Sociedad 07/01/2021

Los sindicatos de docentes quieren aplazar el retorno a las aulas pero los pediatras aseguran que son seguras

Vergés dice que los centros abrirán "segurísimo" este lunes 11 de enero

L.v.
3 min
Una professora i un alumne, tots dos amb mascareta, durant una classe en una escola de París.

BarcelonaLa polémica la abrió hace unos días un comunicado de una veintena de expertos en epidemiología y estadística que pedían un "cierre temporal de los centros docentes" para evitar nuevos contagios. Los sindicatos de educación se han añadido a la demanda y reclaman que escuelas e institutos estén cerrados 15 días más para esperar a que hagan efecto las restricciones y se pueda frenar la curva de contagios antes de volver a las aulas. Pero desde el Govern avisan de que las clases presenciales se retomarán "segurísimo" el próximo lunes, una decisión que este jueves han avalado los pediatras.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha garantizado, en una entrevista a RAC1, que los centros abrirán este lunes, día 11, y se harán cribajes masivos entre docentes y personal administrativo para detectar posibles casos asintomáticos que se podrían haber producido durante los festivos de Navidad. Esta opción la ha avalado la Sociedad Catalana de Pediatría, que en un comunicado ha expresado "todo el apoyo" a mantener las escuelas abiertas para que los alumnos vayan presencialmente, como se ha hecho durante el primer trimestre. "La evidencia actual y las publicaciones científicas que hay hasta el momento así lo avalan", dicen desde la junta directiva.

Diferentes opiniones sobre la afectación de la nueva variante en los niños

Esta afirmación contrasta con el polémico comunicado que publicaron una veintena de expertos en epidemiología, entre ellos Oriol Mitjà, que afirmaban que hay una "carencia de evidencia científica definitiva" sobre el papel de los centros educativos como motor o cortafuego del virus. Mientras que para los epidemiólogos no está claro que las escuelas sean un lugar seguro, para los pediatras el problema son los contagios "fuera de las escuelas" y advierten de las "graves consecuencias" para los niños si se cierran los centros.

Los pediatras recuerdan también que tanto la OMS como el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC según las siglas en inglés) han pedido que cerrar las escuelas sea el último recurso, y han apelado a un documento difundido por el ECDC que concluye que no se puede asegurar que la nueva variante británica del virus (que ya ha llegado a Catalunya) sea más transmisible en niños menores de 9 años ni tampoco de su impacto en las escuelas. Según los pediatras, "en algunos entornos de la comunidad científica ha habido una interpretación errónea" de los datos reportados por el Reino Unido, puesto que en los gráficos el grupo de menores de 9 años está "hiperrepresentado" ya que las escuelas estaban abiertas y el resto de la población confinada. "Esta variante del virus no afecta más los niños y mantiene una afectación por franjas de edad similar al anterior. Ha habido diferentes fuentes científicas que han confirmado esta interpretación errónea", avisan los pediatras.

De nuevo, este posicionamiento de los pediatras refuta uno de los argumentos de los epidemiólogos, que en su comunicado defendían el cierre de los centros porque la variante británica infecta un 24% más que lo que se conocía hasta ahora en el grupo de población de 0 a 9 años. En esta línea, la USTEC ha pedido adoptar el ejemplo del Reino Unido y aplazar el retorno a las aulas, mientras que el sindicato de profesores Aspepc ha afirmado, en un comunicado, que abrir los centres lunes es "una irresponsabilidad que pone en peligro la salud del alumnado, del profesorado y de la sociedad" y reclaman aplazar 15 días la reapertura de los centros.

stats