BALONCESTO - EUROBASKET
Deportes  /  Baloncesto 12/09/2022

Lauri Markkanen, el prodigio finlandés que no deja dormir a España

El padre de la gran sensación del Eurobasket jugó en el Sant Josep de Badalona

2 min
Lauri Markkanen

BarcelonaEl baloncesto finlandés no tiene muchas buenas historias para explicar. Dos de sus mejores jugadores, Pekka Markkanen y Riikka Ellonen, escribieron algunos de los pasajes más importantes de su selección. Él fue designado tres veces como mejor jugador del país durante los años 90. Ella, toda una pionera, fue una de las jugadoras internacionales que abrieron camino a las generaciones futuras. Su legado deportivo, sin embargo, no se acabó con su retirada, puesto que sus tres hijos se convirtieron en deportistas profesionales.

Los tres hijos han hecho camino en el mundo del deporte. Lauri se ha convertido en uno de los jugadores más decisivos del Eurobasket, mientras que sus hermanos también se han abierto camino en el fútbol y al baloncesto. Eero Markkanen, que actualmente juega en el HIFK Helsinki, fue una de las apuestas de futuro del Real Madrid, pero Zinedine Zidane lo despidió del filial blanco alegando que estaba demasiado gordo. El futbolista, a quien acusaron de pesar 18 kilos más de su peso ideal, tan solo marcó dos goles en diez partidos. Miikka Markkanen, por su parte, optó por el baloncesto, pero una grave lesión de tobillo frenó su progresión.

Lauri Markkanen, que actualmente juega en los Utah Jazz (NBA), es el gran miedo de la selección española para acceder a las semifinales del Eurobasket. Después de anotar 43 puntos contra Croacia, todo el mundo teme al polivalente jugador de 2,13 metros de altura. Su media asusta: 27,8 puntos y 7,7 rebotes por partido. "Es fantástico anotar 43 puntos, pero solo me importaba ganar el partido. Solo intento ayudar al equipo", resume Markkanen, que se ha situado al nivel de Luka Doncic, Giannis Antetokounmpo o Nikola Jokic. "Con él es más fácil ganar los partidos", asegura Sasu Salin, compañero de selección del finlandés y jugador del Lenovo Tenerife.

Lauri Markkanen durante un partido

Después de jugar a las órdenes de Roy Williams en Kansas, el padre de Lauri, Pekka, defendió durante un año la camiseta del Sant Josep Euroarreglos (1993-94). El equipo badalonés, que contaba con jóvenes como Iván Corrales, Joffre Lleal, Dani García, César Sanmartín o Carles Marco, llegó a disputar la fase de ascenso a la ACB, pero perdió contra el Salamanca (2-1). “Tengo grandes recuerdos de mi época en Badalona”, dice el ex jugador, que también compitió en Hungría, Alemania, Francia o Finlandia.

"Pekka era muy callado"

“Recuerdo que era un jugador muy callado. Tenía dificultados con el inglés, y el resto de compañeros del equipo éramos muy jóvenes. Supongo que nos veía en otra sintonía. Tenía un buen lanzamiento de cuatro o cinco metros. El verano del 2016 coincidí con él en el Eurobasket U20 de Finlandia, donde jugaba su hijo. Lo saludé y estuvimos hablando un rato, reviviendo los recuerdos de aquella temporada en Badalona", explica al ARA Marco, que actualmente es el responsable de selecciones de la Federación Catalana de Baloncesto (FCBQ).

El día antes de estrenarse en el Eurobasket Markkanen vio cómo los Cleveland Cavaliers lo traspasaban a los Utah Jazz en una operación que acabó con Donovan Mitchell en el equipo de Ricky Rubio. Marcado por las lesiones, la continuidad es una de las grandes asignaturas pendientes del jugador finlandés, que continúa rompiendo estereotipos con sus atípicas transiciones.

stats