ELECCIONES
Política 24/01/2021

Los contagiados podrán votar a pesar de las dudas del Govern

No se vacunará a los miembros de las mesas pero se les hará un test de antígenos

3 min
Una mujer se somete a un test de antígenos al Conservatorio de Barcelona en el marco de un estudio sobre actividades de alto riesgo de infección
Disponible en:

BarcelonaUnas 450 personas en Galicia y unas 200 en el País Vasco sufrieron la privación del derecho fundamental a votar, recogido en el artículo 23 de la Constitución. Sabiendo que la legislatura catalana estaba prácticamente agotada –no por plazos, sino por el conflicto abierto entre los dos socios de gobierno–, la Generalitat remarcó desde el primer momento que, cuando llegara la hora, en Catalunya se garantizaría el derecho a voto de todo el mundo. A pesar de que las elecciones vascas y gallegas fueron el 12 de julio y las fuerzas políticas catalanas tuvieron cinco meses para intentarlo, nadie presentó ninguna iniciativa de reforma legal para fomentar el voto no presencial. Y así se llega al 14-F, con una bolsa de contagiados y contactos estrechos que, según calcula el Síndic de Greuges y avala el Govern, podría llegar a las 200.000 personas en la jornada electoral.

Desde la dirección general de Procesos Electorales sí se ha estado trabajando para definir el protocolo que permita votar también a los contagiados minimizando el riesgo para la salud pública que esto conlleva. El plan actual permite a todos los confinados salir de casa el día 14 de febrero para ir al colegio electoral. Lo pueden hacer a cualquier hora del día, a pesar de que la Generalitat les pide que lo hagan en el último momento, entre las 19 h y las 20 h (la franja recomendada para las personas mayores es de 9 a 12 de la mañana). Durante esa hora, todos los miembros de las meses se tendrán que poner los equipos de protección integrales que les serán suministrados.

La cuestión, pues, parece resuelta operativamente, pero genera muchas dudas. La Generalitat también ha contribuido a ello esta misma semana. En las alegaciones al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el abogado del Govern señala en un párrafo que proteger el derecho de voto de los demandantes (el partido Izquierda en Positivo y el particular Josep Asensio) pondrá en riesgo el de los contagiados. “Este Tribunal tiene que valorar que para proteger el derecho de participación del recurrente el día 14 de febrero, se corre el serio riesgo de vulnerar el mismo derecho de miles de personas que, por el hecho de estar confinados por ser positivos de covid-19 o por haber estado en contacto con un positivo, no podrán ejercer su derecho de voto en esa fecha”.

Obligatorio ir a las mesas

Fuentes de la conselleria de Exteriores consultadas por el ARA aseguran que el protocolo no ha cambiado a pesar de las alegaciones y que, si hay elecciones, el 14-F no habrá restricciones para nadie. Precisamente ayer se reafirmó el plan para votar dentro de tres semanas –pendientes todavía de la última decisión del TSJC– en una reunión de la mesa de partidos, en la que el ejecutivo se comprometió a hacer tests de antígenos a todos los miembros de las meses electorales. No se los vacunará, pero el ejecutivo garantiza que los colegios electorales serán “espacios seguros”. En las mesas todos dispondrán de mascarillas, pantalla facial, gel hidroalcohólico y un equipo de protección individual.

Los informes del Govern prevén el escenario en el que haya mesas que no se puedan constituir por el miedo de sus miembros. Ayer el ejecutivo recordó que es “obligatorio” presentarse a las 8 h en los colegios electorales en caso de haber sido seleccionado. Quien no lo haga se puede enfrentar a una multa o a penas de prisión. Y eso que la propia Generalitat ve riesgo de que los contagios se incrementen a partir de ese día.

stats