Economia 11/12/2020

La vacuna contra el covid hace crecer el optimismo del Banco de España

La entidad estima una caída del PIB del 11,6% el 2020 y un repunte de hasta el 8,6% el año que viene

Núria Rius Montaner
3 min
La vacuna contra el covid aixeca l'optimisme del Banc d'Espanya

MadridLas expectativas de que una gran parte de la población pueda estar vacunada contra el coronavirus a mediados del año que viene y la llegada de los fondos europeos antipandemia no han pasado desapercibidos para el Banco de España. El organismo ha presentado este viernes sus previsiones macroeconómicas para el periodo 2020-2023, que mejoran en comparación con las estimaciones presentadas en septiembre precisamente por estos dos ingredientes.

Por un lado, el organismo supervisor apunta a una caída menos fuerte del PIB este 2020, en concreto de entre un 10,7% y un 11,6%. Hace tres meses, cuando todavía no se conocían los adelantos de la vacuna, la entidad llegó a pronosticar una caída de la economía de hasta el 12,6%. Esta mejora también se traslada al año que viene, cuando el Banco de España apunta a un repunte de la economía de hasta el 8,6%, teniendo en cuenta que empezará a circular la aportación de los fondos europeos -finalmente desbloqueados-, que el organismo calcula que significarán 1,3 puntos porcentuales del total del crecimiento. Aun así, es una cifra más baja de la que plantea el gobierno español (2,6 puntos), que el Banco de España este jueves ha vuelto a tildar "de optimista".

A pesar de que esta es una crisis marcada por las incertidumbres (por lo tanto, hacer proyecciones de futuro no ha sido fácil para ningún organismo internacional), el Banco de España estima para el 2022 un crecimiento de hasta un 4,8%, y en el escenario más pesimista solo un repunte de hasta el 3,9% (una cifra hasta dos puntos mejor que la planteada en el mes de septiembre, cuando en el peor de los casos preveía un crecimiento de solo el 1,9%). Esta variación de cifras, aún así, no es nueva. El organismo supervisor siempre ha planteado diferentes escenarios (optimista, central y pesimista), y por eso hay cifras más positivas o más negativas teniendo en cuenta la evolución sanitaria de la pandemia. Finalmente, como ya ha apuntado en anteriores ocasiones, hasta mediados del 2023 no tendremos una situación económica similar a la de la prepandèmia.

Un mercado laboral golpeado

Con todo, el mercado laboral español (que todavía arrastraba las consecuencias de la anterior crisis con un elevado desempleo juvenil, así como una tasa de temporalidad alta) saldrá de la crisis especialmente debilitado. El Banco de España ha advertido que la crisis dejará "efectos persistentes" sobre la actividad económica y un impacto negativo sobre la fuerza de trabajo. A pesar de los estímulos aprobados por el gobierno español, como por ejemplo los expedientes de regulación temporal de ocupación (ERTO) o las líneas de ayudas a empresas y autónomos a través del ICO, la tasa de desempleados de larga duración se incrementará. Según las estimaciones del Banco de España, la tasa de desempleo para este 2020 puede llegar al 16,2% y aumentar hasta el 20,5% en 2021.

"A pesar de la contundencia de las medidas, habrá puestos de trabajo que no superarán la crisis y que darán lugar a un aumento del desempleo de larga duración", ha insistido el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce. De hecho, el mismo organismo avisaba hace dos semanas que s de la mitad de las empresas (50,6%) han destruido puestos de trabajo desde enero hasta octubre, un porcentaje 14 puntos superior al registrado un año antes.

En cuanto al impacto sobre las empresas y su solvencia, el Banco de España ha vuelto a recordar que las medidas hasta ahora aprobadas no serán suficientes para impedir que muchas empresas se vean obligadas a cerrar. "Las medidas no evitarán que, según el escenario, en algunos casos se materialicen situaciones de quiebra", ha alertado Arce.

stats