Barça
Deportes 10/04/2021

El árbitro que expulsó a Messi dirigirá el clásico

Gil Manzano, designado a última hora después de la lesión de Mateu Lahoz

2 min
Gil Manzano, en el momento de expulsar Leo Messi a la final de la Supercopa de España

BarcelonaLas designaciones arbitrales siempre son polémicas, y más si el partido es un Real Madrid-Barça. Pero muy pocas veces se ha vivido un lío organizativo como este a la hora de decidir quién silbaba el clásico. Tenía que ser Mateu Lahoz pero sufre una lesión muscular, así que a última hora se ha decidido que fuera Gil Manzano, el árbitro que expulsó a Leo Messi en la final de la Supercopa de España.

Más allá del cambio, por motivos físicos, los problemas empiezan a principios de semana cuando el Comité Técnico de Árbitros (CTA) hace la relación de árbitros para los partidos de la jornada. Este estamento, que está regido por la Federación Española de Fútbol (RFEF), había pensado en dos colegiados para el clásico de este sábado: el vasco De Burgos Bengoetxea y el andaluz Munuera Montero. Pero finalmente se decantó por el valenciano Mateu Lahoz. Una decisión polémica y que, según informaba Radio Marca, se produjo “por presiones externas” tanto al CTA como a la RFEF.

Sin embargo, la cosa no se acabó aquí. Mateu Lahoz, árbitro internacional, dirigía miércoles la ida de cuartos de final de la Champions entre el Bayern y el PSG. Y, según explicó la RFEF a través de un comunicado breve, el colegiado se hizo una lesión muscular, así que deprisa y corriendo se le tenía que buscar un sustituto y el nombre escogido fue el de Gil Manzano. Desde la Federación argumentan que era el árbitro más experimentado de entre los que estaban disponibles este fin de semana –no había sido designado para silbar ningún partido–. Lo que no cambia es el árbitro del VAR, que será Soto Grado, del Comité de la Rioja.

Será la segunda vez que este árbitro silba un clásico. El otro precedente fue el de la temporada 2014/15, en el Bernabéu, con victoria blanca por 3-1. Esta temporada, Gil Manzano ha arbitrado dos partidos al Barça, un empate a la Liga contra el Sevilla en el Camp Nou (1-1) y la final de la Supercopa contra la Athletic Club, en que el conjunto vasco ganó a la prórroga (2-3) y donde el árbitro expulsó a Messi a instancia del VAR por una agresión a Villalibre. Era la primera vez que Messi era expulsado con el Barça.

Voto de confianza de Koeman

A pesar de que la designación generó controversia en las redes, sobre todo en el entorno del Barça, Ronald Koeman quiso sacar hierro a la decisión y se posicionó a favor de Gil Manzano. “A veces hablamos demasiado. Creo que todos los árbitros son honestos. Además, tienen la ayuda del VAR. El que tenía que silbar [Matau] es un buen árbitro, y el que lo hará también lo es. No tenemos que estar pendientes de esto sino centrarnos en nosotros”.

stats