Política 24/09/2021

Sánchez defiende el "diálogo", pero pide a Puigdemont "someterse ante la justicia"

Unidas Podemos, en cambio, habla de "detención ilegal" y dice que la "judicialización" no es el camino

4 min
Pedro Sánchez presidiendo una reunión del consejo de ministros

MadridLa detención de Carles Puigdemont en Cerdeña de este jueves por la noche amenaza en entorpecer la etapa de diálogo iniciada entre la Moncloa y la Generalitat. Consciente de ello, el presidente español, Pedro Sánchez, ha intentado aislar este proceso de negociación del arresto del ex president de la Generalitat se compromete una vez más en el diálogo como "la única vía" para resolver el conflicto político. Ahora bien, a pesar de defender la vía del diálogo, Sánchez ha sido contundente cuando ha pedido a Carles Puigdemont que se someta a la acción de la justicia. "Puigdemont debe comparecer y someterse ante la justicia", afirmó en una declaración institucional desde la isla de La Palma.

Sánchez ha puesto voz al comunicado que la Moncloa emitió este jueves por la noche en el que defendía que la detención de Puigdemont "obedece a un proceso judicial en curso que aplica a cualquier ciudadano de la Unión Europea". En este sentido, el presidente español ha asegurado que su gobierno "respeta todos los procesos judiciales" y también ha mostrado su compromiso con "acatar todas las decisiones judiciales" que puedan tomarse desde Italia. Con todo, Sánchez ha intentado evidenciar que esta cuestión no quiere que afecte en la etapa de diálogo iniciada con la Generalitat y se ha comprometido como "la única vía" para resolver el conflicto. "Es más necesario que nunca", aseguró.

Horas antes había valorado la detención de Carles Puigdemont la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha pedido ser "respetuosos" y esperar a la decisión de los tribunales italianos. En una entrevista en TVE, Robles también ha aprovechado para contestar a las palabras de Asens y profundizar en la división en el gobierno al respecto. "Si hay una euroorden, no podemos hablar de ilegalidad", ha rebatido al líder del partido lila en el Congreso. "No deberíamos decir si es ilegal o no, las decisiones corresponden a los tribunales", agregó, tras insistir en que los "términos jurídicos" los resolverán los "tribunales italianos".

División en el ejecutivo español

El exilio de Carles Puigdemont genera división desde hace meses entre los socios de coalición en el gobierno español, el PSOE y Unidas Podemos. Y la prueba más evidente ha sido su reacción ante la detención del ex president de la Generalitat. Mientras Pedro Sánchez y varios ministros socialistas han defendido que Puigdemont comparezca ante la justicia, el presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha asegurado que el arresto de Puigdemont era una "detención ilegal".

Antes del verano, en el mes de junio, varios ministros del PSOE, como la de Hacienda, María Jesús Montero, habían remarcado que si Carles Puigdemont volvía a España, debía ser detenido y puesto a disposición judicial. Era la reacción del lado socialista del gobierno a las palabras de la ministra de Unidas Podemos, Ione Belarra, que había defendido que el expresident pudiera volver al Estado para "normalizar" la situación en Catalunya y que no tuviera que someterse a la acción de la justicia.

Esta vez, sin embargo, Belarra ha evitado entrar en contradicción con el mensaje de la Moncloa, aunque tampoco ha desmentido las palabras de Jaume Asens. La ministra de Derechos Sociales ha asegurado que respeta todas las "decisiones judiciales", pero que el gobierno está "concentrado en abandonar el camino de la judicialización". "La judicialización ha demostrado que es un callejón sin salida", ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación desde La Palma, donde también ha vuelto a defender la mesa de diálogo.

Los presupuestos, ¿en riesgo?

La detención de Puigdemont llega justo una semana después de que se reactivara la mesa de diálogo entre la Generalitat y la Moncloa, pero también cuando apenas han empezado las negociaciones para los presupuestos estatales. En este sentido, Robles ha pedido desvincular el arresto de Puigdemont de las cuentas. "No entendería que se pudiera paralizar una negociación de presupuestos que pueden mejorar la vida de la ciudadanía", ha afirmado.

Unidas Podemos ha suscrito, en este caso, las palabras de Robles y la diputada lila Lucía Muñoz ha defendido que la detención de Puigdemont no interfiera en la negociación de presupuestos. "Los espacios donde se haga esta negociación están claros y no debería haber ninguna otra interferencia", ha afirmado en rueda de prensa desde el Congreso. ERC es el socio principal del gobierno en esta negociación, mientras que Junts por el momento se ha mostrado predispuesto a hablar y hacer frente común entre todos los partidos independentistas para presionar al ejecutivo español.

PP, Ciudadanos y Vox celebran la detención

Desde el otro lado del arco parlamentario, PP, Ciudadanos y Vox han celebrado la detención de Carles Puigdemont. "Puigdemont tiene que ser juzgado en España por su golpe a la legalidad constitucional", ha afirmado el líder popular, Pablo Casado, en un tuit, en el que ha pedido también al presidente español, Pedro Sánchez, que "se comprometa a respetar la sentencia de la justicia sin indultos".

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha calificado de "buena noticia para todos los demócratas" la detención de Carles Puigdemont y ha confiado en que las autoridades judiciales italianas opten por la extradición a España. El presidente de Vox, Santiago Abascal, por su parte, espera que la justicia "condene" a Puigdemont "por sus crímenes antes de que el gobierno lo vuelva a poner en la calle".

stats