Sociedad 17/01/2021

Las medidas contra el covid hacen caer en picado el número de urgencias pediátricas

No se ha registrado ningún caso de bronquiolitis en Catalunya desde que empezó el frío

Gerard Fageda Soler
4 min
Una dona surt amb el seu nadó aquest dissabte del servei d'urgències pediàtriques de l'Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona

BarcelonaLas medidas para evitar la propagación del covid han acabado con la bronquiolitis, causada principalmente por el virus sincitial respiratorio (VSR), y han hecho caer en picado el número de urgencias pediátricas. La epidemia anual de bronquiolitis, que se da entre los meses de noviembre y marzo, suele llegar a su pico por Navidades y Sant Esteve y tiene una prevalencia alta sobre todo durante seis semanas. En esta época, junto con otras enfermedades respiratorias infecciosas, es la causa de más de la mitad de las urgencias pediátricas del país de media. Así, si el año pasado Sant Joan de Déu podía llegar a recibir un total de 600 urgencias diarias, este año tan solo unas 200. El Hospital Germans Trias i Pujol, por ejemplo, también ha pasado de registrar cada día entre 150 y 200 atenciones a unas 20 o 30. "En 40 años de profesión no lo había visto nunca: no se ha registrado ni un solo caso de bronquiolitis en toda Catalunya", remarca el jefe de servicio de urgencias pediátricas del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, Carlos Luaces.

En Sant Joan de Déu también ha disminuido hasta un 40% la ocupación de camas de UCI y de planta, puesto que ingresan el 50% de casos de bronquiolitis en niños de menos de tres meses y el 25% si tienen entre tres y seis meses. Además, añade Luaces, aunque la mortalidad de la bronquiolitis sea muy baja, hay bastantes niños que requieren apoyo respiratorio e ingresar a la UCI. "Normalmente por esta época nos vemos obligados a aplazar actividad programada", compara Luaces.

El director de pediatría del Hospital Germans Trias i Pujol, Carlos Rodrigo, apunta que la principal causa de la disminución de casos de enfermedades respiratorias infecciosas son las medidas que se han tomado para evitar la propagación del covid, como el distanciamiento físico, la mascarilla y el gel hidroalcohólico. "Si los niños no llevan mascarilla, quiere decir que los adultos lo pasamos a los niños", apunta Rodrigo. Luaces también remarca que actualmente, durante la pandemia, cuando alguien está resfriado, que es cuando puede pasar el virus al niño, no va a ver nadie por miedo de que sea covid, igual que los padres tampoco llevan a los niños a la guardería cuando tienen tos o mocos. De este modo, se corta de golpe la transmisión del VSR.

La jefa de servicio de pediatría del Hospital de la Vall d'Hebrón de Barcelona, Esther Lera, también señala que, aunque sea menos determinante, un factor que influye en la disminución de urgencias pediátricas es que, en un contexto de pandemia, hay padres que se lo piensan dos veces antes de llevar su hijo o hija a urgencias.

Además, apunta Luaces, "es probable que el covid haya desplazado la gripe y la bronquiolitis, puesto que los virus a lo largo del año vienen de forma secuencial". Es decir, que hacia el otoño sube la prevalencia del VSR y cuando este virus decae, sube la gripe. Aún así, remarca que esta teoría todavía pertenece en el terreno "puramente especulativo y no tiene base académica".

El hemisferio sur avisó

Lera explica que cada año se preparan y se organizan para recibir el alud de casos de bronquiolitis, pero este año compañeros del hemisferio sur ya los habían avisado que no habían tenido casos. "Estábamos a la expectativa, porque aquí las restricciones eran diferentes que las de allá, y no nos esperábamos para nada que no hubiera ni un solo caso", explica Lera, que, a pesar de la experiencia de países que ya habían pasado un invierno con coronavirus, dice que organizaron y prepararon dispositivos por si la bronquiolitis llegaba igualmente.

Así, como no hay VSR, algunos centros pediátricos han podido ayudar en la lucha contra el covid en adultos. Durante la segunda oleada, el servicio de urgencias pediátricas del Germans Trias i Pujol trasladó el 80% de sus profesionales, 40 médicos adjuntos y 20 residentes, a la unidad de adultos del mismo centro y, todavía ahora hay pediatras que trabajan ahí. "Y creo que todavía los podremos ayudar más", augura Rodrigo.

Sant Joan de Déu también está ayudando a descongestionar otros hospitales de Barcelona. Luaces explica que este otoño asistieron partos e ingresaron niños que fueron derivados del Hospital del Mar, entre otros centros, para facilitarles más espacio y recursos para atender el alud de casos de covid. Además, Luaces dice que ahora también tienen adultos de entre 30 y 40 años con covid en sus UCI.

¿El VSR volverá?

Por otro lado, Lera asegura que hay médicos residentes de primer año que todavía no han visto ningún caso de bronquiolitis y que están preocupados, puesto que es una enfermedad que en el futuro seguramente tendrán que tratar de manera muy recurrente y lo tienen que conocer bien. Aún así, Luaces cree que no hace falta que se inquieten. "Ya tendrán tiempo de ver casos de bronquiolitis, por desgracia. Cuando yo empecé a trabajar había muchos casos de sarampión y ahora es una enfermedad muy poco común, pero no creo que de un año al otro la bronquiolitis desaparezca", augura.

En la misma línea, Lera tiene dudas que después del covid se continúe siendo prudente con las medidas contra la propagación de enfermedades infecciosas respiratorias y opina que, desgraciadamente, la bronquiolitis volverá. "Hay medidas que se ha demostrado que funcionan para contener el contagio a bebés y lactantes; no digo que se tenga que llevar siempre la mascarilla, pero si estamos resfriados tendríamos que intentar no tener contacto con niños", dice Lera. Y Luaces añade: "En países como Japón, que van con mucho cuidado, sobre todo cuando tienen tos y mocos, la cifra de casos de enfermedades respiratorias infecciosas es cien veces inferior". También opina lo mismo Rodrigo, que añade que, como la inexistencia del VSR es una anomalía "brutal" y la bronquiolitis solo afecta a los lactantes, el 2020 ha sido "el mejor año para nacer".

stats