Política 02/09/2021

Junqueras quita hierro a una posible ausencia de Sánchez en la mesa de diálogo

"La mesa no se devalúa en ningún caso, en ninguna situación", subraya

3 min
Oriol Lladó, Marta Vilalta, Laura Vilagrà, Roger Torrent, Oriol Junqueras y Marta Rovira este jueves a Ginebra.

BarcelonaEl presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, todavía no ha comunicado si asistirá a la reunión de la mesa de diálogo del 16 o 17 de septiembre en Barcelona, a pesar de que el pasado lunes el president de la Generalitat, Pere Aragonès, lo presionaba para que no se escabulla de la cita. Pero este jueves los republicanos han modulado el tono. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha defendido que la reunión de la mesa de negociación será importante esté o no el máximo responsable del ejecutivo español: "Ni para nosotros ni para la comunidad internacional que nos mira, la mesa no se devalúa en ningún caso, en ninguna situación". Aragonès había dicho que no concebía que Sánchez se ausentara.

Sea como sea, hoy por hoy la Generalitat todavía no tiene la confirmación oficial de si Sánchez viajará a Barcelona. Fuentes del Govern aseguran que el presidente español garantizó su presencia cuando pactó con Aragonès reactivarla, pero todavía no ha comunicado si cumplirá su palabra. El gobierno español tampoco lo concreta de momento. Mientras se aclara la incógnita, el presidente de Esquerra ha vuelto a hacer una defensa enconada de la mesa desde Ginebra, donde la cúpula del partido se ha desplazado para celebrar unas jornadas de trabajo que marquen el inicio del curso político republicano. Junqueras ha argumentado que la comunidad internacional solo pondrá la atención al conflicto catalán si la Generalitat se presta a una negociación con el Estado como la que se quiere dirimir en este espacio. "Constatamos, intuimos y prevemos que la comunidad internacional hará gestos en la medida que nosotros actuemos con convencimiento en la defensa de esta negociación", ha dicho.

Así, el planteamiento que hace ERC es que la mesa es una de las estaciones necesarias para que algún día la independencia pueda ser reconocida: "La única manera de obtener este reconocimiento internacional que nos es imprescindible para hacer la independencia". Este instrumento de negociación genera recelos a una parte del independentismo, como por ejemplo JxCat y la CUP, pero Junqueras también ha quitado hierro a eso. De hecho, ha admitido que la negociación tendrá "dificultades", pero ha pedido al independentismo que ponga "todas las ganas" y al gobierno español que se la tome "en serio". "Quien más defienda esta negociación más apoyo tendrá en la comunidad internacional", ha augurado, y es que el ejecutivo de Sánchez en los últimos tiempos no ha mostrado mucho interés en la carpeta catalana.

Cambio de marca

Uno de las dudas que sobrevolaron durante una época es si Junqueras querría formar parte de la delegación catalana en la negociación. Él ha intentado cerrar el debate asegurando que "es muy poco relevante el papel individual de cada uno". Aragonès quiere que quien vaya a la cita sean estrictamente consejeros, pero es una cuestión que ERC y JxCat todavía tienen que cerrar internamente. Junqueras ha intentado poner su grano de arena a la operación que desde este verano ha puesto en marcha ERC: que la marca del instrumento no sea mesa de diálogo sino mesa de negociación. "Será un curso político marcado por la recuperación de la pandemia y por la mesa de negociación", ha explicado. Los republicanos consideran que la marca negociación tiene connotaciones más profundas que simplemente la de diálogo. Quién sabe, sin embargo, si ya es demasiado tarde para cambiar este marco mental.

stats