Política 01/10/2021

La ampliación del aeropuerto de El Prat vuelve a dividir al Govern

Junts apoya con el PSC la ampliación del aeropuerto mientras que Esquerra se opone

3 min
Esquerra y Juntos votante diferente al pleno durante del debate de política general

BarcelonaMás allá de la estrategia independentista, el Govern también ha escenificado su división en proyectos estrella de la legislatura: la ampliación fallida del aeropuerto de El Prat y la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2030. El mismo día que se cumplía el plazo para aprobar el Documento de Regulación Aeroportuaria (Dora) en el consejo de ministros –se aprobó el martes sin los 1.700 millones de euros para El Prat–, el Govern votaba diferente en el Parlament sobre esta cuestión: Junts per Catalunya ha apoyado la infraestructura transaccionando una propuesta con el PSC en la que instan a seguir negociando con el gobierno español, mientras que Esquerra –y también los comuns y la CUP– han votado en contra.

"El aeropuerto de Barcelona-El Prat es un motor económico de importancia capital", afirman Junts y el PSC en su resolución, además de reclamar que la infraestructura se convierta en un "hub intercontinental" que atraiga "talento, tecnología, empresas multinacionales y acontecimientos globales". Los dos partidos se proclaman favorables a seguir explorando un acuerdo con el gobierno español, puesto que "no se puede cancelar una inversión" que generaría, según ellos, "83.000 puestos de trabajo adicionales". Así, reclaman mantener el acuerdo del 2 de agosto al que llegaron el vicepresidente, Jordi Puigneró, y la ministra de Infraestructuras, Raquel Sánchez, manteniendo el "máximo respeto a la biodiversidad" y al espacio natural protegido del delta de Llobregat. También añaden un punto en el que afirman que hay que "concretar la participación de la Generalitat en la gestión de los aeropuertos de Barcelona-El Prat, Girona y Reus". En cambio, el PSC se ha opuesto a una resolución conjunta de Esquerra y Junts sobre el aeropuerto en la que se exigía el traspaso de la gestión y proteger la Red Natura 2000.

"Somos los de la Catalunya del sí", ha proclamado la portavoz de Junts, Mònica Sales, desde el atril del Parlament. "Necesitamos infraestructuras de primer nivel como el aeropuerto de El Prat. Pedimos que el Govern exija al Estado la gestión de los aeropuertos y la inversión minimizando el impacto ambiental", ha añadido. Mientras que la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, se ha mostrado crítica con el posicionamiento de sus socios de Govern, acusándolos de volver a la "sociovergencia" para aliarse con los socialistas. "Nos duele ver que se llega a acuerdos que rehúyen el pacto entre socios", ha dicho Marta Vilalta.

Juegos Olímpicos de Invierno

La otra cuestión sectorial que ha hecho peligrar la unidad del Govern ha sido la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno. El president, Pere Aragonès, anunció una consulta en los municipios afectados el martes en su discurso para inaugurar el debate de política general, puesto que se había comprometido a ello en el pacto de legislatura con la CUP –que se opone al acontecimiento–. En las votaciones, las propuestas de resolución sobre sacar adelante la candidatura han quedado avaladas por una amplia mayoría. Aun así, Esquerra y Junts comparten el sí a los Juegos Olímpicos con matices.

Los republicanos han apoyado una resolución de los comuns que reclama una consulta en los municipios afectados por el acontecimiento, incluida la ciudad de Barcelona. "Todos los municipios que sean propuestos como sede o subsede olímpica tienen que poder recibir toda la información detallada del proyecto y después decidir su participación mediante un referéndum", subraya el texto. Junts, sin embargo, se ha opuesto, puesto que apuntan que lo que quieren los comuns y Esquerra es que Barcelona también se pronuncie sobre esta cuestión y tumbar el proyecto por la puerta trasera. Que vote Barcelona, creen, es una manera de dejar sin efecto el peso de la población del Pirineu en la decisión: fuentes de JxCat defienden que la consulta se haga solo en los municipios de montaña, porque alertan de que si votan los ciudadanos de la capital catalana las comarcas interiores se quedarán, en la práctica, sin voz.

stats