Sociedad 28/06/2021

España exigirá una PCR o test de antígenos a los británicos que viajen a las Baleares y no estén vacunados

Acaba con la barra libre para los viajeros procedentes del Reino Unido después de que Londres levantara las restricciones por cuarentena

2 min
Imatge de archivo de turistas a las Baleares.

MadridCambio de posicionamiento de España justo cuatro días después de que Londres quitara a las Baleares del semáforo rojo y suprimiera la cuarentena obligatoria para los que vuelven al Reino Unido. El presidente español, Pedro Sánchez, ha anunciado en una entrevista a la SER que a partir del miércoles acabará con la barra libre para los viajeros británicos que viajen al territorio insular y que será obligatorio que cumplan los requisitos de la mayoría de visitantes procedentes de Europa: presentar una PCR negativa o test de antígenos si no pueden acreditar la pauta de vacunación completa para poder entrar en las cuatro islas.

Sánchez ha negado que fuera una cuestión diplomática, pero la decisión llega después de semanas de presión manifiesta por parte de las autoridades españolas para que Londres levantara también la cuarentena obligatoria en las Canarias, que sigue de color rojo en el mapa covid. Es más, se ha tomado en coordinación entre los ministerios de Exteriores, Interior, Sanidad e Industria y Turismo y se aplicará de forma inminente en un máximo de 72 horas, es decir, el tiempo mínimo para dar espacio a los turoperadores, según ha señalado el presidente español.

La Moncloa ha justificado la medida con el hecho de que los datos que llegan del Reino Unido son preocupantes porque tienen unos contagios "muy por encima de los 150 casos por 100.000 habitantes los últimos 14 días", en palabras de Sánchez. Por eso cree que hay que tomar medidas adicionales teniendo en cuenta también la alerta por la variante delta en Europa.

Los brotes en fiestas de final de curso

Ahora bien, Sánchez ha hecho un llamamiento a la tranquilidad en todo momento y ha quitado importancia a los grandes brotes generados por las fiestas de final de curso en las Baleares. A su entender, la inmunización con al menos una dosis de la mitad de la población española, sumado al hecho de que esta semana llegarán hasta seis millones de vacunas –un nuevo récord–, se está traduciendo y se seguirá traduciendo con una baja hospitalización e ingresos en la UCI a pesar del repunte de contagios entre gente joven –la incidencia acumulada lleva tres días seguidos creciendo en el conjunto del Estado y también en Catalunya.

La presidenta de las Baleares, Francina Armengol, pidió a Sanidad Exterior que exigiera pruebas covid-19 en origen a los británicos que visiten el archipiélago, así como "fijar controles de entrada estrictos y seguros" tanto en puertos como aeropuertos. De hecho, hasta ahora la exigencia para los mismos turistas procedentes otros puntos del Estado era mayor que para los ciudadanos del Reino Unido. Para volar a Ibiza desde Barcelona, por ejemplo, hay que presentar un test de antígenos o PCR negativa, o bien al menos tener una dosis de la vacuna. Sánchez ha destacado las ganas de movilidad de la ciudadanía española, que se ha descargado más de dos millones de certificados verdes digitales, y las ganas que tiene la población de vacunarse, de abrir la economía y recuperar "nuestra normalidad".

stats