Opinión 16/11/2020

El análisis de Antoni Bassas: "Bolsos de mano, chaquetas políticas y estados de ánimo"

Los partidos parece que no tengan en cuenta el estado de ánimo ciudadano en el que caen sus mensajes. Como si fuéramos nosotros los que nos tuviéramos que adaptar su estado de ánimo y no al revés

3 min

Hola, ¿cómo están?

Hoy estamos explicando que en el Parlamento Europeo empieza a tramitarse el suplicatorio de los eurodiputados Puigdemont, Ponsatí y Comín. Ante todo, es importante recordar que la decisión no se tomará hoy, al contrario, que tardará cuatro meses, aproximadamente, y que, por lo tanto, iremos a las elecciones de febrero sin que se haya resuelto si el president y los consellers pierden la inmunidad y pueden ser juzgados en España.

Esto dará mucho tumbos, porque, aunque la mayoría de suplicatorios se conceden, el equipo legal de los eurodiputados tiene muchos argumentos legales a su alcance y puede llegar a llevar el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Los 1.000 días de prisión de los presos políticos y la suerte de los exiliados sigue marcando la vida del país, pero es evidente que ya no estamos en la misma página del libro que en otoño de 2017, y que el covid-19 lo ha cambiado todo y que incluso el votante independentista ve con disgusto, como mínimo, la actuación del Govern que toma medidas comprensibles pero impopulares, que se equivoca como con los autónomos la semana pasada y que está formado por dos partidos capaces de ofrecer imágenes como la de Rufián el otro día en el Congreso refiriéndose a los bolsos de mano o a las chaquetas de Laura Borràs. Los partidos tienen encuestas, intereses, estilos, maneras de hacer personales, no lo dudo, pero parece que no tengan en cuenta el estado de ánimo ciudadano en el que caen sus mensajes. Como si fuéramos nosotros los que nos tuviéramos que adaptar su estado de ánimo y no al revés. Como si una buena parte de la sociedad catalana no hubiera hecho junta un camino muy importante que no dependía de los partidos, y ahora no importara. Y miren cómo estamos: “El rebrote de coronavirus provoca una segunda oleada de pobreza”. Y aumenta la presión policial en los desalojos. Los Mossos aseguran que los dispositivos se hacen “por orden de los jueces”.

En este sentido, que el viernes el mayor Trapero volviera a la cúpula de los Mossos es una señal de estabilidad y de fortaleza de las instituciones catalanas, en un momento en el que no vamos sobrados de ello.

Y, finalmente, antes de acabar este análisis de hoy, quiero que sepan una noticia de fuente directa:

Hoy anuncio en rueda de prensa que me integro en el proyecto de Víctor Font a la presidencia del Barça. A efectos prácticos esto significa que seguiré haciendo este análisis cada día, y que escribiré mi pequeño billete de la página 2 del diario, pero que dejaré otras responsabilidades. De forma que nos veremos aquí cada día.

Me gustaría remarcar que este es un proyecto personal mío, no del diario, y es importante separar el precandidato a la presidencia del Barça Víctor Font del accionista del ARA Víctor Font. De hecho, siempre ha sido así, esta separación: yo traje a Víctor al diario en verano de 2010, cuando buscábamos capital para arrancar, pero nunca, nunca, este diario, sus periodistas, sus dos direcciones, han favorecido los intereses de uno de los propietarios, porque esto estaba en el acuerdo fundacional del ARA y siempre se ha respetado. Y si hasta ahora siempre se ha respetado, a partir de ahora con más motivo.

En cuanto a mí, el Barça atraviesa toda mi vida. Miro atrás y siempre ha ocupado un espacio en mi vida. Me gustaría contribuir a una campaña serena y que el Barça ofreciera a la sociedad catalana y al mundo una imagen adulta. Y esto es lo que les quería decir.

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos, para los exiliados, y que tengamos un buen día. Y hasta mañana.

stats