Congreso de Diputados
Sociedad 31/01/2022

Víctimas de abusos en la Iglesia presionan al PSOE para que apruebe una comisión de investigación

Los socialistas esperan el informe de los letrados del Congreso antes de decidir si votan a favor

3 min
Víctimas de abusos sexuales por parte de la Iglesia, ante el Congreso  con representantes de Unidas Podemos

MadridLos abusos a menores en el seno de la Iglesia se tienen que investigar, entre otros lugares, en el Congreso. Este es el mensaje que este lunes han querido trasladar algunas víctimas después de mantener una reunión con el grupo parlamentario de Unidas Podemos, uno de los impulsores de una comisión de investigación que este martes se discute en la reunión de la mesa. La pelota está en el tejado del PSOE, y si vota a favor permitirá que, efectivamente, se constituya. "Hay oscurantismo por parte de la Iglesia, pero no puede haberlo por parte del Estado", ha manifestado el fundador de Mans Petites y denunciante de los abusos en la escuela Maristes de Barcelona, Manuel Barbero, en declaraciones a los medios.

Los socialistas, sin embargo, todavía mantienen reservas sobre la comisión de investigación. Su portavoz en el Congreso, Héctor Gómez, decía hace unos días que están estudiando cuál es la herramienta más "adecuada" para indagar en esta lacra. El PSOE quiere esperar que los letrados del Congreso den su criterio sobre si este mecanismo es adecuado y se espera que a lo largo de este lunes se elabore el informe. Así lo ha manifestado el portavoz del partido, Felipe Sicilia, en rueda de prensa desde Ferraz: "Hay informes que realizan letrados de la cámara que todavía no se conocen. Es importante para ver la posición que tomamos".

El PNV ha sido otra de las formaciones interpeladas para que apoye la iniciativa, dado que su grupo parlamentario ha presentado una propia. En su caso, defienden que la mejor manera de investigar es que el gobierno español cree una comisión de expertos independientes para así evitar la disputa política que se acostumbra a vivir en las comisiones parlamentarias. Tanto las víctimas como el presidente de Unidas Podemos, Jaume Asens, han coincidido en que no son fórmulas incompatibles, pero han pedido a los nacionalistas vascos que también apoyen su propuesta. "El apoyo de un partido católico puede contribuir a que la Iglesia también se avenga a colaborar", ha destacado uno de los portavoces de las víctimas.

El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido que la comisión no solo aborde los abusos en el marco de la Iglesia católica, sino en todos los ámbitos. Preguntado por si apoyará la iniciativa de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, no ha aclarado el sentido del voto, si bien ha expresado su rechazo a esta práctica "infecta". "No hay nada más atroz que intentar abusar de niños indefensos y no hay nada más cobarde que intentar ocultarlo. Por lo tanto, el PP irá hasta el final, sea quien sea, lo haya cometido un consejero, un profesor, un cura o un político", ha remarcado.

A la reunión con Unidas Podemos también ha asistido el escritor barcelonés Alejandro Palomas, que hace unos días recibió una llamada del presidente español, Pedro Sánchez, para solidarizarse con él. Barbero ha lamentado que él no ha obtenido respuesta a la carta que trasladó a la Moncloa. También han participado en el encuentro Pilar Polo, encargada de relaciones institucionales de la Fundació Vicki Bernadet; Jose Luis Pérez, miembro de la asociación de víctimas de abusos en centros religiosos de Navarra; Fernando García-Salmones, víctima de abusos sexuales en el colegio Claret de Madrid; Leonor García, víctima de abusos sexuales en un sanatorio para niños con tuberculosis en Bilbao, y Antonio Carpallo, víctima en un internado de los salesianos de Sevilla, entre otros que han preferido no dar su nombre.

"El sufrimiento no prescribe"

Pérez ha querido destacar la importancia de la reunión de este lunes porque tiene muchas esperanzas puestas. "El sufrimiento no prescribe, seguirá hasta el día de la muerte", ha subrayado. Así, ha defendido abrir el debate y la investigación en el Congreso, teniendo en cuenta que en otros lugares donde también habría que indagar, como la propia Iglesia, "no tenemos las puertas abiertas", se ha quejado. La respuesta a las denuncias por parte de la institución eclesiástica ha sido en la mayoría de los casos poco satisfactoria para las víctimas, si bien no ha sido la misma por todas partes. De todas maneras, García-Salmones ha dejado claro que "no se tendría que permitir que el celibato eduque a un niño, porque una persona reprimida no puede educar".

Por su parte, Leonor García ha apuntado que el nivel de violencia infantil contra las mujeres es "más alto", pero que muchas no se atreven a denunciar. Fue su caso: sufrió abusos durante siete meses cuando tenía ocho años en un sanatorio para niños con tuberculosis en Bilbao, y pensó que no le importaría a nadie. Eso sí, no se quedó callada y lo ha explicado en sus escritos. "No somos nosotras las que tenemos que tener vergüenza. Si somos un clamor, tendremos más fuerza que la que tienen ellos", ha defendido. Polo también ha hecho un llamamiento a todas las víctimas a levantar la voz.

stats