Sociedad 25/12/2020

Argimon avisa: "Se tendrán que pensar" restricciones que afecten a toda Catalunya

Las medidas se revisarán el próximo lunes ante unos indicadores "que son malos"

Pau Esparch
2 min
Control policial d'aquest matí a l'entrada de Ripoll

Barcelona"Tendremos que empezar a pensar en medidas para todo el territorio". Es el aviso que ha lanzado antes de Navidad el secretario de Salud Pública, el doctor Josep Maria Argimon, ante unos indicadores del coronavirus "que son malos". Argimon ha justificado el cierre perimetral de la Cerdanya y el Ripollès porque tienen "mucha incidencia" del virus, pero ha añadido que no se puede hacer lo mismo en otras comarcas porque Catalunya quedaría "remendada". Por eso el doctor ha avanzado que el país "está en una situación complicada" en la que habrá que plantear restricciones que afecten al conjunto del territorio. Unos cambios que podrían llegar el próximo lunes, 28 de diciembre, cuando se revisarán las medidas que se han previsto para estas Navidades.

Argimon ha pronosticado que la semana que viene la incidencia del coronavirus "será muy similar", a pesar de que ha advertido que se tiene que pensar más allá, en después de Reyes. "No sabría contestar como estaremos el 8 de enero. Me lo puedo imaginar pero no es el momento de aventurarse", ha asegurado el doctor, que ha querido diferenciar la radiografía actual de la que se vivió en verano, cuando solo se tuvo que confinar el Segrià. "Tenemos más de 2.000 casos nuevos al día. Es un número muy elevado que puede romper equilibrios desde el punto de vista asistencial por las personas que ingresarán en los hospitales y en las UCI", ha alertado Argimon. La consellera de Salud, Alba Vergés, ha recalcado: "No podemos bajar la guardia. Lo que hagamos ahora determinará la crudeza de enero".

En este llamamiento a reducir la interacción, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha reclamado que las comidas de Navidad sean "con el mínimo de gente posible". Sàmper ha argumentado que si se permiten encuentros de 10 personas "no quiere decir" que se tenga que llegar a este tope y ha apuntado que este año no es para sobremesas. "Después de comer, en lugar de relajarnos tendríamos que salir al exterior, dar un paseo y dejar las ventanas abiertas", ha recomendado el conseller. De hecho, el subdirector de Protección Civil, Sergio Delgado, ha pedido "ventilar bien" los espacios interiores y tener las ventanas abiertas durante las visitas, así como evitar coincidir en espacios pequeños, como por ejemplo la cocina, donde se tiene que llevar mascarilla. Delgado también ha dicho que hace falta un metro de distancia en la mesa entre las personas que no conviven juntas.

En cuanto al cierre de la Cerdanya y el Ripollès, Sàmper ha asegurado que el cumplimiento es "ejemplar" porque solo se ha puesto una denuncia. "El tránsito que hay es para atravesar las comarcas o por las excepciones", ha explicado. El conseller ha añadido que el perímetro se ha notado en la movilidad porque la circulación en el túnel del Cadí ha caído más de un 60% respecto a la semana pasada y hasta un 48% las salidas del área metropolitana de Barcelona en sentido norte.

stats