Finanzas
Economía 22/08/2022

El euríbor, a máximos desde 2012

Los bancos incrementan el rendimiento que pagan a los clientes por los depósitos

3 min
El Sabadell es una de las últimas entidades a añadirse a la guerra bancaria por las remuneraciones de los depósitos.

BarcelonaEl euríbor, el interés que sirve de referencia para los préstamos con tipo variable, ha vuelto a tocar máximos este lunes y ha llegado a su nivel más alto en más de diez años. La subida de los tipos básicos aprobada por el Banco Central Europeo, que previsiblemente los volverá a incrementar el próximo mes, ha provocado el encarecimiento del crédito en la zona euro y está empujando a los bancos a responder con incrementos de las remuneraciones que ofrecen a los depósitos de sus clientes.

Así pues, el euríbor ha aumentado este lunes hasta el 1,344%, la tasa más elevada desde abril de 2012, cuando hace un año estaba por debajo del 0%. El euríbor es el interés al cual los bancos europeos se dejan dinero los unos a los otros de un día para el otro. Una subida del euríbor es una respuesta a la subida de los tipos de interés básicos anunciada por el BCE en julio y a la que se espera que apruebe en septiembre. Justamente con estos incrementos de los tipos, el banco central cobra más dinero a los bancos para dejarles dinero, por lo tanto, las entidades también se ven obligadas a cobrarse más intereses entre ellas.

La tendencia al alza del euríbor empezó en febrero y se aceleró con el inicio de la invasión rusa de Ucrania, cuando también se empezó a encarecer de manera drástica el coste de la energía. El aumento de precios de bienes como el petróleo y el gas natural ha acabado afectando a muchos sectores, lo cual ha provocado una subida de precios generalizada en las principales economías del mundo, también en la Unión Europea.

En julio, el IPC –el indicador que mide el coste de la vida de los ciudadanos– creció un 8,9% respecto a un año antes, la cifra más alta desde la entrada en vigor del euro en 1999. En Catalunya y en España se encuentra por encima del 10%, unos niveles que no se veían desde hacía cuatro décadas.

La respuesta a la subida de precios del BCE y otros bancos centrales ha sido la mencionada subida de tipos, que busca justamente frenar el crédito y, en consecuencia, también el consumo y la inversión de familias y empresas. Una disminución del consumo obligaría a las empresas a recortar precios para mantener el volumen de ventas.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, apuntó en junio que la institución tenía previsto subir los tipos un cuarto de punto en julio –del 0%, mínimo histórico, al 0,25%–, pero finalmente el incremento acabó siendo de medio punto. Sobre un segundo incremento, en principio Lagarde dejó entrever que sería de un cuarto de punto, pero algunas voces dentro del consejo de gobierno del BCE apuntan a que podría acabar siendo de medio punto otra vez. El gobernador del banco central eslovaco, Peter Kazimir, ya abrió en julio la posibilidad de que se repitiera el incremento de 0,5 puntos, y este sábado el presidente del Bundesbank alemán, Joachim Nagel, se mostró a favor de nuevos incrementos: "Con las tasas de inflación tan altas, tienen que venir más subidas de los tipos de interés", opinó.

Más rendimientos de los depósitos

El encarecimiento del cesto de la compra para las familias ha hecho que a los clientes de los bancos cada vez les salga menos a cuenta tener los ahorros en un depósito, puesto que pierden valor cada día que pasa. Esto ha abierto una guerra entre los bancos en España para captar nuevos clientes ofreciendo unos rendimientos más elevados por los depósitos. Una buena noticia para los ahorrativos que contrasta con la mala situación para los clientes endeudados, que ven cómo les suben las cuotas de la hipoteca.

La última entidad que se ha añadido a esta guerra es el Sabadell, que ha anunciado una remuneración del 2% anual a un máximo de 30.000 euros depositados en cuentas corrientes, siempre que los ingresos mensuales superen los 700 euros. Ahora bien, no es el único banco que ha incrementado el rendimiento que paga a sus clientes: Bankinter ofrece un 5%, mientras que Openbank –filial online del Santander– paga por encima del 2,5%.

stats