Sánchez exhibe el apoyo de Solana y alimenta la épica de la remontada

El PP pide concentrar el voto en Feijóo para evitar "el empate"

3 min
Javier Solana en el acto de final de campaña del Psoe en Fuenlabrada

BarcelonaFelipe González tenía 40 años cuando formó su primer gobierno en 1982, y 40 años tenía también a la persona que ocupó el ministerio de Cultura: Javier Solana. Sin embargo, Solana no fue un ministro más: fue el único que se mantuvo durante todo el mandato felipista, y el que después llegó más lejos en el ámbito internacional, primero como secretario general de la OTAN y después como primer alto representante de la Política Exterior Europea. Y ahora, a sus 81 años, cuando Felipe González se ha alineado con la derecha contra Pedro Sánchez, Solana ha decidido asistir al último acto de la campaña del PSOE como nexo entre la generación felipista y la sanchista. El público de Fuenlabrada le ha aplaudido en pie como la contrafigura de González, el ángel caído del socialismo español.

Con esta dosis de autoestima, y ​​aprovechando los errores del adversario, Pedro Sánchez ha alimentado la épica de la remontada. “Feijóo empezó diciendo que arrasaría y ganaría por 10 puntos. Y ahora están pidiendo la hora y diciendo que les empataremos. Pues lo perderán, porque los zurdos e izquierdistas [zurdosyzurdas, en referencia al modo despectivo de Javier Milei de referirse a los progresistas y que el PSOE ha convertido en lema de campaña y merchandising al estilo del Perro Sanxe] votarán por defender a Europa de la ultraderecha!”, ha clamado.

Y es que el PP ha rebajado las expectativas en los últimos días y ahora alimenta el miedo a un “empate” que faltaría Pedro Sánchez en la Moncloa. Así lo ha dicho Esteban González Pons en el acto final de campaña del PP, que se ha hecho en Valencia, uno de los feudos fetiche de los populares y donde es más fácil movilizar a gente: “Si el domingo por la noche Pedro Sánchez empata, Pedro Sánchez se queda, y nosotros, no quiero decir cómo, pero también”, ha afirmado.

El PP presenta estas elecciones como un plebiscito sobre Sánchez, pero ya empieza a ver que no servirán para apartar a Sánchez de la Moncloa. "Con el domingo no será suficiente, pero sin el domingo no habrá cambio político en España", ha dicho Alberto Núñez Feijóo. El gran problema del PP es la dificultad para concentrar el voto en unas elecciones, las europeas, en las que el elector tiende a votar más ideológica y menos estratégicamente. Y las encuestas dicen que Vox resiste mejor que en las españolas del 23-J.

Caso Begoña

La mejor carta que tiene el PP para movilizar a los suyos es el caso Begoña y todos los presuntos casos de corrupción que salpican al PSOE. "Estamos llenos de casos de corrupción, cada día aparece uno nuevo, y como español esto nos avergüenza", ha asegurado el líder del PP. “Si no quiere que gane la corrupción vote al PP, si no quiere que Sánchez siga haciendo de las suyas, vote al PP, y si quiere que el domingo estemos más cerca de cambiar el gobierno de España, ¡vote al PP!”, ha concluido.

Precisamente, este viernes un juzgado ha abierto diligencias contra un hermano de Pedro Sánchez con el mismomodus operandique el caso de su esposa. La entidad ultraderechista Manos Limpias presentó una denuncia de acuerdo a informaciones periodísticas de un medio de la órbita de la derecha.

De todo este caldo de cultivo, sin embargo, quien aspira a beneficiarse no es sólo el PP sino también Vox y, atención, la lista delinfluencerAlvise Pérez. En cambio, quien sí parece que puede tener problemas el domingo es Sumar, víctima de una pinza entre PSOE y Podemos. "No se trata de ser de izquierdas en las cartas, sino de estarlo en el BOE", ha dicho la cabeza de lista de Sumar, Estrella Galán, también desde Valencia.

stats