Sociedad 20/01/2021

Salud ya ha detectado 16 casos de la variante británica y prevé que se multiplicarán

Argimon defiende mantener unos días más las restricciones actuales pero ve "bien" avanzar el toque de queda

Ara
3 min
Persones fent cua per fer-se un test d'antígens a Les Corts.

BarcelonaYa son 16 los casos de la variante británica confirmados en Catalunya, cuando hasta ahora constaban dos, y el departamento de Salud prevé que esta cifra irá a más en los próximos días. Así lo ha explicado el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, en una entrevista a Catalunya Ràdio, en la que ha apuntado que esta es la variante del virus que más preocupa porque, a pesar de que no se ha demostrado que cause casos de más gravedad, sí tiene una transmisibilidad más alta. Argimon, de hecho, ha defendido que ahora lo que más alarma es el número de enfermos en las UCI, que ya es superior al del momento más alto de la segunda oleada, y que por eso hay que frenar el ritmo de contagios. Ahora hay 612 personas en unidades de cuidados intensivos.

Las tasas de infección, sin embargo, son inferiores a las del pico de la segunda oleada. Argimon ha apuntado, en este sentido, que la tendencia es a frenar e "incluso a bajar un poquito" el número de infecciones diarias –estamos en 26.000 a la semana–, pero que si ahora hay más enfermos en cuidados intensivos es porque el puente de la Purísima llegó justo cuando se empezaba a bajar la segunda oleada. Sin tiempo para la mejora. Ha admitido, de hecho, que fue un "error" la manera en la que se gestionaron las medidas durante el puente. "Solo en un mes tenemos a 300 personas más en la UCI", ha apuntado.

Ante esta presión en los hospitales, ha puesto énfasis en la necesidad de frenar el número de contagios para evitar que la situación sea "insostenible" y eso, ha apuntado, solo se puede conseguir reduciendo la interacción social: "Tenemos que hacer menos cosas, ir a trabajar y a casa". Ha explicado que ya se han eliminado elementos como el café de media mañana en los bares, que ahora tienen horarios acotados de apertura, y que hay que actuar "cuanto antes mejor" y con "medidas de impacto" y de "corto plazo".

El secretario de Salud Pública se ha declarado partidario de mantener unos días más las restricciones vigentes y de no dar marcha atrás todavía ni con el confinamiento municipal ni con los horarios de la restauración para ver si se frena el ritmo de contagios. Ha dicho que "estaría bien" avanzar el toque de queda a las ocho de la tarde como piden algunas comunidades autónomas, a pesar de que ha apuntado que la franja de ocho de la tarde a diez de la noche no tiene una alta interacción social, y ha propuesto mantener unos días más lo que ya está vigente.

Sobre el confinamiento municipal, ha defendido mantenerlo, a pesar de admitir que le sabe mal la situación de los pueblos pequeños. En Barcelona, ha dicho, hay de todo y, por lo tanto, no ha valorado la propuesta de la alcaldesa Ada Colau de aumentar el perímetro y hacerlo extensivo al conjunto del área metropolitana.

Argimon también ha criticado la acción del gobierno español, a quien ha acusado de "ponerse de perfil" en cuanto a las ayudas directas que cree que se tendrían que dar a los sectores afectados por las medidas y por recurrir la decisión de Castilla y León de avanzar el confinamiento nocturno.

En cuanto a la vacunación, ha asegurado que ya se ha vacunado en casi todas las residencias sin casos activos de covid y que entre los profesionales sanitarios todo el mundo se está queriendo vacunar y que el rechazo es mínimo. Ha lamentado, sin embargo, que un viernes se avise de que el lunes llegarán menos dosis de las previstas. "Todo va muy rápido, de un día para el otro. De Moderna nos llegarán 8.000 la semana que viene, y durante el mes de febrero, más de 80.000". Ha confiado en que en marzo se empiece a vacunar a los mayores de 70 años, como ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El responsable de Salud Pública ha dicho que se podría vacunar durante las 24 horas del día pero que tendrá que ser en "centros muy concretos" y que los puntos de vacunación móvil, que sí se plantean, serían una estrategia complementaria. Sería en espacios grandes y abiertos.

stats