Barça
Deportes  /  Barça 01/08/2022

Miralem Pjanic: ¿de descartado a rescatable?

El bosnio tenía un pie y medio fuera del club, pero se podría acabar quedando y luchar por un lugar en el mediocampo

Oriol Cartró
3 min
1408493712

BarcelonaMiralem Pjanic ha sido una de las carpetas con asterisco de la pretemporada del Barça. El bosnio ha sorprendido al entrenador, Xavi Hernández, y su futuro en el club podría haber dado un giro de 180 grados: de baja asegurada a posibilidad de quedarse este curso. Pjanic tiene dos años más de compromiso como culé y se quiere quedar. El Barça necesitaría venderlo, pero nadie quiere pagar un traspaso por un jugador de 32 años con un salario elevado y contrato todavía por cumplir. La carta de libertad no saldría muy a cuenta.

Pjanic llegó al Barça en el verano del 2020, en un intercambio con Arthur resumido como una operación financiera con la Juventus. No se incorporó al club azulgrana hasta unos meses después, por el hecho de que las competiciones se tuvieron que alargar por la pandemia. Además, tampoco empezó con buen pie, puesto que dio positivo por covid y se perdió los primeros partidos ligueros. El bosnio debutó en la jornada 3 ante el Villarreal disputando los últimos 12 minutos del partido. En su primera temporada disputó un total de 1.295 minutos repartidos entre 30 partidos, entre Liga, Champions, Copa y Supercopa de España. A medida que la temporada fue avanzando, perdió protagonismo y no entendía el porqué de sus ausencias, motivo de queja hacia el entrenador en aquel momento, Ronald Koeman.

A partir de febrero, Pjanic desapareció. Entre lesiones y decisiones técnicas, estuvo casi tres meses sin jugar, y solo acabó disputando unos 20 minutos irrisorios de los dos últimos partidos de una liga sentenciada. Siguiendo el ritmo decreciente de sus minutos en el final de la temporada 2020/2021, llegó el mercado de fichajes de verano, y el club tenía entre ceja y ceja intentar colocarlo donde fuera posible para evitarse un salario muy elevado y porque era un descartado de Koeman.

El centrocampista estuvo cerca de volver a la Juventus italiana, club desde el cual llegó al Barça, pero las operaciones no fructificaron. Sin opción de cederlo o traspasarlo a otro equipo, se cerró el mercado de fichajes en la mayoría de ligas del continente, pero todavía quedaba el comodín de Turquía, donde no cerraba el mercado hasta una semana más tarde. Así, el Barça pudo ceder a Pjanic al Besiktas, en una operación en la que el club azulgrana tuvo que pagar parte de una ficha previamente rebajada.

La resurrección de Pjanic

El club turco, descontento con el rendimiento del jugador, decidió no alargar la cesión. Al volver a Barcelona, a pesar de que parecía que era uno de los jugadores descartados por Xavi, Pjanic acabó subiendo al avión de la gira que el Barça ha hecho por los Estados Unidos. No jugó los dos primeros partidos, contra el Inter de Miami y el Real Madrid, pero en los dos últimos, contra la Juve y el New York Red Bulls, el bosnio ha participado a un buen nivel. Contando también el primer amistoso contra el Olot, donde jugó toda la segunda parte, Pjanic ha disputado un total de 129 minutos en la pretemporada, unos números aceptables teniendo en cuenta que Xavi los ha repartido mucho entre todos los jugadores de la plantilla.

Queda un mes para que se cierre el mercado de fichajes y Pjanic tiene la posibilidad de quedarse y luchar por un lugar en el centro del campo. Si se acaba marchando Frenkie de Jong y no llega nadie en su lugar, el bosnio podría ser un recambio del neerlandés. Por otro lado, también podría ser un sustituto de Busquets en la posición de pívot, en la cual también lucha Nico por asentarse. De momento, tiene un visto bueno, el de Xavi, que no tuvo con Koeman en el banquillo. El entrenador de Terrassa solo ha dedicado buenas palabras hacia el bosnio y siempre lo ha calificado de un "gran jugador", pero está por ver si se traducirán en minutos en los terrenos de juego si el ex de la Juve acaba quedándose.

stats