Política 24/01/2021

Aragonès insiste en el aplazamiento del 14-F para evitar "sospechas de ilegitimidad"

A pesar de todo defiende que si los comicios son el 14-F se podrá votar con "seguridad"

ARA
2 min
Pere Aragonès en una fotografía de archivo
Disponible en:

BarcelonaLas elecciones serán con toda probabilidad el 14 de febrero, pero los defensores del aplazamiento al 30 de mayo siguen batallando. Este domingo, el vicepresidente del Govern y candidato de ERC, Pere Aragonès, ha insistido en que el mejor escenario sería posponer la fecha electoral y lo ha vinculado a la legitimidad de los comicios. "La mejor manera de evitar sospechas de ilegitimidad sobre el 14-F es posponerlas", ha dicho en una entrevista con El País.

Así, el vicepresidente, a pesar de que ha afirmado que el Govern está preparado para el 14-F y que ha hecho "todo el trabajo necesario desde el punto de vista logístico y con el aval de los expertos", ha advertido de que la situación podría complicarse. "Las medidas pueden ser insuficientes si las condiciones sanitarias son extremadamente duras, y lo son", ha dicho. Según él, mantener la fecha "puede afectar al nivel de participación" y ha reprochado a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que en el escrito con el que frenaron el aplazamiento "defienden razones de oportunidad política y no tanto la cuestión jurídica".

El vicepresidente con funciones de presidente ha dicho que el ejecutivo "aplicará todos los protocolos" y que los miembros de las meses electorales estarán protegidos si finalmente se mantienen los comicios el 14-F, pero ha insistido en que "la mejor garantía es aplazar las elecciones". Según ha dicho, sin embargo, sería "temerario" querer marcar porcentajes mínimos de participación para los comicios si finalmente son el 14 de febrero, y ha remarcado que hay que fomentar el voto, especialmente por correo. Además, ha lamentado "el evidente el interés socialista en mantener las elecciones".

Política de pactos

Aragonès también ha reflexionado sobre la política de pactos que tendrá que seguir su partido, puesto que ninguna lista conseguirá la mayoría absoluta la noche electoral. ERC ha tenido muchas discrepancias esta legislatura con JxCat, pero considera inevitable volver a pactar. "No estamos en política para hacer lo que nos apetezca, sino lo que es más útil para los ciudadanos de Catalunya. Hay opciones de construir un futuro para este país, esto es lo que me apetece", ha resuelto. También ha insistido en sumar al ejecutivo a la CUP y los comunes.

stats