Economía 13/10/2021

El Cercle d'Economia alerta de que Catalunya y Barcelona pueden caer "en una espiral de irrelevancia económica"

El grupo de presión empresarial critica el decrecimiento y exige un "modelo de prosperidad compartido"

3 min
El presidente del Círculo de Economía , Javier Faus.

BarcelonaEl Cercle d'Economia ha denunciado este miércoles en su última nota de opinión que "ni Barcelona ni Catalunya disponen de un modelo de prosperidad compartido y que tenga la complicidad de todos los agentes". El grupo de presión empresarial ha lamentado que tanto el país como su capital pueden quedar atrapados "en una espiral de irrelevancia económica, de decadencia lenta pero inexorable".

La entidad ha recordado que fue una de las primeras en mostrar públicamente su apoyo a los indultos porque consideraba que "era un primer paso" hacia este objetivo, así como "para generar la complicidad necesaria entre las administraciones y la sociedad civil". Aún así, ahora el Cercle d'Economia hace muy explícita su "decepción" con los gobiernos de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona: "Creemos que ninguna de las dos instituciones más importantes del país tiene definido un modelo de prosperidad que la gran mayoría de ciudadanos, la sociedad civil y el empresariado puedan compartir". Así pues, la organización considera que el modelo de desarrollo económico que proponen las dos administraciones es "fuertemente ideológico", con "falta de pragmatismo", y que a menudo genera "confrontación". "Muy a menudo son tácticos, coyunturales, para obtener un voto favorable en unos presupuestos o para diferenciarse del adversario político", critica el Cercle.

En su nota de opinión, el grupo de presión empresarial también repite un mensaje que ya ha defendido en relación con el proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat: hacer apología de las teorías del decrecimiento es una "irresponsabilidad". El Cercle cree que esta corriente de pensamiento no es "creíble ni siquiera en el ámbito del cambio climático" y asegura que en los países industrializados se demuestra que se pueden hacer compatibles el crecimiento económico y la reducción de emisiones. "Hay científicos y economistas que apuntan que la tecnología y la innovación serán parte de la solución del problema, y sin crecimiento y beneficios empresariales reinvertidos en investigación no se podrá avanzar", apunta. Sobre el aeropuerto de El Prat, pide a las administraciones que vuelvan a sentarse "urgentmente" a la mesa de diálogo para hacer posible una ampliación "que minimice el impacto ambiental".

Para lograr este "modelo de prosperidad compartido", el Cercle pone como ejemplo el gobierno de Alemania o el del Ayuntamiento de París, donde se ha hecho prevalecer el "consenso" para resolver los problemas. ¿Cómo proponen aplicar esta fórmula en Catalunya y Barcelona? Para empezar, la institución empresarial propone rediseñar el turismo apostando "por la calidad en vez de la cantidad", aunque denuncia que no se puede conseguir este objetivo sin renovar constantemente la planta hotelera y, por lo tanto, considera un "obstáculo" las prohibiciones municipales.

"Faltan consensos y sobra demagogia"

Por otro lado, el Cercle también plantea como ejes estratégicos del crecimiento económico sectores como la digitalización o la biomedicina, y urge a Catalunya a seguir el ejemplo de Portugal, que se ha hecho suyo el lema de "país emprendedor". En cuanto a la transición hacia un nuevo modelo energético, el ente avisa de que "faltan consensos y sobra demagogia" y recrimina que "pensemos ingenuamente que solo con el autoconsum daremos servicio a todas las necesidades energéticas del país". La organización acaba con una felicitación por el "buen trabajo hecho" en la mesa de reindustrialización de Nissan, pero pide el mismo consenso para el conjunto de la industria catalana.

"No somos ni pesimistas ni derrotistas, pero no somos autocomplacientes. Hoy en día la política barcelonesa y la catalana no ayudan a hacer progresar el país ni a buscar y ejecutar un desarrollo económico que nos acerque a esta prosperidad compartida", cierra el Cercle.

stats