Sociedad 28/01/2022

Educación exigirá el C2 de catalán a los docentes a partir de 2024

El departamento insta a las direcciones a no actuar y solo informar a la Inspección de las peticiones sobre el 25% en castellano

3 min
Una clase de primaria en una escuela de Barcelona

BarcelonaLa ley de educación de Catalunya deja muy claro que para ser docente se tiene que acreditar "el conocimiento suficiente y adecuado del catalán", tanto en la expresión oral como en la escrita, a partir de un nivel C2 del marco europeo común. Pero, en la práctica, la medida nunca se ha aplicado y tener el C2 de catalán no ha sido un requisito para ser maestro o profesor, sino que se consideraba simplemente un mérito. En plena ofensiva judicial contra el catalán en las aulas y después de constatar el brutal retroceso del catalán como lengua vehicular en los centros educativos, el departamento de Educación ha anunciado este jueves a las direcciones un cambio importantísimo: a partir del 2024, todo el que quiera ser docente tendrá que acreditar el nivel C2 de catalán.

Según ha comprobado el ARA, la decisión la ha anunciado la secretaria de Políticas Educativas, Núria Mora, en una reunión virtual con las direcciones de todos los centros catalanes (desde guarderías hasta centros de formación profesional, tanto públicos como concertados). "A partir de 2024 todas las personas que accedan a la función docente tendrán que tener el C2 como requisito, no como mérito como hasta ahora", ha explicado. Las personas que estén en activo también lo tendrán que acreditar, pero se les podría dar más margen. En todo caso, Mora ha pedido a las direcciones que "promuevan" que los docentes de sus claustros se saquen el título cuanto antes mejor, a partir de las escuelas oficiales de idiomas o los centros de normalización lingüística.

Hasta ahora, para ser docente basta con el C1, que es el nivel que se acredita en 4º de ESO. Teniendo en cuenta que en las competencias básicas de 4º un tercio de los alumnos tienen un nivel bajo o medio-bajo de catalán, el panorama no era muy esperanzador. Es por eso que después de que un tribunal haya concluido que el departamento de Educación tiene la potestad de pedir un C2 de catalán a sus trabajadores, en la conselleria quieren hacer cumplir la ley aprobada en 2009 y subir la exigencia del nivel de catalán que se pedirá a los maestros y profesores. La medida ya la había puesto encima de la mesa el Consejo Escolar de Cataluny al proponer revisar al alza los requisitos para ejercer la docencia.

Para algunos sindicatos, este nuevo requisito pondrá todavía más difícil la contratación de profesores de algunas especialidades. Si ya hay problemas ahora para encontrar a candidatos para dar clase en algunas familias de ESO y FP, por ejemplo, alertan de que exigir un nivel más alto implicará directamente "no tener docentes en las bolsas".

Mora también se ha referido a la sentencia que obliga a la Generalitat a hacer un 25% de las horas en castellano en los centros. Ha recordado que la sentencia "recae sobre la conselleria" y que el Govern le dará respuesta "en dos meses", que es el plazo que fija la ley para dar cumplimiento a la resolución judicial. En caso de que algunas familias se dirijan a las direcciones para pedirles que apliquen la sentencia en su escuela, Mora ha dicho que los directores y directoras, simplemente, tienen que poner el caso en manos de la Inspección. "No toméis decisiones, no deis respuestas", ha dicho Mora, con el objetivo de proteger a los funcionarios mientras el departamento concreta la respuesta al TSJC. Si se trata de un centro sobre el que hay una sentencia concreta (como el caso de Canet, Vila-seca o Cubelles, por ejemplo), las direcciones tienen que aplicar las medidas que marque Inspección y dejar que el caso siga la vía judicial.

Se aplazan las pruebas de competencias básicas

Todavía sobre el catalán, en el encuentro el departamento también ha comunicado que debido a la saturación de los centros por la gestión de la pandemia se ha decidido retrasar un mes (hasta febrero) la puesta en marcha de los 217 grupos impulsores del catalán. Igualmente, quedan aplazadas sine die las pruebas de competencias básicas de 4º de ESO porque hay muchos alumnos confinados y también se está evaluando la fecha de las de sexto de primaria. Las escuelas han trasladado a la conselleria su inquietud por si las nuevas fechas de los exámenes coinciden con las excursiones u otros acontecimientos ya programados.

stats