Deportes 13/05/2021

La reapertura de los estadios empieza en Valencia y las Baleares

El gobierno autoriza hasta 5.000 seguidores en las zonas de menos incidencia

2 min
Leo Messi, en el Camp Nou
Disponible en:

BarcelonaLas ligas profesionales de fútbol y de baloncesto podrán tener público a partir de este fin de semana. Eso sí, con muchos condicionantes. El primero, la incidencia del virus en el territorio donde se tienen que disputar los partidos. Aparte de esto, solo podrá haber un 30% del aforo, hasta un máximo de 5.000 personas. En la práctica, significa que tan solo las Baleares y el País Valenciano, además de Galicia -zonas que están en la fase 1 de la pandemia-, podrán acogerse a la reapertura autorizada por el gobierno español. El resto tendrán que esperar una o varias semanas, o ya hasta el inicio de la temporada próxima.

El ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, expusieron el plan para la reapertura, que se estableció deprisa y corriendo después de la reunión entre el gobierno y las ligas de fútbol y de baloncesto. “Me preocupaba dejar entrar público a unos estadios y a otros no, pero me aseguraron que los clubes eran muy conscientes de ello”, justificaba Uribes, haciendo hincapié en el hecho de que tan solo quedan dos jornadas en la liga de Primera Divisió de fútbol. En cambio, quedan cuatro en Segunda, más los partidos de ascenso. Y también queda por jugar el play-off para el título en la liga de baloncesto. “Tenemos que ir partido a partido. Las medidas se irán actualizando en las próximas semanas”, añadía.

A efectos prácticos, los partidos con público serán el Valencia - Eibar y el Vila-real - Sevilla, de Primera. Y el Castelló - Ponferradina, Mallorca - Alcorcón y Lugo - Mirandés, de Segunda. “No son todos los partidos, pero es una muestra significativa”, añadía el titular de Deportes. Más a largo plazo, Uribes también se refirió a la Eurocopa, que tendrá en La Cartuja (Sevilla) una de las sedes. La previsión, si la evolución de la pandemia lo permite, es que haya hasta 16.000 espectadores para ver los partidos de la selección española.

La norma impedirá que estadios como el Camp Nou puedan tener espectadores hasta la temporada próxima. El gobierno español no quiso entrar en detalles sobre el porcentaje de público que se autorizaría a partir de agosto. Ni siquiera pudo garantizar si se abrirían las puertas -siempre alegando la evolución de la pandemia-, pero se mostraba optimista.

Con mascarilla y distancia

Mientras, Darias detalló el protocolo para acceder a los estadios, donde tan solo se permitirá que vayan los aficionados locales -sin desplazamientos-. El ministerio no dictará las normas que tienen que seguir los clubes para sortear las entradas, pero sí obligará a mantener una distancia de un metro y medio entre los aficionados, y que la entrada y la salida se hagan de manera ordenada y por sectores. Tampoco se podrá comer ni fumar, se tendrá que tomar la temperatura a la entrada y los asistentes tendrán que llevar una mascarilla FFP2 sin válvula.

stats