MACROECONOMÍA
Economía 13/10/2021

El FMI rebaja la euforia de la economía española

El organismo recorta cinco décimas la previsión de crecimiento de 2021 y lo sitúa en un 5,7%, por debajo de Francia e Italia

3 min
El Fondo Monetario Internacional está dirigido por Kristalina Georgieva

BarcelonaEl Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dado este martes una de cal y otra de arena a la economía española. Por un lado, ha retardado la previsión del ritmo de crecimiento para este año y lo ha fijado en un 5,7%, cinco décimas menos que las últimas previsiones de julio. Por el otro, ha acelerado la previsión de recuperación para el año que viene hasta el 6,4%, en este caso seis décimas más que la cifra que había dado en julio. Es decir, la recuperación es un hecho pero irá más poco a poco de lo previsto. En cualquier caso, las previsiones del FMI son menos optimistas que las últimas que hizo el gobierno español, en las que cifraba el crecimiento del producto interior bruto (PIB) para este año en un 6,5%, mientras que para el 2022 lo elevaba al 7%.

El retardo de las previsiones del FMI respecto al PIB español para el 2021 se enmarca en una rebaja generalizada de las economías avanzadas. “La recuperación global continúa, pero el dinamismo se ha debilitado, limitado por la pandemia”, subraya el organismo, que apunta como uno de los culpables al impacto de la variante Delta.

En este retardo generalizado, sin embargo, hay excepciones. Es el caso de la zona euro, donde el FMI ha decidido elevar su crecimiento general hasta el 5% este 2021. Son cuatro décimas más que las últimas estimaciones. El motivo del incremento se debe de básicamente a las revisiones al alza tanto de la economía italiana (con nueve décimas más, hasta el 5,8%) como de la francesa (con cinco décimas más, hasta el 6,3%), hecho que compensa los descensos de España y de Alemania (3,1%, cinco décimas menos para Berlín).

Para el resto de economías avanzadas se confirma este retardo del crecimiento para este año. Los Estados Unidos crecerán un 6%, un punto porcentual menos que las previsiones de julio; el Reino Unido un 6,8%, dos décimas menos, y Japón un 2,4%, cuatro décimas menos.

La falta de suministros

A escala mundial, el organismo dirigido por Kristalina Georgieva prevé una caída de una décima, hasta el 5,9%, y mantiene en el 4,9% la mejora para el 2022. Además de la incertidumbre que provocan las nuevas variantes del covid-19, el FMI también señala como responsables de esta rebaja a la falta de suministros que se está dando en las economías avanzadas, los desastres provocados por el cambio climático y la lentitud del proceso de vacunación en países subdesarrollados.

En relación con los problemas de oferta, el FMI alerta de los riesgos que supondrían si la situación actual se alargara “más tiempo del previsto”. “Los riesgos de inflación han ido al alza y se podrían materializar si el desequilibrio entre oferta y demanda se mantiene”, deja claro el informe. De hecho, el organismo sitúa la subida de precios en las economías avanzadas en el 2,8% para el 2021, una cifra que confía en que baje al 2,3% en 2022. 

En cuanto a España, a pesar de que los precios subieron hasta un 4% en septiembre por el encarecimiento de la electricidad, el organismo prevé que se cierre este año con un aumento del 2,2%, la misma variación que presenta la eurozona. El repunte de la economía española, según el FMI, también permitirá reducir la tasa de paro hasta el 15,4% en 2021 y el 14,8% el año que viene. 

El secretario de estado de Economía, Gonzalo García Andreu, ha asegurado que las previsiones confirman “que la recuperación va de menos a más y se intensificará” y certifica que España liderará el crecimiento económico en 2022.

stats