Media 23/12/2021

Las 15 mejores series de 2021

'Succession', 'How to with John Wilson' y 'Secretos de un matrimonio' encabezan el 'ranking' votado por críticas y periodistas del ARA

8 min
Escena del final de 'Succession'

BarcelonaLas conversaciones sobre series se han convertido en un clásico de los encuentros familiares o entre amigos. Elegir la mejor del momento o la del año puede dar lugar a discusiones enconadas no muy diferentes de debates futbolísticos. El ARA aporta su granito de arena en esta conversación interminable con su ranking de lo mejor del año, elaborado por el equipo de seriófilos del diario –formado por la sección de Media, las críticas Eulàlia Iglesias y Mònica Planas, los periodistas de Cultura Núria Juanico, Xavi Serra y Jordi Garrigós, y la jefa de Estilos Thaïs Gutiérrez–. En la lista encontraréis viejos conocidos que nos habían abandonado por culpa de la pandemia pero también recién llegados que se han ganado el favor de los espectadores.

15.
'The white lotus'

HBO Max

Una escena de 'The White Lotus'

Un hotel paradisíaco en Hawái. Unos huéspedes con los bolsillos llenos que quieren encontrar la paz y olvidar por un momento sus problemas del Primer Mundo. Un director de hotel eficiente y pelota, que empieza a deslizar por una pendiente de autodestrucción. La sátira del verano llegó por sorpresa, en forma de comedia negra sobre la amoralidad del dinero. The white lotus está filmada de manera colorista, pero su fondo es muy oscuro. Llena de situaciones incómodas, de las que dan risa por puro nerviosismo, la serie se desinfla un poco en su tramo final, pero por el camino deja unas cuantas escenas genialmente patéticas, o patéticamente geniales.

¿Para quién? Para cínicos a los que les gusta la denuncia social desde el humor y no desde el adoctrinamiento.

14.
'Solo asesinatos en el edificio'

Disney+

Una imatge de la sèrie Solo asesinatos en el edificio.

Uno de los tríos más inesperados de la televisión nos ha regalado una de las comedias más divertidas y feel-good de este año. La serie de Steve Martin, Martin Short y Selena Gomez podría pasar por un simple entretenimiento con un misterio central –una especie de Se ha escrito un crimen actualizado–, pero evoluciona hacia una comedia con mucho corazón que habla de lo solos que nos podemos llegar a sentir, a pesar de estar rodeados de gente, y del chismoso que todos llevamos dentro. Mención especial por la capacidad de Steve Martin para hacer comedia física de alto nivel con 76 años y por la (sorprendiente) química entre los tres protagonistas.

¿Para quién? Para los que están cansados de grandes dramas y quieren entretenimientos que no los traten de estúpidos.

13.
'Ted Lasso'

AppleTV+

Una imatge de 'Ted Lasso'

Jason Sudeikis ha seguido defendiendo uno de los personajes más queridos de la televisión: el entrenador de moral alcoyana Ted Lasso. Con un delicado equilibrio entre comedia y drama, el tipo de humor de la serie es al mismo tiempo naif y refinado, lleno de juegos de palabras, referencias culturales y una buena parte de fisicalidad. Ted Lasso es un retrato amable de la bondad y del derecho a aspirar tan solo al empate. En esta segunda temporada, los secundarios han podido seguir creciendo, de forma que la serie ya no depende tanto del fascinante (anti)carisma de su protagonista y esto ha abierto la puerta a descubrir algunas interpretaciones maravillosas, como la de la presidenta del club Rebecca (Hannah Waddingham).

¿Para quién? Para los que tienen ganas de una feel-good comedy de espíritu artesano e ingenio resplandeciente.

12.
'Sex education'

Netflix

Un fotograma de 'Sex education'

¿Se puede hacer una serie de adolescentes sin provocar vergüenza ajena o directamente sin personajes insoportables? Sex education ha demostrado que sí y que, además, se puede mejorar en cada nueva temporada. Si en la segunda entrega fuimos testigos del nacimiento de unas de las escenas de sororidad más bonitas de los últimos años, en esta hemos visto a los alumnos de la Escuela Moordale hacer frente a la represión sexual impuesta por una nueva directora que, como muchas fuerzas conservadoras, no entiende la necesidad de ofrecer una educación sexual de calidad a los más jóvenes. Sex education quizás nunca figurará en las listas de premios televisivos, pero ¿quién lo necesita cuando tienes el amor incondicional de los espectadores?

¿Para quién? Para espectadores con espíritu juvenil y liberado.

11.
'The good fight'

Movistar+

Christine Baranski a 'The good fight'

El matrimonio King orienta su serie más combativa hacia el covid y las derivadas raciales de la pandemia. Todo esto, mientras la querida protagonista –de nuevo fantástica Christine Baranski– chocaba con el gran dilema sobre si tenía que dimitir de su cargo en el bufete de abogados por el hecho de ser blanca. La parte cómica la aportaba Mandy Patinkin y su juzgado improvisado en una fotocopistería. Pero a pesar de los momentos delirantes, el mensaje era inquietante: lo que empezaba pareciendo una reivindicación razonable de la justicia del sentido común se convertía en una alerta sobre los peligros del populismo y el individualismo.

¿Para quién? Para los que agradecen que los creadores se arriesguen, tanto en los temas como en la puesta en escena.

10.
'Starstruck'

HBO Max

En Tom i la Jessie són els protagonistes de 'Starstruck'

Dad la bienvenida a Rose Matafeo, la creadora neozelandesa que ha hecho que volvamos a decir en voz alta (y sin vergüenza) que nos encantan las comedias románticas. Starstruck aterrizó en nuestras pantallas en octubre y el enamoramiento fue casi instantáneo: los espectadores cayeron rendidos a los pies de Jessie, una neozelandesa residente en Londres que se lía con un actor famoso sin ser muy consciente de quién es. Matafeo, una auténtica amante del cine y la screwball comedy, no solo ha creado un personaje irresistible sino que, además, ha hecho una serie en la que la parte romántica y la parte cómica consiguen un equilibrio casi perfecto.

¿Para quién? Para los que creen que Notting Hill tenía margen de mejora.

9.
'WandaVision'

Disney+

WandaVision

En los primeros episodios de WandaVision nos temimos que todo acabara por la borda: los homenajes a las sitcoms clásicas eran interesantes pero no acababan de funcionar y si aquello era todo lo que podía ofrecer la serie era mejor retirarse discretamente. Por suerte, los que perseveramos acabamos disfrutando de una miniserie de superhéroes que es un tratado intenso sobre el luto y aprender a dejar ir a aquellos que queremos pero ya no están entre nosotros. Elisabeth Olsen se confirma como una actriz con la mano rota para el sufrimiento, mientras que la fantástica Kathryn Hahn por fin ve recompensados sus años siendo la secundaria que todo el mundo quiere pero a la que nadie da un papel protagonista.

¿Para quién? Para espectadores que no tienen miedo de descubrir qué hay detrás de una serie de superhéroes.

8.
'Pretend it's a city'

Netflix

Fran Lebowitz

Si hubiera una máquina que transformara ciudades en personas, y metiésemos a la Nueva York más dura, por el otro lado de los engranajes saldría Fran Lebowitz. Martin Scorsese la hace sentar y pasear por Manhattan, para mostrar su vidriólica mirada. La rapidez con la que esta autora reconvertida en improbable cómica localiza y anihila las sandeces que nos rodean diariamente resulta una delicia. Lebowitz es malcarada, impertinente, altiva... pero a pesar de todo es imposible no admitir que tiene razón y que "los otros" son, fundamentalmente, un estorbo. Y más todavía si tienes que moverte por una ciudad llena de hordas de turistas y distraídos en general.

¿Para quién? Para los seriéfilos permanentemente enfadados con el mundo. No estáis solos.

7.
'Line of duty'

Movistar+

Els protagonistes de 'Line of duty'

A pesar de que la serie pasa ya por su sexta temporada, fue este 2021 cuando buena parte de los espectadores descubrieron este drama policial británico, centrado en una división de asuntos internos. Cada capítulo tiene un ritmo frenético, pero más por los diálogos –los interrogatorios son uno de los triunfos de Line of duty– que por las escenas de acción. Y la colección de secundarios es también de traca: Thandy Newton, Stephen Graham, Kelly Macdonald... Quizás la última tanda de episodios no es la más inspirada, pero el lugar en el ranking se lo gana como reconocimiento por su valeroso camino, en medio de producciones norteamericanas que le multiplican por diez el presupuesto.

¿Para quién? Para los que disfrutan intentando descifrar en quién puedes confiar y quién te la clavará por detrás.

6.
'Small axe'

Movistar+

Brutalitat policial a ''Small Axe'

En su crítica de la serie de Steve McQueen, Eulàlia Iglesias aseguraba que Small axe entronca con la tradición británica de hacer del audiovisual –cine y televisión– una herramienta para agitar la democracia. El director de 12 años de esclavitud explica con esta antología –prácticamente cada episodio es una película– la experiencia vital de las comunidades de raíz afrocaribeña instaladas en el Reino Unido, un relato profundo y poliédrico que nace de la experiencia personal de McQueen.

¿Para quién? Para espectadores con conciencia social.

5.
'Mare of Easttown'

HBO Max

Kate Winslet a 'Mare of Easttown'

Todos arrodillados ante la reina Kate Winslet. Mare of Easttown se convirtió en la serie preferida de todo el mundo a principios de año gracias a la sólida interpretación de Winslet, sin desmerecer a ninguno de sus compañeros, desde Jean Smart, fantástica en el papel de una madre que no se calla nada, hasta Julianne Nicholson, que vuelve a demostrar que es una secundaria que nunca falla. El retrato que Winslet hace de una detective de un pueblo de mala muerte con una vida privada convulsa y una trayectoria profesional difícil es de aquellos que se recordarán pasados los años. Si todavía no la habéis visto, acercaos a ella por el misterio de un asesinato y quedaos por el descubrimiento de una comunidad podrida por los secretos, que es el elemento que realmente da cuerpo a la serie.

¿Para quién? Para los chismosos que quieren saberlo todo de sus vecinos.

4.
'The Crown'

Netflix

Josh O'Connor i Emma Corrin

The Crown es casi tan imperturbable como la propia reina Isabel II. Con su cuarta temporada, la popularidad de la serie de Netflix no ha disminuido, sino que ha aumentado. La aparición de la idolatrada figura de Lady Di ha convertido la nueva entrega en la más comentada desde el estreno de la serie, sin que esto haya ido en detrimento de su calidad. The Crown es un quién es quién de la aristocracia actoral británica: los mejores intérpretes del país han pasado por la serie y también ha servido como plataforma de descubrimiento de nuevas promesas, como Vanessa Kirby, la princesa Margarita de las dos primeras temporadas, o Emma Corrin, encantadora como una joven Diana.

¿Para quién? Para los que no necesitan experimentación para disfrutar de una serie.

3.
'Secretos de un matrimonio'

HBO Max

Remake de 'Secretos de un matrimonio'

Jessica Chastain y Oscar Isaac. Jessica Chastain y Oscar Isaac. Como no podemos llenar este espacio solo con sus nombres, diremos que esta serie recoge como hacía tiempo que no se veía en pantalla la intimidad de una pareja. La química de los dos protagonistas es intensa y creíble, y hace descender al espectador en el infierno de una relación condenada a la imperfección. Este ni contigo ni sin ti es un remake, actualizando los temas y los roles, de la serie homónima de Ingmar Bergman, con la que exploraba sus infiernos matrimoniales particulares. Ah, y salen Jessica Chastain y Oscar Isaac.

¿Para quién? Para los fans de los duelos actorales con suficiente fortaleza para enfrentarse a las miserias de pareja.

2.
'How to with John Wilson'

HBO Max

John Wilson amb la càmera amb què enregistra tot el que es troba en el seu camí.

¿Recordáis la máquina de convertir ciudades en personas? Si metes a Nueva York también te podría devolver a John Wilson, que sería uno de los distraídos con los que chocaría Lebowitz, mientras él va grabando mil y un detalles urbanos para construir su relato poético sobre la dificultad de encajar en la sociedad. John Wilson puede parecer un nerd inquietante por su banco inagotable de imágenes, y ciertamente la perspectiva es la de alguien que disfruta de la excentricidad y que encuentra belleza en los rincones más mundanos e insospechados. Pero también hay un punto de mala leche sepultada, que sus alucinantes interlocutores parecen no detectar. Pasada la sorpresa de la primera temporada, en los nuevos episodios este documentalista refina el discurso y consigue momentos sublimes, de los que lo consagran ya como un autor con una visión única y potente en su delicadeza.

¿Para quién? Para los que quieren viajar a Nueva York y conocer de verdad la ciudad y a sus habitantes, más allá de Times Square.

1.
'Succession'

HBO Max

Fotograma de 'Succession'

La serie de la HBO podría haber sacado el título de la película de Zhang Yimou y rebautizarse como La casa de las dagas voladoras: las conversaciones entre los miembros de la familia Roy, todos candidatos al premio al psicópata del año, son una lluvia constante de reproches y puñales verbales que mantienen al espectador en tensión permanente para no perder ningún detalle. Desde sus inicios, los responsables de Succession dejaron claro que en esta serie no importa tanto qué pasa como cómo se explica lo que pasa, un auténtico regalo para los ionquis de los diálogos afilados. Pocos retratos más precisos de la miseria humana que los dos últimos episodios de esta tercera temporada, un auténtico recital interpretativo por parte de todos los miembros del reparto, desde Jeremy Strong hasta Nicholas Braun. Qué intenso (e incómodo) ver a los ricos embarrándose para conseguir una mísera parcela de poder.

¿Para quién? Para los amantes de las luchas verbales y las familias en descomposición.

'El juego del calamar', el fenómeno seriéfilo del año

A pesar de que no ha entrado en la lista de lo mejor del año, sería injusto habla de las series del 2021 sin hacer mención a El juego del calamar, la serie surcoreana que, sin que nadie se lo esperara, revolucionó medio planeta. La ficción surcoreana hace años que marca perfil pero ha hecho falta que llegara esta sátira sobre las maldades del capitalismo y la crueldad humana para que el gran público empezara a hacer caso de las series que llegan del país asiático. A favor de Netflix hay que reconocer que la plataforma hace tiempo que rellena su catálogo de k-dramas que seguro que ahora habrán encontrado nuevos espectadores.

stats