Internacional 10/03/2021

Malestar en Alemania por la lentitud en la vacunación

El país tiene más de un millón de dosis de AstraZeneca pendientes de administrar

3 min
Un hombre recibe la vacuna contra el covid -19 en un centro de vacunación de Berlín, este lunes

SabadellAcostumada a recibir elogios por su eficiencia y buena gestión, Alemania se encuentra ahora en una situación insólita en su lucha contra el covid-19. El país germánico ve con impotencia cómo en Israel casi el 60% de la población ya ha recibido como mínimo una dosis de la vacuna contra el coronavirus, en el Reino Unido el 33% y en los Estados Unidos el 18%; y, en cambio, solo el 6,4% de los alemanes se han vacunado. Hay varias causas que explican este desequilibrio y, a pesar de que no todas son atribuibles al gobierno que preside Angela Merkel, en los últimos días se han multiplicado las críticas contra la gestión que Berlín está haciendo de esta situación.

Una portada del diario Bild de hace dos semanas resumía el sentimiento que comparten muchos alemanes: "Queridos británicos, os envidiamos", decía el rotativo más leído del país ante la gran ventaja que el Reino Unido tenía sobre Alemania en número de vacunas administradas. En ese momento había 17,6 millones de británicos vacunados, por solo 3,3 millones de alemanes. Pero, de hecho, se trata de una portada que se habría podido publicar en cualquier país de la Unión Europea, puesto que la situación de Alemania no es muy diferente de la que hay en el resto de estados de la UE: el retraso en el inicio de la campaña de vacunación (que en los Veintisiete empezó dos semanas más tarde que en el Reino Unido) y, sobre todo, la escasez de vacunas con la que se han encontrado los países miembros de la Unión ayudan a explicar por qué Alemania no se encuentra entre los países con más población inmunizada.

Ahora bien, no toda la culpa es de la cuestionada gestión centralizada de Bruselas. Dentro de la UE también hay diferencias entre países, y Alemania no sale especialmente bien parada: su 6,4% de población vacunada queda muy lejos del 14,7% de Malta (el país con la tasa más alta de la Unión), y también se sitúa por debajo del 9,3% de Dinamarca, el 8% de Lituania o el 7,1% de España, por poner solo algunos ejemplos. En cambio, Alemania sí supera a países como Francia (5,7%) o Bélgica (5,3%). Eso sí, los 5,3 millones de alemanes que ya han recibido como mínimo una dosis de la vacuna superan de largo las cifras de cualquiera otro país de la UE.

Dosis sin utilizar

El portal que se ha diseñado para que las personas que reúnen los requisitos puedan pedir hora para vacunarse (y que utilizan solo cinco de los dieciséis estados federados) ha recibido críticas por la dificultad del proceso, especialmente si se tiene en cuenta que lo tienen que usar, principalmente, mayores de 80 años. El otro gran problema es la poca confianza que los alemanes han demostrado hacia la vacuna de AstraZeneca, que incluso ha provocado que en muchos casos personas que tenían cita para ponérsela no se hayan presentado. La consecuencia es que de los más de dos millones de dosis de esta vacuna que Alemania ha recibido hasta ahora, se han administrado menos de la mitad. Es un problema que se repite en Francia, donde hasta el domingo se habían inoculado 715.000 dosis de AstraZeneca de las 1.641.000 disponibles en el país.

Ante esta situación, las autoridades alemanas han adoptado medidas como por ejemplo aprobar el uso de esta vacuna también para los mayores de 65 años o permitir que, a partir del mes que viene, los médicos puedan vacunar en sus consultas personales, en vez de centralizar el proceso en los grandes centros de vacunación habilitados en todo el país, que amenazan con colapsarse si finalmente se incrementa el ritmo de vacunación. Pero algunas voces, como el presidente de Baviera (y posible candidato de la CDU a la cancillería en las elecciones de septiembre), Markus Söder, han pedido que se vaya todavía un paso más allá: "Nos tenemos que apresurar, cada día cuenta. No puede ser que por un lado haya demasiado pocas vacunas disponibles y que por el otro la de AstraZeneca no se esté administrando en grandes cantidades. No se puede tirar ninguna dosis. Antes de que se queden tiradas, ¡vacunemos a todo el mundo que lo quiera!", pidió en declaraciones al diario Bild am Sonntag.

stats