Exposiciones
Cultura  /  Arte 22/06/2022

Polémica en la Documenta: cubren una obra de arte indonesia considerada antisemita

El alud de críticas que tildaban la obra de discriminatoria y de propaganda nazi ha obligado a hacer un gesto insólito un día después de la inauguración

2 min
El mural titulado 'La justicia del pueblo' del colectivo indonesio Taring Padi

BarcelonaLa frase hecha "corramos un tupido velo" ha funcionado de manera literal en la Documenta de Kassel, la cita más importante del mundo del arte contemporáneo, que abrió el pasado domingo. Los organizadores han decidido tapar con trapos negros una obra de arte monumental de un colectivo indonesio, instalada en una plaza de Kassel, porque el gobierno alemán y la comunidad judía la consideran antisemita.

"El colectivo Taring Padi y la dirección artística de la Documenta hemos decidido cubrir este trabajo y colocar una placa explicativa", ha comunicado la dirección en la web. También añade que los autores son un colectivo progresista que lamenta la polémica porque en ningún momento quería "representar negativamente ningún grupo étnico o pueblo".

El escándalo estalló recién inaugurada la muestra. La obra en cuestión, de 9 x 12 metros, tiene un jurado popular en lo alto que ejerce la "justicia del pueblo" y debajo está llena de escenas tribales, de manifestaciones y de animales encerrados. Está llena de símbolos. Se puede ver un hombre con kipá, sombrero donde se lee "SS" y un corte de pelo típico de los judíos ortodoxos, con los ojos inyectados en sangre y un cuchillo entre los dientes afilados. Otro de los personajes es un policía con cabeza de cerdo que lleva una estrella de David y un casco del Mossad.

El presidente del país, Franz Walter Steinmeier, ya criticó la obra y dijo que se había planteado no ir a la muestra. Las críticas han seguido: desde la ministra de Cultura hasta la embajada de Israel o el Consejo de los Judíos de Alemania. Claudia Roth, responsable de Cultura del gobierno, ha dicho que "se trata de un lenguaje visual antisemita". "La libertad del arte acaba donde empieza la discriminación", ha añadido el presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, Josef Schuster, que ha criticado a los comisarios de Documenta 15. Para el embajador israelí, se trata de imágenes que "recuerdan a la propaganda de Goebbels".

Como recoge Efe, el debate sobre el presunto antisemitismo en la Documenta ya empezó hace meses, cuando se acusó a los comisarios, el colectivo indonesio Ruangrupa, de invitar a organizaciones que apoyan el boicot cultural a Israel o que son abiertamente antisemitas. El director del centro Anna Frank de Frankfurt, Meron Mendel, había señalado también la ausencia de artistas de Israel. Sobre la obra dice que "se trata de clara agitación antisemita; son cosas que se conocen de la propaganda nazi".

Otras obras de la Documenta han sido polémicas, como la serie Guernica Gaza, de Mohamed Al Hawarjis, que vincula el bombardeo nazi de Gernika y los ataques israelíes en Gaza. La Documenta, que es quinquenal, se conoce popularmente como el museo de los 100 días, porque es lo que dura la exposición de 1.500 artistas de todo el mundo en 32 puntos de Kassel.

stats