Música y tecnología
Cultura 21/10/2021

Un Sónar de otoño con inteligencia artificial y discoteca

El CCCB y el Poble Espanyol acogerán una edición especial del festival con el público de pie

3 min
Holly Herndon es una de las participantes al Sónar CCCB y a la AI and Music Festival

BarcelonaUn duelo entre el pianista Marco Mezquida y la inteligencia artificial (AI) desarrollada por científicos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). La creación de un grupo coral con voces artificiales a partir del trabajo de Maria Arnal, Holly Herndon y las Tarta Relena. Una coreografía entre la bailarina Kiani del Valle y unos misteriosos organismos artificiales creados por investigadores de la UPC. Un proyecto sobre el impacto ambiental de la tecnología (concretamente, de las cookies) a cargo de la artista activista Joana Moll y Patricio Reyes, del Barcelona Supercomputing Center. Una sesión de un DJ artificial. Una charla sobre cirugía estética digital con la participación de Filipo Custic, creador de la imagen del disco El mal querer de Rosalía. Y, claro, mucha música para bailar de pie y sin distancia social (pero con mascarilla). Efectivamente, a finales de octubre vuelve un Sónar antes del Sónar de verano de 2022 y con un formato que recuerda Al de la edición de 1996, cuando el festival se celebró en el CCCB y en el Poble Espanyol.

Estos dos espacios concentrarán la actividad presencial de este Sónar de otoño, que se celebrará del 27 al 30 de octubre y que tendrá como hilo conductor la implicación de la inteligencia artificial en la creación artística. De acuerdo con el Procicat, el acceso al CCCB y al Poble Espanyol será con el certificado de vacunación de pauta completa o con test de antígenos negativo (hecho hasta 48 horas antes) o con PCR negativa (hecho hasta 72 horas antes), o bien con certificado de haber superado la infección de covid en los últimos seis meses.

Una vez adentro habrá más de cuarenta conciertos y sesiones de DJ y más de treinta ponentes en las actividades profesionales del Sónar+D. Buena parte de la programación será en cinco espacios del CCCB de 11 h a 00 h, pero también habrá dos noches en una carpa del Poble Espanyol (de 22 a 4 h) para 4.100 personas que podrán bailar con DJs como Laurent Garnier, Nina Kravitz y Angel Molina, entre otros. "Queremos revalorizar el factor presencial, pero el elemento digital también formará parte del festival", ha explicado uno de los codirectores del Sónar, Ricard Robles, en rueda de prensa en la Antiga Fàbrica Estrella Damm. La experiencia virtual de la edición pandémica del año pasado se incorpora a un festival presidido por las ganas de recuperar lo mejor del mundo antes del covid. "El público está esperando música en directo y nombres internacionales", asegura otro de los codirectores, Enric Palau. Y las dos cosas estarán presentes en un Sónar que también da un protagonismo destacado a "la escena local". Entre la oferta internacional, el sofisticado pop electrónico del dúo Il Quadro di Troisi, el preciosismo sintético de Koreless y el ambiente de Space Afrika. El factor local, que representa más del 50% de la programación, incluye nombres como Marina Herlop, Rakky Ripper, La Niña Jacaranda y BFlecha.

Llevar la inteligencia artificial al límite

Esta vez, además, el Sónar acogerá una jornada especial el jueves 28 de octubre dedicada a la AI and Music, un festival de inteligencia artificial y música organizado con la colaboración de la UPC e impulsado por el programa S+T+ARTS de la Unión Europea que también incluye las jornadas AI Ópera IA, sobre las posibilidades de la inteligencia artificial en la ópera contemporánea. La inauguración de la AI and Music será el concierto de Marco Mezquida en L'Auditori el miércoles 27 (aquí no hay que presentar certificado de vacunación). Como explica Carles Sora, director del Centro de la Imagen y la Tecnología Multimedia de la UPC, para la inteligencia artificial, muy eficiente trabajando a partir de datos, interactuar con músicos es especialmente interesante porque "la creación artística y las emociones la llevan al límite". Explorar este límite es uno de los propósitos de este Sónar, que quiere "desmitificar la tecnología de la inteligencia artificial y hacer divulgación a través del arte", en palabras de la comisaria del Sónar+D, Antònia Folguera.

stats