Memoria histórica
Cultura 23/07/2021

El Archivo Nacional recupera la documentación pendiente de la última entrega de los 'papeles de Salamanca'

Son 2.800 folios, con documentación sindical, política y personal confiscada por los franquistas al final de la Guerra Civil

3 min
Documentos del sindicato UGT (1937), que acaban de ser devueltos a la Generalitat procedentes del Archivo de Salamanca.

BarcelonaEl Archivo Nacional de Catalunya ha ingresado este viernes los últimos documentos que quedaron pendientes en abril en la séptima remisión del Archivo de Salamanca de fondos confiscados por el ejército franquista al acabar la Guerra Civil. Incluye cuatro cajas y unos 2.800 folios, con documentos de sindicatos y agrupaciones políticas (CNT y UGT, Estat Català-JEREC, la Aliança Obrera de Reus y la  Unió de Cooperatives de Barcelona, entre otros) y documentación personal. En este apartado, destacan materiales vinculados al anarcosindicalista Ángel Pestaña Núñez, al conseller de Agricultura de la Generalitat republicana Josep Jové i Surroca y al militar y abogado Antonio Aymat Mareca. El Archivo restituirá este patrimonio a sus titulares legítimos.

El 10 de abril se hizo efectivo el séptimo ingreso al Archivo Nacional de documentación procedente del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) español, correspondiente a confiscaciones de fondo y documentos llevados a cabo en Catalunya por el ejército franquista de ocupación y sus órganos especializados en la requisa, al acabar la Guerra Civil. A última hora, sin embargo, quedaron al margen de aquella entrega algunos documentos, pendientes de verificaciones finales, que son los que se devuelven ahora: se trata de cuatro cajas con documentación textual, una carpeta que contiene mapas y carteles, y una bandera. En conjunto, comprenden unos 2.800 folios, la reproducción digital de los cuales se traduce en unas 3.500 imágenes, aproximadamente.

Destacan los 22 documentos (1925-1938) correspondientes a los 14 sindicatos, comités y federaciones adheridos a las organizaciones mayoritarias en el mundo laboral durante la guerra, CNT y UGT, principalmente relativos a sus órganos centrales de propaganda, estudios económicos y comisión jurídica y a entidades locales de los diferentes sectores productivos de Badalona, Barcelona, Lleida y Reus. La entrega reúne también un volumen pequeño de documentación procedente de cinco agrupaciones políticas y sindicales más, como por ejemplo la Aliança Obrera de Reus, la Unió de Cooperatives de Barcelona, la Societat de Picapedrers de Tarragona, Estat Català-JEREC y el Comitè Català pro Homenatge a la Unió Soviètica. Se recupera también un cartel editado por el departamento de Trabajo y Obras Públicas de la Generalitat republicana, así como más de 600 folios de expedientes correspondientes a menores ingresados en 1932 y 1933 en la Casa Asilo de Sant Josep de Tarragona.

En cuanto a la documentación personal, por su volumen e interés la documentación más relevante devuelta ahora a Catalunya pertenece a tres personas con una actividad política e institucional conocida. Es el caso, por ejemplo, de Ángel Pestaña Núñez (1886-1937), una de las figuras más destacadas de la historia del anarcosindicalismo en Catalunya y dirigente principal de la CNT después del asesinato de Salvador Seguí (1923), del que han sido entregados un libro y cuatro agrupaciones documentales (1920-1937, 284 folios) que contienen principalmente cartas recibidas de organizaciones políticas y culturales y de particulares, una parte importante de las cuales en su condición de director del diario Solidaridad Obrera.

En segundo lugar, hay que destacar la llegada de nueva documentación del sindicalista socialista y conseller de Agricultura de la Generalitat republicana Josep Jové i Surroca (1884-1947), del que ya había sido restituida documentación anteriormente, que está en proceso de entrega a la familia, actualmente residente en los Estados Unidos. Ahora llega nueva documentación del periodo (1930-1936, 428 folios), principalmente recibida en el marco de su actividad política.

Finalmente, hay que destacar el valor de la documentación confiscada al militar y abogado Antonio Aymat Mareca (fallecido en 1972), que también había sido objeto de entregas anteriores de documentación procedente del CDMH, que ya fue restituida a sus descendentes a finales de 2015. El Archivo Nacional recibe ahora 25 grupos de documentos con 689 folios, de los años 1933-1939, que corresponden principalmente a los expedientes de su actividad profesional de defensa jurídica de personas encausadas ante los tribunales militares, por delito de rebelión, después de los Hechos de Octubre de 1934.

stats