforma tenía alrededor de 40 millones de usuarios. Actualmente –y a pesar de la creciente competencia de aplis como TikTok– tiene más de 1.000 millones y el año pasado aportó 20.000 millones de dólares en ingresos por publicidad, una cuarta parte de la facturación de Facebook.

La otra adquisición controvertida se produjo cuando la compañía compró WhatsApp dos años más tarde, en 2014, por casi 22.000 millones de dólares. Los más de 600 millones de usuarios únicos mensuales que tenía entonces la aplicación de mensajería se han convertido en más de 2.000. Además, Facebook cuenta con Facebook Messenger, su propia plataforma de mensajería instantánea, con más de 1.300 millones de usuarios. Es precisamente el volumen tan importante de internautas controlado por un mismo paraguas empresarial lo que preocupa a los reguladores norteamericanos.

¿Qué problema pueden presentar estas compras?

"Esta conducta causa daños a la competencia, deja a los consumidores con poco margen de opción para sus redes sociales personales y excluye a los anunciantes de los beneficios de la compañía", destacaba ayer la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU. en un comunicado. Así pues, lo que tendrán que demostrar los fiscales es que Facebook compró las dos plataformas mencionadas para eliminar la competencia de su camino de crecimiento sin freno. Además, tienen que conseguir justificar que sería más ventajoso para los consumidores que el grupo desinvirtiese en estos activos.

¿Es habitual que se investigue a grandes empresas tecnológicas en los EE.UU.?

En la última década, el poder de las redes sociales para dirigir la opinión pública y a la vez hacer negocio con los datos de los usuarios se ha hecho cada vez más evidente. Su irrupción cogió desprevenidos a los supervisores, pero en los últimos años han arrancado su particular cruzada para parar los excesos en la vigilancia de estas plataformas. Por ejemplo, este verano nos dejó la imagen inédita de los principales directivos de Google, Amazon, Facebook y Apple compareciendo en el Congreso de los EE.UU. para justificar, precisamente, la dimensión de sus negocios. En el caso de Jeff Bezos de Amazon (el hombre más rico del mundo), era la primera vez que testificaba en la cámara.

¿Por qué otros temas se ha investigado a Facebook?

Uno de los casos más destacados fue la investigación a Facebook por el escándalo de Cambrigde Analytica, después de que se recogieran datos de usuarios para finalidades políticas durante la campaña de las elecciones presidenciales en los EE.UU. de 2016, que ganó Donald Trump. La investigación se resolvió el verano pasado con una multa de 5.000 millones de dólares de la Comisión Federal de Comercio de los EE.UU. Aún así, esta nueva demanda contra la empresa significa un paso más en las investigaciones sobre Facebook, porque ahora también se lo acusa de impedir la libre competencia y no solo de vulnerar la intimidad de los usuarios.

stats