Sociedad 02/12/2020

El Ayuntamiento de Barcelona impulsa una alianza con el sector privado para generar energía renovable

Facilitará la instalación de placas fotovoltaicas en las azoteas y la rehabilitación de edificios

Maria Ortega
2 min
Una de les deu plaques instal·lades en parets mitgeres a Barcelona, aquesta al número 81 del carrer Pere IV

BarcelonaEra un compromiso logrado en el acuerdo político que permitió a la alcaldesa Ada Colau aprobar, para el 2020, sus primeros presupuestos por la vía negociada: el fondo para la rehabilitación energética. Y hoy las cuatro fuerzas que sellaron aquel entendimiento -BComú, PSC, ERC y JxCat- han presentado con honores a la nueva criatura, que han bautizado como Mecanismo por la Energía Sostenible de Barcelona (MES Barcelona). Se trata de un instrumento financiero que buscará la alianza con el sector privado para acelerar la colocación de placas fotovoltaicas en las azoteas y la rehabilitación energética de los edificios. La idea es que estos proyectos se hagan sin un coste para los propietarios de los pisos, sino que sean el consistorio y los privados los que asuman el coste de las reformas y que después los recuperen con creces a través del ahorro o el excedente de energía que producirán las nuevas instalaciones.

De entrada, el gobierno municipal ha anunciado que aportará 50 millones de euros y que confía en atraer fondos privados para elevar esta cifra hasta, como mínimo, a los 166 millones de euros. "Calculamos incrementar en un 66% la energía renovable producida en la ciudad, e invertimos para acelerar el cambio de modelo energético y dinamizar la economía de la ciudad", ha asegurado la teniente de alcalde de Agenda 2030, que ha detallado que se trabajará en una doble línea.

Por un lado, para convertir a las azoteas en "protagonistas" del cambio de modelo con la extensión de las placas solares y, por el otro, para rehabilitar edificios de alto consumo energético, como hospitales o centros deportivos. El nuevo instrumento tiene que salvar las dificultades que representa en los programas tradicionales de rehabilitación que los particulares decidan aportar su parte de la inversión. Ahora se hará a "coste cero" para la economía doméstica.

Los inversores asumirán el 100% de la inversión y la recuperarán por medio de los ahorros que generarán las operaciones financiadas. Según ha remarcado la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, este mecanismo tiene que permitir multiplicar la generación de energía sostenible en la ciudad, que ahora mismo solo genera el 1% de la que consume. "Tenemos que recuperar el concepto de ciudad autosuficiente", ha remarcado.

El republicano Jordi Coronas, a su vez, ha insistido en que este proyecto formaba parte de las propuestas que hizo su partido para rubricar el acuerdo de presupuestos y ha insistido en que iniciativas como esta tienen que ayudar al "cambio de mentalidad" que necesita la ciudad en materia energética. También Eloi Baida, regidor de Transición Energética, ha insistido en que es un paso imprescindible para avanzar hacia la ciudad de cero emisiones y que se tiene que concebir como una inversión y no como un gasto.

stats