Economia 22/01/2021

2020 recorta las subidas de sueldos pero mejora el poder adquisitivo de los trabajadores

Un directivo continúa cobrando más de tres veces por encima de un empleado raso

Paula Clemente
3 min
Més d'un milió d'espanyols treballen en la constructie i tornen avui a la feina

BarcelonaTodavía no está del todo claro que sea consecuencia directa de la pandemia, pero los sueldos han subido de media un 1% en 2020, mientras que en 2019 el incremento fue del 3,3%. Los directivos españoles ganaron de media 86.200 euros brutos anuales del año pasado, los cargos intermedios 43.000 y los empleados rasos 23.500 euros. Es decir, cerca de 125 euros más al mes que en 2019 los primeros, un incremento de 10 euros los segundos y 23 euros más los terceros.

Según los datos que presentaron ayer la consultora ICSA y la escuela de negocios Eada (que llegan solo hasta agosto de 2020) esta mala noticia sobre el frenazo en el crecimiento salarial está compensada por un incremento del poder adquisitivo. Con nivel mínimo de inflación, indican, hay más distancia entre lo que gana un trabajador y el coste de la vida.

El informe observa los incrementos salariales y la inflación acumulada de los últimos catorce años y concluye que los directivos ganaban en 2020 un 25,5% más que en 2007, los cargos intermedios un 23,7% más y los empleados rasos un 20,1 % más. El índice de precios de consumo (IPC) ha crecido un 16,7% desde entonces. Así, en el caso de los directivos hay un margen de 8,8 puntos entre lo que crece el empleo y los precios de los principales bienes o servicios; en el caso de los cargos intermedios esta misma diferencia es de 7 puntos, y para los empleados rasos es de 3,4 puntos. El año anterior esta distancia era de 5,9 puntos en los dos primeros estamentos empresariales y de 1,2 en el último.

Pero los datos evidencian también que la situación de los altos cargos avanza a mejor ritmo que la de los trabajadores en un nivel inferior dentro de la empresa. En concreto, un alto directivo cobra de media 5.200 euros brutos al mes más que un empleado raso, es decir, unos 100 euros más que la cantidad que le distanciaba de sus empleados en 2019.

"La situación antes de este año, desde el punto de vista de los sueldos, no era positiva -resumió Jordi Assens, docente de Eada-. Desde 2008, cuando hubo una crisis durísima, pasamos a la crisis del covid-19, con una situación de endeudamiento del país muy grande y de sueldos que apenas se estaban recuperando". La situación a partir de ahí, dijo, es muy incierta, aunque su previsión es que los datos de 2021 recogerán el impacto directo de la pandemia y muy probablemente se traducirán en bajadas de sueldo.

Clasificando todos estos datos en función de la dimensión de las empresas, el panorama cambia un poco. Los directivos de las pequeñas empresas, por ejemplo, cobraban un 0,9% menos en 2020 que en 2019, y eran los empleados rasos en las medianas y grandes empresas los que notaban los incrementos salariales más pronunciados, de un 3,4% y un 3,1% respectivamente. Esto "puede explicarse por dos razones: la pequeña empresa está tecnológicamente menos avanzada, ha incorporado menos tecnología punta, y son las medianas y grandes empresas las que crean y producen productos y servicios de alto valor añadido", indicó en este caso Ernesto Poveda, presidente ejecutivo del grupo ICSA. "La pequeña es menos resiliente, menos productiva; es normal que los sueldos aquí sean más bajos", añadió Jordi Assens.

En el podio de las autonomías donde más se cobra

En Catalunya la situación es bastante representativa de lo que ocurre en España. Aquí un alto directivo cobró el año pasado de media 88.450 euros anuales brutos, 146 euros más al mes que en 2019, un aumento del 2%. A su vez, los cargos intermedios ganaron 44.105 euros, cerca de 17 euros más al mes (+ 0,4%). Y un empleado raso percibió 24.323 euros anuales de media, 45 euros más al mes (+ 2,2%).

En general son incrementos notablemente inferiores a los de 2019, excepto en el caso de los empleados rasos, donde hay una diferencia de décimas. De nuevo, si la distancia salarial entre el rango más alto y el más bajo de la empresa era de 5.200 euros entonces, en los últimos datos disponibles, los de 2020, la diferencia es algo superior y se sitúa en los 5.300 euros mensuales.

Catalunya es, siempre por detrás de Madrid, la segunda comunidad donde más bien se pagan los directivos y los cargos intermedios, y la tercera en el caso de los empleados rasos. Se retribuye, de media y en este orden, un 2,5%, un 2,4% y un 3,3% por encima de la media estatal.

En cuanto a los sectores, trabajos mejor pagados (como ya ocurría otros años) son el sector de la banca y las finanzas y, cada vez más, en el sector de la construcción, que es el sector donde se paga más bien a empleados rasos: 27.818 euros de media en toda España.

stats