Opinión 11/01/2021

El análisis de Antoni Bassas: "¿Hay que suspender las elecciones?"

El voto por correo es de una gran ayuda, pero no asegura el derecho al sufragio de todo el mundo. ¿Qué pasa si has dado positivo a partir del 4 de febrero, cuando ya no puedes votar por correo y no puedes ir hasta la urna porque eres positivo?

3 min

Esta semana que empieza hoy nos puede traer una noticia muy importante: la suspensión de las elecciones del 14 de febrero. ¿Cuándo lo sabremos? Pues después de la próxima reunión del Procicat, prevista para finales de esta semana, justo cuando faltará un mes para la fecha de los comicios.

En la comunidad epidemiológica y sanitaria en general hay mucha preocupación por la situación de la pandemia en Catalunya.

Por ejemplo, la doctora Magda Campins, jefa de medicina preventiva y epidemiología del Hospital Vall d'Hebron, declaró el sábado en el FAQS de TV3 que "no es responsable mantener el 14 de febrero como fecha para celebrar las elecciones". "Estaremos peor", dijo.

Según el último balance del departamento de Salut, hay 2.356 personas ingresadas en los hospitales catalanes. En las UCI hay 458 pacientes críticos. En la última semana han muerto 288 personas. La semana que pasamos del 2020 al 2021 se detectaron 18.822 positivos, un 36% más de los acumulados la semana anterior. Y Salud ha confirmado que el día 6 de enero por la noche se detectó el primer caso de una persona contagiada con la variante británica del covid-19. Se trata de una persona que vive en Catalunya y que se había desplazado al Reino Unido.

En resumen, que hay miedo de la saturación de los centros de asistencia primaria y de los hospitales, sobre todo de las UCI, y del peligro que queden sin atender pacientes con patologías no urgentes hoy pero que si no se van tratando pueden acabar siendo urgentes.

El próximo viernes, con el pronunciamiento del Procicat, el Govern y la mesa de partidos tendrán que decidir si mantienen la fecha del 14 de febrero y, si aplazaran las elecciones, poner una nueva fecha que, lógicamente, tendría que ser al menos un mes o un mes y medio más tarde, como mínimo.

De momento, los preparativos para las elecciones continúan. Hoy mismo en el ARA publicamos una inserción publicitaria en la que, ante la situación sanitaria, se recomienda solicitar el voto por correo, hasta el 4 de febrero. Es la misma recomendación que hizo el doctor Argimon hace unos días: votar por correo. (Y, por cierto, votar por correo sin miedo a un pucherazo.)

Pero, a pesar de que el voto por correo es de una gran ayuda, no asegura el derecho al sufragio de todo el mundo. Cada día miles de personas dan positivo por covid-19 y, lógicamente, no pueden salir de casa. ¿Qué pasa si has dado positivo a partir del 4 de febrero, cuando ya no puedes votar por correo y no puedes ir hasta la urna porque eres positivo? Por lo tanto, la decisión que se tome depende de la situación epidemiológica, pero también tiene que tener en cuenta los problemas jurídicos derivados de la necesidad de asegurar el derecho a voto a todo el mundo. Todos estos problemas estarían arreglados si pudiéramos votar electrónicamente. Estamos en el siglo XXI, en el 2021, concretamente, pero la opción del voto electrónico parece lejana.

Hasta ahora, los partidos querían hacer las elecciones el 14 de febrero. Piensen que no tenemos president y el Parlament está disuelto. No es conveniente continuar en esta provisionalidad. Pero ahora está el cálculo de cada cual. Y aquí es donde parece que el PSC tiene prisa por capitalizar el efecto Salvador Illa y llevar a las urnas el impacto que ha supuesto su candidatura. Todo ello es un laberinto. Pero se trata de no estar peor de lo que estamos.

Nuestro reconocimiento para los que trabajan en primera línea, un recuerdo para los que sufren, para los presos políticos, para los exiliados, y que tengamos un buen día.

stats