HORIZONTE ELECTORAL
Política 18/01/2021

El baile de sillas resitúa el espacio unionista

Por Navidad hubo muchos anuncios de nuevos fichajes que se habían preparado a fuego lento

Mireia Esteve / Anna Mascaró
4 min
El cap de llista del PP, Alejandro Fernández, i la seva número 2, Lorena Roldán, el 30 de maig de l’any passat a l’Hotel Grand Marina de Barcelona.

BarcelonaCuando se supo el fichaje de Rubén Viñuales, regidor de Ciudadanos, por el PSC, su ex compañera de partido Lorena Roldán le mandó un mensaje para felicitarle. Lo que no le dijo es que ella también había decidido abandonar la formación naranja para empezar otro proyecto como número dos en las filas del PP. Al día siguiente mismo se hacía pública la noticia, solo cuatro días antes de que los conservadores también incorporaran al proyecto a la mano derecha de Manuel Valls, Eva Parera. Fichajes de última hora que sacudieron el espacio constitucionalista en plenas fiestas de Navidad, pero que hacía semanas que se gestaban. Aprovechando la convocatoria del 14-F -ahora aplazada al 30 de mayo-, el unionismo ha asistido a varios cambios de sillas que lo han llevado a resituarse.

El partido que más ha apostado por los independientes en estas elecciones es el PP de Alejandro Fernández, que, cediendo el segundo y tercer lugares de la lista por Barcelona, busca demostrar que el “reagrupamiento” del constitucionalismo se puede hacer bajo sus siglas, tal como le encargó el presidente del partido, Pablo Casado, cuando fracasaron las negociaciones para formar una coalición con Cs. El líder de los populares catalanes conoce a Roldán desde que eran regidores en Tarragona. El paso al PP de la hasta hace poco candidata de Cs se fue forjando en numerosas y discretas reuniones, que mantenían tanto en la capital del Tarragonès como en Madrid -Roldán era senadora-. También fue Fernández quién le propuso unirse al partido. De hecho, Roldán admite que todavía no conoce a Casado personalmente: solo han intercambiado mensajes. “Alejandro me explica que quiere un proyecto más transversal, intentar hacer esta suma constitucionalista, y decido dar el paso”. A pesar de que llega a las filas conservadoras después de que Casado fichara el bufete de abogados que preside Albert Rivera, lo desvincula del ex líder naranja: “No se lo comenté. Es una decisión personal. Él me deseó suerte”.

La suma de BpelCanvi

En paralelo, el PP mantenía contactos desde el verano con Barcelona pel Canvi (BpelCanvi), el partido de Manuel Valls. Después de constatar la buena sintonía entre los grupos municipales en Barcelona, las conversaciones se intensificaron en diciembre. La noche de Navidad Fernández ofrece a Eva Parera el tercer lugar por Barcelona, y ella acepta. “El mismo 24 me veo con Valls para trasladarlo”, recuerda la regidora, que apunta que el ex primer ministro francés, que se ha desvinculado de las elecciones, optó por dar libertad a su equipo para tomar el camino que quieran. De hecho, también dos asesores del partido, Albert Guivernau y Carlos Rivadulla, se han sumado a las listas del PP. Fuentes conservadoras explican que el acuerdo va más allá de las elecciones y también prevé sinergias con BpelCanvi, por ejemplo en el ayuntamiento de la capital catalana.

Cs respondió al fichaje de Roldán con la incorporación de Anna Grau, líder de Sociedad Civil Catalana (SCC) en Madrid. “Acción-reacción”, apunta una fuente. La oferta a Grau llegó una vez el presidente de la entidad unionista, Fernando Sánchez Costa, declinó ocupar el tercer lugar de la candidatura naranja. Con todo, Grau no es un fichaje independiente: es afiliada de Cs desde el 2019 y había trabajado como asesora de la consejera de Cultura en la Comunidad de Madrid, Marta Rivera.

La despedida de Roldán ha sido lo más sonada en el partido, pero también Viñuales era un histórico de Cs, muy conocido entre las bases. Después de ocho años en la formación, el regidor será ahora el número dos por Tarragona con el PSC. Tal como explica al ARA, fue Francesc Miró, secretario socialista en la Diputación de Tarragona, quien lo puso en contacto con el partido. La suya, recuerda, tampoco fue una incorporación espontánea. Antes de recibir una oferta se reunió con Joaquín Fernández, mano derecha del ministro Salvador Illa; después con Miquel Iceta y, finalmente, el 12 de diciembre, con el mismo candidato a presidir la Generalitat. “Después supe que habían preguntado a mucha gente por mí”, apunta Viñuales, que se muestra entusiasmado con el proyecto. El 22 de diciembre aceptó el ofrecimiento, dice, y pone de relieve el apoyo “moral” de sus compañeros del grupo municipal de Cs: “Lo entendieron”.

Con él no se cierran los juegos de sillas al espacio unionista. El exdiputado del PP al Congreso Antonio Gallego ocupará el segundo lugar de la lista de Vox por Barcelona. Gallego era vicesecretario de organización del PP desde el 2018, pero no tenía sintonía con la actual cúpula y hace un año que se dio de baja del partido. “No nos explicó los motivos”, afirman desde el PP, que recuerdan que no participaba en las reuniones de la dirección. Esta vez fue el líder de Vox en Catalunya, Ignacio Garriga, quien le hizo la oferta formal de entrar en el partido, pero no era la primera vez que Vox lo sondeaba. Hace dos años, según fuentes consultadas, Santiago Abascal le había propuesto dar el paso, pero Gallego lo rechazó. Ahora, después de dos semanas frenéticas de anuncios antes de presentar las listas definitivas, se abre la incógnita de si, con el aplazamiento electoral, los partidos todavía podrían hacer algunos fichajes más.

stats