Política 01/12/2020

La estrategia de ERC no es netamente independentista y JxCat no investirá a Aragonès: empiezan los mantras de precampaña

Los partidos trabajan para hacer que los electores interioricen sus eslóganes

Aleix Moldes
4 min
Imatge dels cartells electorals de JxCat i ERC de les eleccions del 21 de desembre del 2017.

BarcelonaLos partidos políticos acostumbran a llenar sus programas electorales de propuestas, conscientes de que muchas no serán nunca una realidad. De hecho, la gran mayoría ni siquiera las llegará a conocer el gran público. Pero para desequilibrar la balanza y convencer a los indecisos, acostumbran a ser ideas, eslóganes o mantra lo que se pone en funcionamiento, con el objetivo de que los ciudadanos los interioricen.

JxCat y ERC

Entre el tripartito y el pacto de la Diputación de Barcelona

La pugna para ganar las próximas elecciones se sitúa, según todas las encuestas, en el duelo ERC-JxCat. Conscientes de que, además, tienen buena parte del electorado compartido, la maquinaria de las dos formaciones ya trabaja a pleno rendimiento para cuestionar el compromiso de la otra parte para revalidar el gobierno independentista. Este lunes la presidenciable de Junts, Laura Borràs, ponía en entredicho que la estrategia de ERC sea “netamente independentista”. Detrás de la frase se esconde la amenaza de un tripartito entre republicanos, PSC y comunes, en la cual insisten un día sí y otro también dirigentes de JxCat. ERC intenta contraatacar este eslogan con uno prácticamente calcado. “Si esto va de Pere Aragonès o Miquel Iceta, ¿qué hará JxCat cuando llegue el momento?”, preguntaba la portavoz republicana, Marta Vilalta. En este caso, las reminiscencias llevan al pacto entre JxCat y el PSC en la Diputación de Barcelona.

ERC y PSC

Interés mutuo en vetarse de la manera más vehemente posible

En Madrid, el PSOE y ERC pactaron la investidura de Pedro Sánchez y han repetido con los presupuestos. Pero a unos y otros les interesa que esto no los desgaste y, consiguientemente, beneficie a sus rivales, Cs y JxCat. Vistos los mantras que van repitiendo, la estrategia pasa por vetarse mutuamente en Catalunya. El primer secretario socialista, Miquel Iceta, dice que no pactará “con quien quiera la independencia o un referéndum”. Y la parte republicana es todavía más vehemente. “Nos lo podéis preguntar 354 veces, no haremos un tripartito con el PSC: no lo haremos, no lo haremos, no lo haremos. Y si me lo vuelves a preguntar, no lo haremos”, expresaba el líder en el Parlament, Sergi Sabrià, el domingo en El Nacional.

Cs y PP

Obviar a Vox mientras se reprochan su falta de utilidad

Cs y PP no tienen fisuras a la hora de ignorar a Vox, el partido que les puede comer terreno en febrero. Su disputa la vehiculan a partir de quién será más útil para el unionismo. “El PP parece más interesado en mejorar dos escaños”, decía la semana pasada el presidenciable naranja, Carlos Carrizosa, para dar por descartada la coalición con los populares. El líder del PP, Alejandro Fernández, en cambio, cree que quien ha derrochado su capital político desde 2017 ha sido Cs. “A mí los catalanes me otorgan 36 escaños y me presento a la investidura de Francia, si es necesario”, decía el lunes en El Mundo.

PSC y PP

Reproduir las disputas de Madrid en el Parlament de Catalunya

El PP se juega los votos sobre todo con Cs y Vox, pero atacar al PSC es una manera de apelar al votante de derechas. Y qué mejor que vincular a los socialistas con el independentismo: “Estimado Miquel Iceta, me apuesto contigo una botella de Vega Sicilia a que, si te salen los números, pactas la investidura con los separatistas”, decía el domingo Fernández en Twitter. Para el PSC, los populares no son rival directo en Catalunya pero acostumbran a recordar que las consultes independentistas se hacen con el PP en la Moncloa.

Cs y PSC

El nicho de donde los socialistas confían sacar más rendimiento

Esta será la principal disputa unionista el 14-F, con los socialistas intentando cambiar los resultados del 2017. Los pactos con Vox y la irrelevancia de los 36 diputados de Cs son los eslóganes socialistas. A la inversa, como pasa con el PP, los naranjas vinculan a Iceta con el independentismo.

Comunes y CUP

Críticas al Govern sin conseguir captar la atención

No han elaborado un eslogan los unos contra los otros -a pesar de que comparten posibles electores- sino que la similitud pasa por que, hasta ahora, no han encontrado quién les responda. Los comunes intentan que los ciudadanos interioricen que votarlos a ellos dificultará que ERC pacte con JxCat y la CUP apuesta por hacer una enmienda a la totalidad al Govern, tanto por lo que considera falta de compromiso con la independencia como con la justicia social.

stats