Economía 23/03/2021

El Banco de España rebaja hasta el 6% la previsión de crecimiento de la economía española para este año

El supervisor prevé el retorno a la normalidad a finales de año y la recuperación del turismo en 2022

3 min
Pablo Hernández  de Cuerpo ayer  al Círculo de Economía .
Disponible en:

MadridEl 2021 arrancaba con duras restricciones para hacer frente a la tercera oleada del coronavirus y estas restricciones han retardado la actividad económica durante las primeras semanas del año. Todavía no ha acabado marzo, pero todos los indicadores apuntan a un primer trimestre más flojo de lo previsto. El gobierno español mantiene, por ahora, sus previsiones económicas para 2021, a pesar de que el Banco de España ya ha rebajado ligeramente su optimismo. Según el regulador, este año la economía empezará a levantar cabeza, pero lo hará más tarde y más tímidamente de lo previsto. El primer trimestre del año, el PIB caerá un 0,4%. "Los datos de movilidad, ocupación y consumo han sido malos en enero y en febrero", ha apuntado este martes el director general de economía del Banco de España, Óscar Arce.

El organismo prevé que la economía española crezca este año un 6%, ocho décimas menos de lo que había estimado en las previsiones publicadas en diciembre. La revisión a la baja responde a la actividad económica "débil", peor de la que se había previsto para el primer trimestre debido a las restricciones relacionadas con la pandemia y a las ayudas europeas, que todavía no llegan. Aun así, el supervisor prevé que el proceso de vacunación y la llegada del dinero del plan de recuperación estimularán la economía, especialmente durante la segunda mitad del año.

El 6% de crecimiento del PIB para 2021 es un claro indicio del comienzo de la recuperación después de una caída histórica del 11% en 2020 por el impacto "brutal" de la pandemia de covid-19. El PIB crecerá un 5,3% en 2022 y un 1,7% en 2023, según las estimaciones del organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos. El gobierno de Pedro Sánchez es más optimista y prevé que la economía crezca este año un 7,2% sin tener en cuenta las ayudas europeas. Si se contabiliza el impacto del Plan de Recuperación, el ejecutivo central aprecia que el crecimiento del PIB se puede disparar hasta el 9,8%.

El Banco de España, en cambio, cree que hasta la segunda mitad del año no se empezarán a gastar los fondos comunitarios y que su impacto en la economía no se notará hasta 2022. "Estamos viendo que los fondos quizás no llegarán al ritmo que pensábamos", ha asegurado Arce. Las previsiones del regulador no incluyen el impacto del paquete de ayudas directas a empresas y autónomos de 11.000 millones de euros, que podrían contribuir a suavizar la desaparición de empresas y la destrucción de ocupación. El organismo prevé que el paro este año se ensarte hasta el 17%.

El supervisor financiero ha tenido en cuenta, a la hora de actualizar las previsiones, la posibilidad de nuevas oleadas de contagios, que implicarían alargar medidas restrictivas con un evidente impacto económico, pero también prevé que la vacunación facilite una "retirada gradual" de las medidas hasta su "desaparición prácticamente total" a finales de año. El regulador prevé, por lo tanto, que la normalidad llegará de aquí nueve meses. El turismo, sin embargo, no volverá a los niveles previos a la pandemia hasta 2022, según apunta.

Con todo, el Banco de España advierte de la dificultad de hacer previsiones en un clima de "elevada" incertidumbre económica por la pandemia. El regulador subraya que la recuperación económica estará condicionada por la evolución de la pandemia y el ritmo del proceso de vacunación. También el impacto económico del covid-19, todavía difícil de medir. Las consecuencias de la crisis dependerán principalmente "de las secuelas que la pandemia pueda dejar sobre el tejido productivo y laboral", es decir, de la destrucción de empresas y del paro, y de la normalización de indicadores como el turismo o la tasa de ahorros de los hogares.

Otros escenarios económicos

El crecimiento del 6% es el escenario central que prevé el Banco de España, pero el regulador también ha presentado dos escenarios alternativos: uno optimista, en el que el impacto económico del covid sería más suave; y otro pesimista, en el que la pandemia se alargaría más de lo previsto y el impacto sería más fuerte. En el escenario optimista, se estima que la economía podría crecer este año un 7,5%, mientras que en el escenario más pesimista el aumento del PIB este año se limitaría al 3,2%. En los dos casos ha habido uno revisión a la baja.

En cualquier caso, el Banco de España trabaja con la hipótesis de que la pandemia y sus efectos económicos no se alargarán más allá del 2022 y la normalidad se irá imponiendo progresivamente. "La recuperación de los niveles del PIB prepandemia tendrá lugar en 2023", según el escenario principal, y se "adelantaría algo más de un año en el escenario suave", afirma el regulador. El que todavía no se puede estimar es la huella que dejará la pandemia en el tejido productivo.

stats