Política 12/01/2021

El PSOE vetará la comisión sobre las tarjetas opacas de Juan Carlos I a pesar del aval de los letrados

Los servicios jurídicos dan luz verde por primera vez a investigar al rey emérito

Ara
4 min
El rei Joan Carles I, en una foto d'arxiu, abans d'exiliar-se als Emirats Àrabs Units.

MadridEl PSOE se volverá a situar junto al PP y Vox para proteger a Juan Carlos I, a pesar de que por primera vez los letrados del Congreso dan luz verde a investigarlo. Los servicios jurídicos no ven motivos para impedir que se cree una comisión de investigación sobre el presunto uso de tarjetas opacas por parte del rey emérito y la reina Sofía tras su abdicación. Los socialistas ya no pueden utilizar como argumento el criterio de los letrados, pero usan otros para negarse a seguir adelante la iniciativa, tal como confirman fuentes de la formación: que el Congreso no tiene entre sus tareas controlar la Casa del Rey. Además, recuerda ahora que el informe de los letrados no es vinculante.

Investigar hechos posteriores a la abdicación es la rendija que Unidas Podemos y las formaciones soberanistas de la cámara baja buscaron para poder fiscalizar al ex jefe de estado y ahora los servicios jurídicos lo ven viable, pero es la mesa la que tendrá que decidir este miércoles si sale adelante. Con el informe favorable de los letrados, toda la presión recae sobre el PSOE, que tomará la decisión política de hacer juntarse con el PP y Vox para salvar al anterior monarca. "Ya no hay excusas: o estás a favor de la verdad o estás a favor de la impunidad", ha publicado Podemos en su cuenta de Twitter con el anuncio del criterio de los letrados.

El 15 de diciembre pasado la mesa ya vetó esta iniciativa y Unidas Podemos puso el grito en el cielo porque, denunciaban, los servicios jurídicos del Congreso no habían dado ningún argumento para oponerse. Lo que no hizo el partido lila fue explicar que los letrados habían propuesto tumbarla porque había habido un error formal en la tramitación –falta de firmas– y que por eso la motivación para rechazar la comisión no era de fondo. "Es una arbitrariedad escandalosa", dijo entonces el secretario tercero de la mesa, Gerardo Pisarello.

Tanto Podemos como ERC, EH Bildu, JxCat, Más País, Compromís y la CUP estaban convencidos de que no había nada que impidiera investigar al emérito por hechos posteriores a su abdicación y volvieron a registrar la petición, pero con todas las firmas necesarias. La investigación de la Fiscalía sobre el presunto uso entre 2016 y 2018 de tarjetas opacas con fondos provenientes del extranjero ha servido para que los partidos más críticos con la monarquía salven el primer obstáculo de los letrados, que era la excusa que el PSOE ponía hasta ahora para negarse a sacar adelante las comisiones de investigación planteadas.

Los letrados reiteraban continuamente que no se podía investigar Juan Carlos I por hechos ocurridos durante su reinado porque era inviolable y hacían referencia a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Los magistrados del tribunal de garantías se opusieron el 2 de octubre de 2019 que el Parlament de Catalunya creara una investigación sobre el emérito por el presunto cobro de comisiones ilegales por valor de 64 millones de euros de la adjudicación de las obras del AVE a la Meca. Por un lado, decía que una cámara autonómica no tenía competencia y, por otro, que Juan Carlos I seguía siendo inviolable por supuestos delitos cometidos durante su reinado.

Ahora, sin embargo, el mismo emérito ha pagado cerca de 700.000 euros a Hacienda para regularizar su situación fiscal con el objetivo de evitar una investigación penal, ya que son hechos posteriores a la abdicación. Aun así, fuentes del PSOE subrayan que el Congreso no tiene por función el control del jefe del estado ni del ex jefe del estado. Además, ahora remarca que el informe de los letrados de la cámara baja no es vinculante, sino que simplemente sirve a la mesa como "asesoramiento".

La Moncloa hace piña con el emérito

El debate de la monarquía no se ciñe al congreso. En efecto, el senador de Compromís Carles Mulet ha librado una discusión por escrito con el ejecutivo sobre el jefe de estado, de la cual se desprende que la modernización de la monarquía española que promete el gobierno de Pedro Sánchez no pasaría por retirar los honores que mantiene Juan Carlos I desde que abdicó en junio de 2014. "Juan Carlos de Borbón seguirá de manera vitalicia en el uso de carácter honorífico del título de rey y no aparece en ningún extremo la denominación de rey emérito", replicó la secretaría de estado de Relaciones con las Cortes el 30 de diciembre pasado. Se limitaba a reproducir lo que dice el decreto 470/2014, de 13 de junio, que estableció la nueva condición de Juan Carlos después de la abdicación.

Además, el ejecutivo subraya que hay otras "situaciones parecidas" a la de la monarquía española en países del entorno, y cita a Alberto II de Bélgica, el Gran Duque Juan de Luxemburgo y el emperador Akihito de Japón. En una interpelación anterior, el senador valenciano ya había preguntado si el gobierno pensaba retirar el trato actual al emérito y había obtenido como respuesta que está "en la línea de la costumbre de otras monarquías". En la nueva iniciativa, Mulet insiste "visto el escarnio público internacional al cual esta persona somete la imagen del estado español". Así, vuelve a preguntar si el ejecutivo tiene previsto modificar el decreto en virtud del cual se decidió preservar las prerrogativas de Juan Carlos I y pide que se concrete en qué otros países es habitual este trato.

La segunda réplica del gobierno español, escrita el 7 de diciembre, se registraba en el Senado el 30 de diciembre, el día después de que Sánchez aplaudiera en su última rueda de prensa del año el camino de renovación que, a su entender, Felipe VI estaba imprimiendo en la institución monárquica. En esa comparecencia aseguró que así seguirá siendo y que "poco a poco" se irá viendo en qué se concreta. El presidente español habló de la transparencia y la rendición de cuentas, pero la figura de Juan Carlos I, más allá de la fuga pactada y la investigación de la Fiscalía, no se toca.

stats