Política 28/01/2021

Salud hará 60.000 test de antígenos a los miembros de las mesas del 14-F que lo quieran

Descarta definitivamente vacunarlos por falta de tiempo y carga contra Sanidad por la falta de dosis

3 min
El presidente de mesa hace la apertura de una mesa electoral a la localidad biscaïna de Durango, con todas las medidas de seguridad ante la pandemia del coronavirus
Disponible en:

BarcelonaQue los miembros de las mesas electorales del 14-F se sientan seguros se ha convertido en la prioridad del Govern. Su papel de cara los comicios es clave, puesto que, si no se constituyen las mesas porque los ciudadanos mayoritariamente deciden no presentarse -a pesar de la multa que eso supone-, no hay elecciones. Este jueves la Generalitat ha confirmado que ofrecerá a todos los miembros titulares de las mesas y a los "primeros suplentes" someterse a un test de antígenos los días previos al 14 de febrero. El objetivo, identificar anticipadamente eventuales contagiados para que los colegios electorales del 14-F sean lo más seguros posibles. En total, Salud se ofrece a hacer 60.000 test, pero no será obligatorio.

La medida se ha explicado este jueves en la nueva reunión de la mesa de partidos en la que el Govern y los grupos políticos han abordado nuevas medidas para dar mayor seguridad a la jornada electoral. Al acabar el encuentro, el secretario general de Salud, Marc Ramentol, ha precisado que el Govern contactará con los miembros de las mesas y en los días previos a las elecciones, entre el 9 y el 12 de febrero, se los citará en su centro de atención primaria para hacerles la prueba. No será la única medida. Ramentol también ha anunciado que la Generalitat dará a los miembros de las mesas mascarillas FFP2 y no las mascarillas quirúrgicas que tenía previstas inicialmente, puesto que las primeras ofrecen una "protección superior".

Salud también ha confirmado que dará a los miembros de las mesas equipos de protección individual (EPI) para que se los puedan llevar en la franja de votación de las 7 a las 8 de la tarde, cuando se ha recomendado que vayan a votar los contagiados y los contactos estrechos. Este era un compromiso ya asumido por el Govern, pero la novedad hoy ha sido que los miembros de las mesas recibirán formación sobre cómo ponérselo por parte de un "referente higiénico sanitario". Se trata de personal municipal que hasta ahora ya hace tareas similares en las residencias de gente mayor.

Lo que definitivamente no hará la Generalitat es vacunar a los miembros de las mesas. En primer lugar, porque por calendario no se llega. Entre las dos dosis de la vacuna que se aplica tienen que pasar 21 días y no se podría cumplir con el segundo plazo. En segundo lugar, porque Ramentol ha acusado al ministerio de Sanidad de no cumplir con las entregas de las dosis pactadas: "Tenemos 40.000 dosis menos de las que Sanidad se había comprometido a hacernos llegar".

Torrent y Solé participando en el encuentro de la mesa de partidos, que finalmente ha sido telemática.

¿Se podrá ir a mítines?

El segundo tema estrella del encuentro ha sido la polémica de la semana: el hecho de que los ciudadanos puedan romper el confinamiento municipal para asistir a mítines -en virtud del derecho de manifestación y participación política-. En la reunión de este jueves, los partidos han asumido el "compromiso" general de priorizar los actos telemáticos en los que no haya asistencia de público físicamente y también pedir a la gente que no rompa el confinamiento para ir a los actos donde pueda haber público. Es decir, que cuando se haga un acto, sea solo para gente de la localidad donde se celebra. "Tots los partidos adecuarán sus campañas a las restricciones vigentes", ha asegurado el conseller de Acción Exterior, Bernat Solé. El conseller también ha anunciado que el 14-F habrá una aplicación móvil para que la gente sepa qué colegio electoral le toca y qué volumen de gente hay, y así poder evitar las horas de mayor afluencia.

Medidas al margen, tanto Solé como Ramentol han insistido en lamentar que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) frenara el aplazamiento electoral para el 30 de mayo y lo volviera a situar el 14 de febrero, a pesar de que todavía no es una decisión definitiva. Así, el Govern ha vuelto este jueves a hacer equilibrios entre dos mensajes: que hacer las elecciones el 14-F "no es el escenario más favorable", pero que los colegios y las mesas "serán espacios seguros".

stats