Elecciones Barça
Deportes 28/02/2021

Toni Freixa: barcelonismo irracional, nuñismo y el aval del hombre más rico de Catalunya

El ex portavoz de Sandro Rosell propone un Barça combativo y apolítico

3 min
Fotomontaje de Toni Freixa
Disponible en:

BarcelonaAntoni Freixa y Martín es el socio número 54.782 del Barça y quiere construir su propio legado en la entidad. Abogado especialista en derecho deportivo y mercantil, en 2005 dejó de trabajar para la primera directiva de Laporta, a la que asesoraba en el terreno jurídico, por "falta de afinidad con el proyecto". Sandro Rosell, que abandonó la cúpula también en aquel momento, lo rescató para sus aspiraciones presidenciales. Así, después de intentar hacer caer a Laporta con la demanda de los avales de Vicenç Pla y con el voto de censura de Oriol Giralt, volvió al Barça en 2010 en calidad de secretario y portavoz de la junta más votada de la historia. Ideólogo de la acción de responsabilidad contra el anterior gobierno, perdió poder después de la dimisión de Rosell, si bien aguantó hasta el final del mandato para no tener que presentar aval en las elecciones de 2015, en las que obtuvo más firmas para ser candidato (3.068) que no votos a las urnas (1.750). Antes de iniciar la campaña, sin embargo, pagó más de 40.000 euros por un antiguo litigio profesional a Alejandro Echevarría, excuñado de Laporta que 12 años antes lo había ayudado a entrar en el Barça, por obligación de la justícia.

Ramon Artigas, Juanma Alcaraz, Toni Freixa, Santi Salvat y Jordi Durà, integrantes de la candidatura Fidels Al Barça

Freixa, que en octubre cumplirá 53, abonó aquella cantidad con la ayuda, entre otros, de Juan Manuel Alcaraz, socio azulgrana que lo acompañó a las elecciones de 2015 y que repite en esta aventura. Alcaraz es promotor inmobiliario, aparece a menudo en las páginas del corazón por su matrimonio con Alejandra Prat y, según ha podido saber el AR , VOX lo ha tanteado para financiarse en Catalunya. También forman parte de Fidels al Barça Santi Salvat, que en 2010 inició una carrera presidencial poco fructífera, en 2015 apoyó a Laporta y ahora cree que las mejores soluciones para la institución las tiene Freixa. En total, el equipo lo integran 15 potenciales directivos –13 hombres y dos mujeres–, de los cuales solo la cabeza de cartel ha tenido protagonismo específico durante la campaña. Por ejemplo, el apartado económico lo han explicado Anna Vila Ferran y Ramon Artigas, que no figuran en la lista oficial de una candidatura que ha estructurado su aval con la ayuda de la expropietari de Cirsa, Manuel Lao, que tiene un capital multimillonario que sitúa a Matadepera al frente de los municipios más ricos de Catalunya.

250 millones para invertir en fichajes

Si gana las elecciones, Freixa confiará la dirección de fútbol a Lluís Carreras, ex jugador del Barça y exentrenador del Sabadell, el Nàstic o el Sagan Tosu japonés. Cree que es la persona adecuada, por discurso y estilo de juego, para reparar la mala política deportiva de los últimos cursos, que según el candidato es, junto con la pandemia, el motivo principal de la crisis que atraviesa el club. Freixa, que es el aspirante a la presidencia más tibio con la continuidad de Messi, se reunió en campaña con la Liga para desmarcarse del Real Madrid, estuvo a punto de llegar a un acuerdo con Emili Rousaud para unir fuerzas en las elecciones y se ha comprometido a promocionar la Grada de Animación del Camp Nou en caso de triunfo electoral. Propone un Barça "libre de intereses políticos", ve factible hacer grandes fichajes mediante un ingreso de 250 millones antes del verano y no rechaza la etiqueta de representante del nuñismo. Barcelonista irracional, orador ágil y gran ex futbolista, afronta la semana previa a los comicios convencido que en caso de derrota seguirá dando guerra en el entorno. Es un superviviente.

stats