Cine
Cultura  /  Cine 04/08/2022

Brad Pitt y 9 razones más para ver 'Bullet train' en el cine

Un ecléctico grupo de asesinos coincide en un tren de alta velocidad en la comedia de acción más fresca del verano

3 min
Brad Pitt a 'Bullet train'

BarcelonaUn sicario en proceso de transformación personal y decidido a evitar la violencia (Brad Pitt) es contratado para robar un maletín en el tren bala de Tokio a Kyoto. Un trabajo fácil si no fuera porque el tren está lleno de asesinos y alguien los está manipulando para enfrentarlos entre sí. Bullet train, que el viernes llega al cine, es una comedia de acción sin freno y, seguramente, el estreno más fresco del verano.

1.

Para ver a Brad Pitt en pantalla grande

No es que a Brad Pitt no le pesen los 58 años, es que cada vez tiene más carisma –incluso con sombrero de pescador–. Si en sus últimos trabajos mostraba su faceta más cool (Érase una vez en... Hollywood) o la dramática (Ad Astra), en Bullet train exhibe su sentido del humor autoparódico y una agilidad para las luchas cuerpo a cuerpo que ya querrían muchos actores en la veintena.

Tráiler de 'Bullet train'
2.

Porque no aparece ni un superhéroe

En un Hollywood saturado de superhéroes y franquicias, Bullet train es la excepción: una superproducción original –adaptación de la novela Tren bala del japonés Kôtarô Isaka– que no parece diseñada para generar posibles secuelas ni un universo cinematográfico. Se agradece.

3.

Por los cameos de estrellas de Hollywood

Brad Pitt hacía un cameo jugoso como mercenario duro y sexi en la comedia de Sandra Bullock La ciudad perdida. Ahora, la actriz le devuelve el favor interpretando en Bullet train a la mordaz supervisora de Pitt, con quien él habla constantemente por teléfono y que le hace un poco de terapeuta. Bullock incluso aparece en el tráiler, pero la película se reserva la aparición sorpresa de otra estrella de Hollywood que se presta a menudo a hacer cameos. Una pista: no es Matt Damon.

4.

Perquè David Leitch es un director de acción eficaz

Es la Cenicienta del cine de acción: empezó como humilde doble de acción –lo fue de Brad Pitt en varias películas y así se hicieron amigos– y acabó codirigiendo John Wick, título clave del cine de acción reciente. Responsable también de Atómica, Fast & Furious: Hobbs & Shaw y Deadpool 2, filma la acción con mucha pirotecnia, dinamismo y músculo.

5.

Para recuperar el espíritu postarantiniano de los años 90

A mediados de los 90, la ola expansiva de los primeros films de Tarantino propagó por los thrillers de la época el gusto por la violencia hiperbólica, el humor autoirónico y la subversión de los arquetipos del género. Bullet train da continuidad a aquel espíritu con su tono de thriller pulp y sus gánsteres en plena crisis de identidad presentados con letreros de tebeo.

6.

Por el juego que da el reparto

Brad Pitt no es el único actor de Bullet train, un thriller muy coral que se toma su tiempo para presentar a cada personaje y saca bastante jugo de actores como Aaron Taylor-Johnson y Brian Tyree Henry haciendo de improbable pareja de gemelos asesinos; Michael Shannon, encantado –incluso demasiado– de hacer de un malvado de tebeo; una Zazie Beetz vista y no vista (lástima), y la estrella juvenil de la saga Mi primer beso Joey King moviendo los hilos de todo. Y todos han entendido que aquí han venido a jugar.

Brian Tyree Henry y Aaron Taylor-Johnson, los 'gemelos' asesinos de 'Bullet train'
7.

Para celebrar el imaginario cinematográfico de la cultura japonesa

Hubo una época no muy lejana en la que, si Hollywood quería exotismo cosmopolita, el destino era siempre Japón. A pesar del tradicional ejercicio supremacista de sustituir a los protagonistas japoneses de la novela por actores anglosajones, Bullet train asume alegremente los códigos del imaginario cultural japonés, desde la estética del cine de acción nipón hasta la utilización de iconos pop.

8.

Para ver el debut como actor de Bad Bunny

El cantante latino más carismático de su generación ya hacía un cameo fugaz en Fast & Furious 9, pero en Bullet train es un personaje con presencia (un mafioso mexicano en busca de venganza) que tiene una lucha cuerpo a cuerpo con Brad Pitt. Todo ello no deja de ser un truco de marketing, pero los fans quedarán contentos.

Bad Bunny en 'Bullet train'
9.

Porque los trenes y la acción son un matrimonio feliz

Quizás porque van juntos desde el primer momento –recordamos el impacto del L'Arrivée d'un train en gare de La Ciotat de los Lumière–, el binomio cine y trenes siempre ha funcionado, y especialmente cuando hablamos de cine de acción: El maquinista de la general, Snowpiercer, Pelham 1, 2, 3... Debe de ser por la combinación entre un espacio cerrado y claustrofóbico y el movimiento constante exterior.

10.

Porque en ninguna parte se está mejor que en el cine

Mientras su aire acondicionado no se vea afectado por las medidas para reducir el gasto energético, los cines son uno de los mejores lugares donde combatir el calor. Y, quien busque propuestas ligeras y escapistas para un público adulto, no encontrará muchas opciones mejores que Bullet train en la cartelera.

stats