Ruido
Sociedad  /  Barcelona 04/08/2022

Nuevas medidas contra el ruido en Ciutat Vella: terrazas y restauración tendrán que cerrar una hora antes

Las tiendas de alimentación también tendrán que bajar la persiana a las diez de la noche para evitar concentraciones de gente

Mar Bermúdez i Jiménez
3 min
La guerra de las terrazas revive en Ciutat Vella

BarcelonaEl regidor de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, ha anunciado hoy las nuevas medidas para reducir el ruido en las cuatro zonas acústicamente tensionadas en horario nocturno (ZATHN) de los barrios del Raval y el Gòtic. Se trata de la calle Joaquim Costa, la Plaça dels Àngels y la plaza Emili Vendrell, en cuanto al Raval, y la plaza George Orwell y la calle Escudellers, en cuanto al Gòtic. En estas zonas los bares y restaurantes tendrán que cerrar a las dos de la madrugada, las terrazas a las 23 h y las tiendas de alimentación a las 22 h. Concretamente, las medidas afectarán a 53 locales de restauración, 13 terrazas y 90 establecimientos comerciales. En total hay unas 600 terrazas en el distrito de Ciutat Vella. Por lo tanto, el regidor ha admitido que "habrá que ir revalorando el impacto de las medidas e identificar si hay otras zonas" que se volverán ZATHN.

"La alta concentración de actividades económicas provoca concentración de gente hasta altas horas de la madrugada", ha asegurado el regidor. Para evitar que la concentración continúe pese al cierre de los establecimientos, también se aprobará que "los servicios de limpieza y la Guardia Urbana adapten sus rutas a estos horarios", ha añadido Rabassa, que ha dicho que se prevé que en un mes las medidas entren en vigor.

El objetivo es conseguir que los vecinos y vecinas puedan "dormir más y mejor", es decir, "garantizar la continuidad del sueño". Y es que hay que tener presente que en la calle Joaquim Costa, la Plaça dels Àngels y la plaza Emili Vendrell viven aproximadamente unos 8.000 vecinos, y en la plaza George Orwell y en la calle Escudellers, unos 4.500. Todos ellos en entornos donde "los sonómetros han registrado picos de ruido que superan el límite de decibelios en 10 décimas", ha explicado Rabassa.

Los monopatines y la recogida de la basura hacen ruido

Aparte de la restricción horaria, que es la medida más destacada, se establecerá que las sillas y mesas de las terrazas tengan que tener tapones de plástico y se tengan que recoger con cadenas plastificadas. Del mismo modo, se configurarán planes de inspección específicos, y se reforzarán las tareas de limpieza y control para garantizar el cumplimiento "del paquete de medidas en respuesta a las necesidades del sueño", como ha explicado Rabassa. También se intentará informar a los ciudadanos de prácticas diarias que influyen en los niveles de ruido. Un ejemplo: los restaurantes tiran el vidrio durante la noche.

Estas medidas se enmarcan en el Plan de Medidas contra la Contaminación Acústica 2022-2030 del Ayuntamiento de Barcelona y se suman a las ya vigentes en Ciutat Vella, como la limitación de circulación con monopatín por la noche, o la modificación de horarios y rutas de algunos servicios de limpieza porque generaban molestias en la recogida de la basura. "También se han hecho y se continuarán haciendo campañas de prevención y comunicación y alguna prueba piloto, como una en la que trabajamos para mejorar el sistema de cierre de ventanas", ha detallado Rabassa.

El día 2 de agosto el Ayuntamiento anunció medidas parecidas para las terrazas de la calle Enric Granados, otra ZATHN, y como ya hizo el regidor del Eixample, Pau González, Rabassa ha recalcado la "importancia de hacer un trabajo quirúrgico para adaptar las medidas a las necesidades de cada zona". Las restricciones horarias anunciadas se tendrán que comunicar a los establecimientos afectados, que tendrán un mes para hacer alegaciones y, una vez respuestas todas, se podrán aprobar y entrarán en vigor, previsiblemente en septiembre.

stats