Tenis
Deportes 12/09/2021

El cuento de hadas de Emma Raducanu, la tenista británica que ha batido todos los récords

Con 18 años ha ganado el US Open y se ha convertido en la primera campeona proveniente de la fase previa

4 min
Emma Raducanu, campeona  de lo OS Open

BarcelonaEl deporte continúa siendo capaz de sorprender. De crear historias tan bonitas que parecen escritas por un escritor de aquellos que iluminan los sueños de los adolescentes. Con 18 añitos, la británica Emma Raducanu se ha convertido en el primer jugador capaz de ganar un torneo de Grand Slam después de jugar todas las fases previas. Es decir, aquellos partidos jugados en pistas con apenas 10 espectadores, bajo un sol de justicia, donde decenas de jugadores sueñan en poder clasificarse para la fase final de un torneo como el Open de los Estados Unidos.

Parece un cuento de hadas. El guion de un film de Hollywood de aquellos que sabes que no es posible. Raducanu no empezó su carrera profesional hasta hace tres meses, cuando hizo la selectividad y sus padres le permitieron dedicarse al 100% a este deporte tan mágico, pero también tan duro. Hija de un rumano y una china que se conocieron en Canadá, donde trabajaban en el sector de la banca, Raducanu llegó a Nueva York hace tres semanas sin imaginar que se proclamaría campeona al derrotar a la joven de 19 años Leylah Annie Fernandez por 6-4 y 6-3. En esta era de las estadísticas, las que explican el triunfo de Raducanu te dejan helado. La joven londinense ha ganado Grand Slam sin perder un set, ha jugado más partidos que ninguna otra campeona y se ha coronado en apenas su segunda participación en uno de los cuatro grandes torneos. En Wimbledon tenía una invitación para estar en la previa y ya llegó hasta la cuarta ronda y empezó a llamar la atención. Pero una cosa es superar unos cuantos turnos y otra de muy diferente ganar. Nunca una mujer había sido campeona en el segundo intento en el circuito. Y, de paso, ha subido la moral de los padres del tenis, los británicos, que llevan años esperando a un héroe. Si el escocés Andy Murray consiguió tres Grands Slams de 2012 a 2016, ahora Raducanu es la primera británica en ganar un Grand Slam desde Virginia Wade en Wimbledon en 1977. Además, Raducanu pasa a ser una de las campeonas más jóvenes de la historia del torneo, a pesar de que Maria Sharapova y Serena Williams lo hicieron más jóvenes que ella.

Leylah Fernandez y Emma Raducanu, las finalistas del US Open.

La final tenía un cartel difícil de mejorar, era sorprendente. Si Raducanu todavía no ha cumplido 19 años, Leylah Fernandez los ha cumplido durante el torneo. Era una final similar a la de 1999, cuando Serena Williams, con 17 años, derrotó a Martina Hingis, de 18. Ahora las dos jóvenes nacidas en Canadá tendrán que aguantar la presión de parecer destinadas a seguir enfrentándose en finales. De hecho, hace años que se ven las caras. La primera vez que se enfrentaron tenían 12 años. Ahora, ya mayores de edad, han jugado una final emotiva en que Raducanu ha impuesto su juego, más solvente, a pesar de que Fernandez ha reaccionado una vez y otra alternando errores con golpes ganadores. Cada vez que Raducanu parecía a punto para ganar el primer set, la canadiense reaccionaba. Al final, la británica se ha llevado el primer set a la cuarta oportunidad.

El segundo, en cambio, parecía destinado a ser fácil para una Raducanu que ha llegado a situarse 5-2 por delante. Pero, de nuevo, Fernandez ha luchado por su sueño. Hija de madre filipina y un futbolista ecuatoriano que acabó jugando en clubes menores de Canadá, Fernandez no ha recibido nunca el apoyo de la Federación Canadiense, que en ningún momento ha apostado por ella. Con un padre apasionado de los deportes que analizaba como podía vídeos de rivales para ayudarla, Fernandez ha hecho su camino casi sola, puesto que los primeros entrenadores le dijeron que no tenía futuro al ser muy pequeña. Y con un corazón gigante, ha llegado a tener una bola de break para situarse 5-4. Y justo en este momento, el médico ha entrado en la pista, puesto que la rodilla de Raducanu sangraba al caer en un resbalón unos puntos antes. La canadiense no se ha tomado bien ver cómo el juego se paraba cinco minutos justo cuando estaba jugando mejor. Y, de hecho, cuando Raducanu ha vuelto a la pista, en dos minutos ha terminado el trabajo: se ha llevado el segundo set y con él la final. El último punto, por cierto, ha sido un ace.

Raducanu, que ocupaba la posición 366 en el ranking mundial hace dos meses y tenía comprados los billetes de vuelta a Londres después de la primera semana de torneo, ya es la 23a mejor jugadora de la WTA. Ahora todo un país la mira. Aquella niña que empezó a jugar en Londres soñando ser como Simona Hapel, rumana como su padre, y Li Na, china como su madre, se ha convertido en la protagonista de uno de aquellos hitos que te ponen la piel de gallina. Un triunfo tan especial que una de las primeras felicitaciones que ha recibido ha sido la de la reina de Inglaterra, con un comunicado: "Un triunfo extraordinario con esta edad será un triunfo que servirá de ejemplo para nuevas generaciones y demuestra tu capacidad de trabajar duro".

stats