Internacional 12/10/2021

Bruselas anuncia un paquete de 1.000 M€ para Afganistán y los países vecinos

Una reunión del G-20 debate las vías para hacer llegar ayuda humanitaria a los afganos

2 min
La presidenta de la Comisión  Europea, Ursula Von der Leyen.

BruselasLa Unión Europea ya dejó claro que optaría por buscar formas para que los países fronterizos de Afganistán acogieran a los refugiados afganos que quieren huir del país después de que los talibanes lograran el control de Kabul. En este contexto, y en el marco de una reunión del G-20 para abordar la cuestión, este miércoles la Comisión Europea ha anunciado un paquete de hasta 1.000 millones de euros de ayudas tanto para Afganistán como para sus países vecinos.

El paquete incluye 300 millones en ayuda humanitaria que ya estaba acordada y que se destina, por ejemplo, a vacunación o acogida. Se canalizará a través de las organizaciones internacionales que trabajan en el territorio, según el comunicado que ha emitido Bruselas. Así pues, la novedad es el resto del dinero, que suponen fondos adicionales que van directamente destinados a los países vecinos de la zona, los primeros en "dar seguridad" a los afganos que han huido del país, en palabras literales de la Comisión Europea. Se trata de destinar la mayoría del dinero a la zona en la línea de las intenciones ya anunciadas por la UE de intentar mantener a los refugiados en aquella región para evitar su llegada a fronteras europeas.

"Tenemos que hacer todo lo posible para evitar un colapso humanitario y socioeconómico más grande en Afganistán. Tenemos que hacerlo rápidamente. Hemos sido claros con las condiciones que ponemos para relacionarnos con las autoridades afganas, incluido el respeto por los derechos humanos. Hasta ahora, los informes hablan por si solos, pero los afganos no tienen que pagar el precio de las acciones de los talibanes, por eso el paquete de apoyo es para los afganos y los países de la región que han sido los primeros en dar ayuda", ha dicho la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El anuncio llegaba durante el transcurso de una reunión del G-20 convocada, de forma virtual, por el presidente italiano, Mario Draghi, para abordar la crisis generada por la victoria de los talibanes en Afganistán y buscar la forma de hacer llegar ayuda humanitaria a la población afgana. Agencias de ayuda internacional y ONGs reclaman al G-20 medidas urgentes para evitar una catástrofe humanitaria. Según Unicef, en Afganistán "hay un millón de niños con malnutrición grave que corren el riesgo de morir". Y la ayuda es indispensable no solo en los países vecinos sino en el interior mismo de Afganistán, donde "el sistema sanitario se está hundiendo; faltan equipos, medicamentos, personal y recursos adecuados", decía la agencia de la ONU. Pero el control total de los talibanes dificulta la llegada de ayuda financiera al país.

stats