Fútbol
Deportes 07/10/2021

Gavi da la razón a Luis Enrique en su graduación con España (1-2)

El interior azulgrana se convierte en el debutante más joven de la selección estatal

2 min
Gavi, perseguido por Chiellini

BarcelonaLuis Enrique quizás es el seleccionador español que más simpatía genera en Barcelona y menos en Madrid. Con una convocatoria de autor, tan criticada como llena de jugadores jóvenes y, de nuevo, sin ningún representante del Real Madrid, su equipo derrotó y eliminó ayer a la vigente campeona de Europa, Italia, en las semifinales de la Liga de las Naciones de la UEFA (1-2). Pablo Martín Páez Gavira, más conocido como Gavi, se convirtió en el debutante más joven de la selección española con 17 años y 62 días -por delante de Zubieta, 17 años y 284 días, y de Ansu Fati, 17 años y 308 días- y lo hizo estrenándose como titular y firmando una gran actuación. El joven y habilidoso interior andaluz, con su buen fútbol, dio la razón a Luis Enrique y, de paso, acabó con los numerosos críticos que tiene el técnico asturiano en la capital del Estado.

Gavi fue omnipresente: ahora en el interior derecho, ahora en el izquierdo, ahora presionando y recuperando una pelota, o bien haciendo una conducción y capitalizando una acción de ataque del combinado estatal, o separando a un compañero de una disputa con los siempre temidos defensores italianos. Y todo ello, no en un partido de la selección sub-18, el equipo estatal que le correspondería por su edad, sino con la selección absoluta. Y ante Italia. Y en un estadio como San Siro. En una época de penumbra en el Barça, la luz de Gavi brilla y brillará con fuerza. Y, esto, a Luis Enrique, tampoco se le escapa. 

Si el joven mediocampista de la localidad sevillana de Los Palacios y Villafranca acaparó los focos por su precoz y acertado debut, el jugador del Manchester City Ferran Torres fue quien se llevó la gloria de los goles. A pesar de no tener naturaleza de delantero centro, el extremo valenciano se ha acostumbrado a centrar su posición tanto en su equipo como con la selección española, y ayer demostró su olfato goleador con dos goles de killer de área.

En la banda izquierda, Mikel Oyarzabal trasladó al combinado estatal su buen momento de forma con la Real Sociedad y se encargó de proveer de pelotas a Torres. El ex del Valencia abrió la lata en el minuto 17 y remató el trabajo a las puertas del descanso con el segundo gol, poco después de que Italia se quedara con un jugador menos por la expulsión del central Bonucci, que vio una segunda tarjeta amarilla.

De Gavi a Yéremi Pino

En la segunda mitad continuó el dominio de la selección española, que vivió otro debut prometedor de la mano de Luis Enrique. Se trata del eléctrico extremo canario de 18 años del Vila-real Yéremi Pino, que llevó de cabeza a una defensa italiana superada con claridad por el combinado estatal. 

A pesar de que Italia parecía sentenciada, un córner mal servido acabó con un contraataque de la selección azzurra bien conducido por Chiesa y que culminó Pellegrini. La selección italiana acabaría vaciándose encima del césped, pero España fue superior y certificó su billete para la final, que se disputará el domingo contra el ganador del duelo entre Francia y Bélgica.

stats