GP de España de Fórmula 1
Deportes 06/05/2021

Sergio 'Checo' Pérez: "No veo ningún inconveniente por que una mujer sea piloto de F1"

5 min
Sergio 'Checo' Pérez, piloto de Red Bull Racing
Disponible en:

Después de más de diez años en la Fórmula 1, Sergio 'Checo' Pérez estuvo a punto de abandonarla después de quedarse sin un asiento en Racing Point. Gracias a un final de temporada espectacular, y la primera victoria de toda su carrera, Red Bull decidió darle una oportunidad. Ahora, dos carreras después de que empezara el Mundial, todavía está cogiendo el ritmo de competición en uno de los mejores equipos del Mundial. El mexicano espera dar un gran paso adelante en el Gran Premio que tendrá lugar este fin de semana en el Circuito de Barcelona-Catalunya.

Solo seis mexicanos han competido en F1 en toda la historia. Siempre has sido un gran embajador de tu país en el equipo en el que estuvieras. ¿Ahora, en Red Bull, es un peso añadido más?

— Es una cosa muy especial representar a México pero intento no pensarlo mucho. Carrera a carrera intento superarme y dar los mejores resultados en el nivel al que estoy, que es el mejor del mundo. Mi objetivo es ser el número 1 del mundo.

Conseguiste la primera victoria para un mexicano en los más de 50 años de historia de F1 justo en un año marcado por la pandemia y sin tener claro tu futuro. ¿Cómo fue para ti aquel momento? 

— Fue muy especial por todo lo que había vivido aquel año. Después de carreras muy duras llegó la victoria y me trajo mucha paz a nivel personal. Pasara lo que pasara al acabar la temporada, ya había ganado en la F1 y es una cosa que nadie me podrá quitar. Es un orgullo a nivel personal. 

Lo que sentiste al subir al escalón más alto del podio no lo olvidarás nunca. 

— Es una sensación increíble. Lo sueñas tantas veces pero cuando lo vives, es un momento en el que estás solo, contigo mismo, y te pasan por la cabeza muchos momentos. Me venían flashes de mi carrera, todo lo que he tenido que sacrificar. Fue como que todo, por fin, había valido la pena. Me demostré a mí mismo cómo de bueno soy y que todo el esfuerzo no había sido en vano. 

A pesar de que lleves poco tiempo en Red Bull, ya has sufrido situaciones incómodas, sobre todo con Helmut Marko. El asesor de la escudería pasó de alabarte ante la prensa a ser muy crítico y duro contigo ante todo el mundo. ¿Cómo es vuestra relación? 

— Estoy encantado con Helmut. Siempre me dice lo que piensa, sea bueno o malo, y no solo me lo dice a mí, sino a la prensa. Es una persona muy directa y a quien respeto mucho. Tener alguien así en la F1 no es común y tener siempre su punto de vista es especial. Creo que tenemos una buena relación, nos estamos conociendo cada vez más. Después de cada carrera nos llamamos y charlamos sobre si lo hice mal o no. 

Al inicio de la temporada te diste un margen de cinco carreras para acabar de adaptarte al nuevo equipo. Teniendo en cuenta esto, ¿qué te falta a nivel físico y de coche para estar al 100%?

— Me queda todavía acabar de conocer el coche. Cada fin de semana vamos a una pista muy diferente con condiciones que no tienen nada que ver. Esto también hace que la adaptación sea más farragosa y acabar de entender como funciona el coche también se complica. En carrera creo que es el aspecto en que más he mejorado. Lo que hacía en otros equipos anteriores no funciona para nada con Red Bull. He tenido que cambiar totalmente mi aproximación a las carreras. Hice una mejora clave el fin de semana pasado en Portugal y espero dar otro gran paso en Barcelona. 

Tener a Max Verstappen como compañero de equipo no tiene que ser nada fácil por su talante extremadamente competitivo. Tú, en todos los equipos donde has estado, has acabado superando a tus compañeros de equipo en tu trayectoria. ¿Crees que tienes la posibilidad de que esto pase a Red Bull? 

— Tengo una gran referencia en Max. Lleva cinco años en el equipo y te das cuenta de que desde la primera vuelta maximiza prácticamente todo del coche. Tiene una confianza en sí mismo, en el coche y en el equipo muy grande y que solo se adquiere pasando tiempo con el equipo. Creo que mi adaptación todavía está en proceso, me falta mucho para mejorar. Él está al límite en cada carrera y lo está demostrando sacando el 100%, yo todavía tengo mucho para mejorar. Ahora mismo es muy temprano para pensar en esto. En la última carrera del Mundial en Abu Dhabi ya sabremos qué habrá pasado y veremos cómo de positivo ha sido mi año. 

Checo Pérez dentro del Red Bull

¿Cuál es el objetivo que te marcas este año, teniendo en cuenta el salto que ha dado Red Bull en la lucha por el título?

— Mi aspiración es ganar. Es muy pronto en la temporada todavía y hace falta que tenga paciencia. Sé que dentro de diez carreras sabré exactamente a qué nivel estoy y qué posibilidades reales tengo en el campeonato. Esto acaba de empezar y no tengo que analizar más las cosas. Las temporadas en la F1 son muy largas y no importa tanto cómo y dónde empieces, sino donde acabes en Abu Dhabi. Hay que tomárselo con calma y creo que a paso están llegando los resultados.

Has llegado a Red Bull en el año que más abierto está el Mundial. La lucha entre Mercedes y tu equipo nunca había sido tan ajustada. Has llegado en el mejor momento.

— Es increíble y una motivación muy grande. Llegas al circuito y sabes que si eres perfecto y lo haces todo bien, puedes ganar la carrera. Depende de ti y esto antes no lo tenía. Es un esfuerzo y una responsabilidad muy grande y provoca que carrera a carrera la intensidad sea mayor.

El fin de semana pasado muchos pilotos de F1 os pronunciasteis contra los abusos en las redes sociales con un silencio mediático. Tú has recibido muchas faltas de respeto en todo este tiempo. ¿Cómo te afectan en tu trabajo?

— Las críticas no me perjudican y, en cierto modo, forman parte de mi profesión. Lo que sí que me afecta y no llevo bien son las faltas de respeto que recibo sin justificaciones de gente cobarde que está detrás de un ordenador, en el anonimato, atacando a deportistas y personas en general. Es una cosa que tenemos que parar y los deportistas tenemos que hacer lo que esté en nuestras manos.

¿Los deportistas tenéis que ser líderes sociales, pues?

— Hay momentos en los que hace falta que levantemos la voz para promover cosas positivas, sean por nuestros países o por el mundo en general. Por la posición que tenemos, tenemos que hacer esta tarea. Estamos, en cierto modo, obligados a ser líderes que ayuden a cambiar el mundo y dar un poco de paz, que tanta falta hace.

Un movimiento que también hay que apoyar es el feminismo dentro de la F1. Este es el primer año en que las W Series acompañan a la F1 en la mayoría de circuitos. ¿Crees que es un primer paso para que las mujeres puedan competir en la F1?

— Es un paso importante y un reclamo para el público femenino en las carreras. Cada vez las siguen más y esto es muy positivo. Será muy bueno ver las W Series y, por qué no, en un futuro ver pilotos mujeres en la F1. No veo por qué una mujer no ha de poder ser piloto de F1.

stats