Partidos políticos
Política 15/10/2021

Las claves del congreso más plácido del PSOE de Sánchez

El presidente español refuerza el hilo gobierno-PSOE con un nuevo ciclo electoral en el horizonte

6 min
El líder  socialista, Pedro Sánchez, preside la foto de familia con 'barones' y ministros del PSOE, a la Feria de Valencia

ValenciaPedro Sánchez culmina la cuadratura del círculo este fin de semana con el 40º congreso del PSOE en Valencia, del que tiene que salir una nueva dirección y el ideario renovado, después de una remodelación inédita del gobierno español y con el horizonte del ciclo electoral que empezará en 2023. Será un cónclave plácido para el presidente español si se compara con el de 2017, en el que defenestró a la oposición liderada por la andaluza Susana Díaz, a la que había vencido un mes antes en las primarias. El líder del PSOE afronta el congreso con espíritu de "unidad", tal como ha manifestado este jueves en una entrevista en La Sexta, cosa que podrá reflejar reuniendo en una misma mesa a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. Eso sí, volverá a aparecer el rumor interno de que reclama más ambición en el proyecto federal y la apuesta republicana.

Nueva dirección

Adriana Lastra y Santos Cerdán, pesos pesados de la cúpula

El domingo el millar de delegados del congreso votarán una nueva dirección, encabezada por Sánchez como secretario general. A la cita se llega con bastantes pistas de la remodelación de la ejecutiva. Adriana Lastra, liberada del cargo de portavoz en el Congreso de Diputados, se mantendrá como vice secretaria general y hará tándem con Santos Cerdán, que después de la salida de José Luis Ábalos del aparato del partido en julio ya asumió las riendas de la secretaría de organización. Cristina Narbona repetirá como presidenta del partido, pero la nueva dirección también supondrá cambios. Por ejemplo, el delegado del gobierno español en Castilla-La Mancha, Javier Izquierdo, será el nuevo responsable de acción electoral, unas funciones que ejercía hasta ahora Francisco Salazar, uno de los miembros del núcleo de Sánchez en la Moncloa antes de la remodelación del gobierno español.

También se espera la entrada de Llanos Castellanos en la cúpula como responsable de justicia y relaciones institucionales. Será una persona clave del organigrama porque compaginará este cargo con el de directora adjunta del gabinete de la Presidencia del gobierno español, encabezado por Óscar López, un hombre de partido que ha relevado a Iván Redondo –independiente– como estratega en la Moncloa. El proceso orgánico de este fin de semana, de hecho, configurará una conexión más estrecha entre el ejecutivo y la formación, malograda los últimos años por el poder de Redondo.

Entre las novedades también está la incorporación del líder andaluz, Juan Espadas –rival de Díaz en la federación–, como presidente del consejo de política federal, y el hasta ahora responsable de esta tarea, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, se encargará del área de política autonómica. Habrá que ver si se dará entrada a algún ministro y cómo queda la representación del PSC en la cúpula del partido. Los cambios en el PSOE y en el gobierno español son una muestra de savia nueva en posiciones de alta responsabilidad que marcan una nueva etapa en la formación, que ha escogido el lema Avanzamos para este 40º congreso.

Monarquia o república

Las federaciones piden contundencia contra Juan Carlos I

Si en la votación de la nueva cúpula no se espera una gran discrepancia interna –en 2017 un 30% votaron en blanco–, la principal dosis de crítica recaerá en el ideario. El debate sobre monarquía o república volverá a aflorar y lo más probable es que la dirección procure salvar las enmiendas a puerta cerrada el sábado para que no lleguen al plenario. Esta vez, sin embargo, el descrédito de la institución monárquica se ha agravado con la fuga de Juan Carlos I a raíz de sus escándalos.

Con previsión, el jueves Sánchez lanzó un mensaje en la entrevista en La Sexta: "Creo que sí. Sería conveniente que el emérito dijera cuál es su opinión sobre estos hechos", dijo preguntado por si Juan Carlos I tendría que dar explicaciones a la ciudadanía en caso de volver a España. Así, daba un paso más sobre lo que plantea la ponencia: "Profundizar en la transparencia y rendición de cuentas de todas las instituciones del Estado, incluyendo la Casa del Rey, cosa que coincide con la voluntad manifestada por el jefe del Estado".

Parte de la militancia, sin embargo, pide ir más allá. Hay algunas propuestas que piden una reforma de la carta magna para limitar la inviolabilidad y otras que quieren abrir el melón del modelo de estado. "Abriremos un debate serio y profundo en el seno del PSOE y de la sociedad sobre el modelo de elección del jefe del Estado, en pro del establecimiento de la república como forma de estado", dice una de las enmiendas. "El PSOE se compromete a impulsar el debate sobre el modelo de estado, en el que se posicionará claramente en defensa de una república federal, verdadero garante de los valores republicanos", defienden desde Ibiza. Las Juventudes Socialistas de España van todavía más lejos y apuestan por un "proceso constituyente" y un referéndum consultivo a través del artículo 92 de la Constitución sobre el modelo de estado.

Catalunya

De la plurinacionalidad a la España "multinivel"

El PSOE llega al congreso con la cuestión catalana encarrilada en la mesa de diálogo con la Generalitat. La ponencia pasa de puntillas sobre esta cuestión –no entra en muchas concreciones– y el planteamiento plurinacional que salió del cónclave de 2017 queda ahora reducido a una invocación de la España "multinivel". El PSC, con todo, pide hacer referencia a la Declaración de Granada de 2013 y a la Declaración de Barcelona de 2017, que apuestan por un proyecto federal, y propone así ampliar el texto original, que habla de "la agenda del reencuentro" del gobierno español, el diálogo y el "pacto dentro de la ley".

Desde Jaén, Córdoba e Izquierda Socialista, además, se ha presentado una enmienda que destaca que los indultos a los líderes del Procés han supuesto "un paso importante". "Con todo, queda mucho por hacer para levantar el muro que la aplicación de durísimas políticas represivas ha levantado ante la negociación y la concertación. Todos los presos y encausados del Procés tienen que volver a su casa", afirma el texto.

Equilibrio territorial

La financiación autonómica y la deslocalización de instituciones públicas

El congreso arrancará este viernes con un consejo de política federal, que reúne a todos los barones autonómicos. Sánchez ha conseguido controlar las discrepancias de algunos de ellos, como Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Javier Lambán (Aragón) y Guillermo Fernández Vara (Extremadura), habituales refractarios al acercamiento con Catalunya. Uno de los versos más o menos libres del PSOE es el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que acoge la celebración del 40º congreso de la formación y presidirá la mesa del cónclave. La intención de su federación es profundizar en la descentralización con la deslocalización de instituciones públicas fuera de Madrid, cosa que Sánchez ya ha manifestado en los últimos días.

Los líderes territoriales se reencuentran en Valencia a las puertas de que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, abra el debate de la financiación autonómica con una propuesta de criterio de población ajustada. Las comunidades autónomas presididas por el PSOE defienden modelos diferentes, unos y otros de la mano de las presididas por el PP que se alinean con sus intereses. Es el caso de Puig con el andaluz Juanma Moreno Bonilla, o García-Page con comunidades de la España rural como Castilla y León y Aragón, por ejemplo.

Feminismo, toros y el pasado colonial

Hay otros debates que también marcarán el 40º congreso, como el del feminismo. A lo largo de la legislatura, el PSOE y Unidas Podemos se han enfrentado por la autodeterminación de género, un debate que dentro del socialismo se refleja en posiciones discrepantes. También sobre la prostitución, un tema en el que el PSOE ha redoblado las últimas semanas la apuesta por la abolición, si bien hay federaciones que en sus enmiendas reclaman actuar con más celeridad.

Algunas federaciones también quieren abordar la tauromaquia proponiendo la eliminación de cualquier espectáculo con toros y la prohibición a los más jóvenes de 16 años de asistir, entre otras propuestas. Meses después de la crisis con Marruecos y un litigio judicial abierto por la entrada del líder del Polisario, Brahim Ghali, en España, no son pocas las enmiendas que subrayan la necesidad de permitir el pueblo saharaui a ejercer el derecho de autodeterminación.

stats