Bondia
Opinión 10/01/2021

Con afecto, para Lluís y Albert

Antoni Bassas
1 min

LA NEVADA de estos días ha hundido el tejado de LaFinal, edificio señorial que preside la plaza Catalunya de Porrera, donde la bodega Vall Llach tiene las tinas, la maquinaria y los vinos de las últimas añadas. En condiciones normales, estos vinos ya no estarían, sino que habrían sido exportados a los Estados Unidos, pero la pandemia también ha afectado al comercio internacional. En estas horas en que las adversidades parecen encadenarse, nos es más importante que nunca expresar y practicar la solidaridad los unos con los otros. Deseamos a los amigos Lluís Llach y Albert Costa que más pronto que tarde se hagan realidad los versos de Martí y Pol, tan gratos en la bodega porrerenca: "Dia vindrà que algú beurà a mans plenes l’aigua de llum que brolli de les pedres d’aquest temps nou que ara esculpim nosaltres" (“Dia vendrá que alguien beberá a manos llenas el agua de luz que brote de las piedras de este tiempo nuevo que ahora esculpimos nosotros”).

stats