ELECCIONS BARÇA
Misc 17/01/2021

El maratón hacia las elecciones empieza a fatigar al socio del Barça

El aplazamiento de los comicios se ve con buenos ojos siempre que garantice una alta participación

Laia Bonals
3 min
Un aficionat passa fred a les portes del Camp Nou

BarcelonaEl aplazamiento de las elecciones del Barça ha trastocado la agenda de los próximos dos meses. Con la campaña electoral en principio suspendida, los candidatos han empezado a formar parte de las decisiones del club a partir de reuniones, como las de viernes, donde se tomarán las decisiones inmediatas necesarias para la entidad. El cambio de fecha ha sido bien recibido por las personalidades del entorno azulgrana con las cuales el ARA ha podido hablar, a pesar de que lo han aceptado con cierta resignación.

"Lo primero es la salud de las personas y el Barça tiene un porcentaje muy alto de socios más mayores de sesenta años", explica Pilar Guinovart, ex directiva del área social de la entidad en tiempo de Sandro Rosell. "Me parece correcto que hayan aplazado las elecciones. La situación en la que estamos, ya no solo en el Barça sino en todo el país, es muy complicada. Para unas elecciones hay que dar las máximas facilidades para que todo el mundo pueda votar y estas circunstancias no se daban para el día 24", dice Joan Gaspart, expresidente del club azulgrana (2000-2003).

Garantir la participación, la preocupación más grande

Desde el inicio del camino hacia las urnas, la Confederació Mundial de Penyes ha reiterado a la junta electoral la necesidad de garantizar la salud de los votantes. "Siempre hemos pedido que se pudiera ejercer el derecho al voto con seguridad para que hubiera una amplia participación y no hubiera ninguna restricción que impidiera poder ir votar", dice Antoni Guil, presidente del organismo. La búsqueda de mecanismos alternativos como el voto por correo o el voto telemático, iniciativas reclamadas muy a menudo por el candidato Víctor Font, también fue puesta sobre la mesa en estas conversaciones.

"En el momento en el que estamos todo es trampear. Hace falta que la gente se siente y mire un poco desde un punto de vista realista, sin intereses electorales, lo que sea mejor para el club", reflexiona Jordi Mestre, ex vicepresidente deportivo en la época de Bartomeu, sobre el proceso electoral en el cual desembocó la moción de censura. "Los que promovieron el voto de censura se vieron muy valientes y muy contrarios a la gestión de Bartomeu. Y mira ahora, les ha salido el tiro por la culata. Las elecciones prácticamente se harán a la misma fecha que si se hubiera alargado el mandato de la junta saliente", añade.

Las repercusiones del aplazamiento son meridianas. "Al club le afecta mucho, porque tiene que tomar decisiones inmediatas en todo y ahora mismo tenemos una gestora que no puede tomarlas. El Barça tiene un problema económico grave que alguien tiene que resolver. La confianza que puede tener cualquier banco, inversor o promotor en un nuevo presidente no es la misma que pueden tener en una junta gestora", dice Jaume Feliu, presidente del comité de empresa del Barça. "Tusquets tiene un poder reducido. Su función única era convocar las elecciones. No puede fichar, comprar, no puede tomar grandes decisiones, no puede hacer nada. Para eso se necesita un presidente cuanto antes, mejor", concluye.

Una situación límite

No comparte este punto de vista el expresidente Gaspart, que cree que no hay ninguna medida que se tenga que tomar de manera inminente que no se pueda decidir en las reuniones "semanales" entre la comisión gestora y los tres aspirantes –Laporta, Freixa y Font– que, según él, se tendrían que convocar. "No es cierto que la situación actual perjudique al Barça. Sí que es cierto que es mejor tener un presidente con su junta, y que el club pueda funcionar de manera normal, pero la situación excepcional en la que nos encontramos reclama soluciones excepcionales".

Quedan 50 días hasta el 7 de marzo, la fecha propuesta para los comicios, un tiempo en que se tendrán que consensuar grandes acuerdos para garantizar el futuro del Barça. "Es vital que en las reuniones que se hagan los candidatos se saquen el sombrero de candidato y asuman el del papel de la gestora", dice Oriol Giralt, promotor del voto de censura contra Joan Laporta en 2008. A pesar de la seguridad mostrada por los aspirantes sobre la cobertura legal de los comicios, el abogado manifiesta sus dudas. "Se pueden dar impugnaciones del proceso, por supuesto. Entramos en una dimensión absolutamente desconocida", admite Giralt, que estará pendiente de la revisión de la normativa que hará falta por parte de la Generalitat para que la votación pueda incluir el voto por correo, hecho insólito hasta ahora en los comicios azulgranas.

stats