Cultura 05/03/2021

'El monstruo de St. Pauli': la vida de un psicópata, explicada en imágenes que apestan a muerte

Fatih Akin lleva al cine los crímenes misóginos de Fritz Honka en un film que no ofrece explicaciones sobre la violencia del psicópata

2 min
Jonas Dassler a 'El monstruo de St. Pauli'
Disponible en:

'El monstruo de St. Pauli'

(2,5 estrellas)

Dirección: Fatih Akin. Guion: Fatih Akin a partir de la novela de Heinz Strunk. 110 min. Alemania (2019). Con Jonas Dassler, Margarete Tiesel, Adam Bousdoukos y Katja Studt. Disponible en Filmin a partir del 5 de marzo

Viendo El monstruo de St. Pauli, resulta un consuelo pensar que el recurso promocional del Odorama no haya tenido recorrido en el cine. Y es que las imágenes de la última película de Fatih Akin apestan a pixum, a sudor rancio y a la carne en descomposición de los cuerpos que el protagonista esconde en un agujero de su apartamento, lo cual le obliga a colgar por todas partes ambientadores de pino que disimulen el hedor. Cogiendo como base el libro de Heinz Struck que novela los crímenes misóginos de Fritz Honka, nombre propio de la crónica negra de Hamburgo, Akin ha realizado una película confrontacional, que no ofrece explicaciones a la violencia del psicópata, encarnado por Jonas Dassler bajo capas de maquillaje grasiento.

Tràiler d''El monstruo de St. Pauli'

Sin embargo, el director de En la sombra sí que se atreve a sugerir que el malvivir de Honka era un síntoma de una Alemania que, en la década de los setenta, todavía estaba gangrenada por las secuelas del nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Un estado anímico que se lee en el rostro del ex oficial de las SS mutilado y de las mujeres alcoholizadas que frecuentan el bar donde el protagonista capta a sus víctimas. Posiblemente, Akin concibió esta travesía por la fealdad como un reconocimiento de la herencia de cultivadores de lo grotesco como por ejemplo George Grosz, pero no se puede deshacer de la sospecha (delatada por las fotografías de archivo que acompañan los créditos finales) de que, más que a crear un espejo deformante de la banalidad del mal, los esfuerzos del film se dirigen a degustar un morbo reproducido al por menor.

stats