Misc 13/04/2020

El tribunal de los Mossos sigue trabajando en la sentencia durante el confinamiento

Las conclusiones del juicio contra Trapero y la excúpula del cuerpo, más cerca

Ernesto Ekaizer
3 min
La Fiscalia obre la porta a una sentència  per desobediència contra Trapero

MadridEl lunes 13 de abril se cumplió un mes desde la suspensión del juicio oral al mayor Josep Lluís Trapero, los ex-altos cargos de Interior de la Generalitat, Cèsar Puig y Pere Soler (por delito de rebelión con pena de 11 años de prisión e inhabilitación) y la intendente Teresa Laplana (cuatro años de cárcel por sedición e inhabilitación durante cinco años). Este miércoles, día 15, se espera en la sede de la Audiencia Nacional a la presidenta de su sala de lo Penal, Concepción Espejel, circunstancia en la que, tras el mayor dinamismo y mayor actividad aprobados ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se podrían conocer decisiones de normalización sobre ciertos juicios, entre ellos el de Trapero. Precisamente, el acuerdo alcanzado por la Comisión Permanente del CGPJ establece este miércoles 15 como fecha para dejar sin efecto la limitación de escritos telemáticos a través del sistema Lexnet.

El juicio oral contra Trapero acabó la valoración de la prueba testifical y documental el 10 de marzo de 2020. El tribunal dispuso que el único tema pendiente, el informe de conclusiones definitivas de la Fiscalía, se expusiera el lunes 16 de marzo, pero el 12 de marzo cursó instrucciones para que, ante la situación del coronavirus, la vista se celebrase por videoconferencia entre la Audiencia Nacional y el Palacio de Justicia de Barcelona. El día 13 de marzo, finalmente, se decidió, tras las instrucciones del CGPJ, suspender todas las actividades.

Pero la Fiscalía de la Audiencia Nacional sí elaboró su informe de conclusiones definitivas para tenerlo listo el 16 de marzo. El fiscal jefe, Jesús Alonso, pudo intercambiar, según informaron fuentes judiciales a ARA, sus puntos de vista con la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. La Fiscalía de la Audiencia Nacional modificaba, tal como ya lo había insinuado al comienzo del juicio, el 20 de febrero, la calificación de rebelión por la sedición, en línea con la sentencia del Tribunal Supremo del 14 de octubre de 2019. Pero no solo eso: decidió introducir una calificación alternativa ofreciendo al tribunal la opción de condenar por un delito de desobediencia, sin pena de prisión; también propone, según fuentes judiciales, absolver a alguno de los acusados.

En la nueva fase de mayor actividad judicial que se abrirá a partir de este miércoles 15 de abril, pues, se retomará la idea de celebrar la sesión de conclusiones definitivas a través de videoconferencia.

El tribunal ha trabajado en confinamiento

Este mes transcurrido, empero, no ha sido un tiempo muerto. Tanto el magistrado ponente, Ramón Sáez, como los magistrados Francisco Vieira y Concepción Espejel -presidenta a su vez del tribunal-, han aprovechado para trabajar sus notas personales respectivas sobre la prueba testifical y documental expuesta en el juicio.

El tribunal se enfrenta a una opción relevante: mantenerse en el campo de la sentencia del Supremo según la cual Trapero llevó a los Mossos a una conducta cómplice con la sedición del referéndum del 1 de octubre de 2017 -aparentando obedecer las órdenes judiciales para, después, incumplirlas- o apartarse de dicha interpretación mediante una sentencia por desobediencia a las instrucciones del fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y de la juez Mercedes Armas.

Las fuentes consultadas señalan que el ponente Ramón Sáez no elaborará una sentencia condenatoria con el delito de sedición. La desobediencia podría favorecer la unanimidad. Por tanto, si los otros dos integrantes del tribunal -Vieira y Espejel- avalan la sedición, configurando una mayoría, Sáez tendrá que abandonar la ponencia, que pasaría a cualquiera de los otros dos magistrados, aunque las fuentes señalan que muy probablemente pasaría a Vieira.

stats