Cultura 16/10/2021

"Las novelas se tienen que defender solas, ¿qué más da si el autor es hombre o mujer?"

Los tres autores que han ganado el premio Planeta explican las claves del misterio detrás del pseudónimo Carmen Mola

3 min
Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero este sábado con el premio Planeta

Barcelona"¿A que no nos presentamos al premio Planeta? Aguántame el café". Jorge Díaz explica de este modo la espontaneidad que guía los tres coautores de La tía abuela, que ayer al atardecer se llevaron el millón de euros del premio literario más bien dotado del mundo. La sorpresa fue triple porque no solo el ganador era un pseudónimo por primera vez en setenta años de historia del galardón, sino que además tras el nombre de Carmen Mola había tres guionistas y hombres: Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez, que ya habían publicado en Alfaguara una trilogía de novela negra con éxito de ventas. ¿Por qué usaron un pseudónimo en 2018 cuando publicaron La novia gitana? "Todo está mucho menos planificado de lo que pueda parecer –asegura Martínez–. A parte de que nuestros tres nombres habrían ocupado toda la portada, nos parecía extraño. En dos minutos y medio tomando un café decidimos un nombre: '¿Carmen mola? ¡Carmen Mola!' Es así de tonto y de sencillo. Pensamos que así nos evitábamos las giras y las ruedas de prensa". Este objetivo quedará ahora olvidado con la extensa gira que acompaña la promoción del premio Planeta, que llegará a las librerías el 4 de noviembre con una tirada de 210.000 ejemplares. La obra finalista, el triángulo amoroso situado en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial Últimos días en Berlín, de Paloma Sánchez-Garnica, tendrá una tirada de 90.000 ejemplares.

¿Y por qué el nombre de una mujer para vender las historias truculentas de la inspectora Elena Blanco? "Las novelas se tienen que defender solas. ¿Qué más da si el autor es hombre o mujer? Se le está dando mucha importancia y no tiene tanta. Podría haber sido Daniel Cervera. Si te gusta la historia, te gusta y punto", afirma Díaz, cuando se les pregunta por este cambio de género más propio históricamente de las mujeres, que se amparaban tras un pseudónimo masculino para poder publicar. Martínez añade que justamente su éxito demuestra que "son las historias las que han funcionado". "Pensamos mucho las tramas pero a las cosas del día a día no les damos tanta importancia", asegura Díaz. "El éxito nos ha ido arrastrando y hemos reaccionado a lo que pasaba sin pararnos a pensar tanto". En el caso de La tía abuela, el reto era "romper con el encorsetamiento de la novela policiaca, que tiene unas normas muy rígidas", y añadir el género de la novela histórica con la recreación del "Madrid lleno de barro, sumido en la violencia de Guerra Carlina, el Madrid a medias de 1834", explica Mercero, que ve "ecos de Charles Dickens pero manteniendo las señales de identidad de Carmen Mola". Aquí una niña huérfana busca a su hermana con la ayuda de un periodista y de un monje. El trío también ha revelado su modus operandi de trabajo cooperativo. En una writer's room lanzan las ideas y las soluciones de la trama y "triunfa la que convence a los otros dos", describe Díaz, que afirma que al final no podría discernir quién ha escrito qué.

Tras cuatro años manteniendo el misterio, e incluso inventándose una biografía para esta profesora madrileña con tres hijos, salir a la luz era inevitable: "Teníamos la sensación de que nos pillarían en cualquier momento y pensamos en escoger nosotros el momento, y hacerlo por la puerta grande". "Como sabíamos que pasaría, teníamos que tomar la decisión", dice Jorge Díaz. Ya había demasiados escapes. Más allá de su agente literaria, Justyna Rzewska, estaba Atresmedia (del Grupo Planeta) produciendo una adaptación de La novia gitana que se tiene que rodar y estrenar el año que viene y que tiene al mismo Antonio Mercero al frente del guion y a Paco Cabezas como director. De hecho, los tres guionistas de televisión se conocían porque han coincidido en series como Hospital Central y Monteperdido . También se prevé la adaptación de la segunda novela, La red púrpura.

A pesar de que Carmen Mola dé el salto a Planeta, el título previsto para esta primavera en Penguin Random House, Las madres , se publicará igual. No han respondido sobre si toda la obra de la inspectora Elena Blanco acabará yendo a Planeta o qué hará Carmen Mola en un futuro. "Está en los Hamptons. Ella disfrutaba del anonimato y nadie le pedía por qué escribía cosas tan desagradables. Ahora debe de estar decepcionada, pero el premio se lo merece", dice Martínez.

stats